15. BEBIDAS (Nota)


El presente capítulo comprende cinco grupos principales de productos que difieren por su procedencia, aplicaciones, valor nutritivo e importancia comercial.

En el primer grupo figuran los productos que suelen estar presentes en la naturaleza y que se utilizan sobre todo para beber, como agua, hielo y nieve. También se incluyen aquí el agua mineral y el agua gaseosa, aun cuando se produzcan artificialmente.

El segundo grupo comprende el agua a la que se han añadido edulcorantes y aromatizantes. Este grupo de bebidas ha avanzado considerablemente en el mercado en los últimos años y representa una contribución importante al consumo de alimentos en algunas zonas, debido al contenido de edulcorantes (hasta un 20 por ciento del peso) de estas bebidas.

En el tercer grupo se incluyen las bebidas alcohólicas más tradicionales de consumo humano. Normalmente el contenido alcohólico de estas bebidas, que se obtienen mediante fermentación de numerosos cultivos vegetales, oscila entre el 3 y el 25 por ciento.

El cuarto grupo se refiere al alcohol etílico no desnaturalizado con una concentración alcohólica en volumen inferior al 80 por ciento, y normalmente entre el 40 y el 50 por ciento. En este grupo están incluidas todas las bebidas alcohólicas destiladas, con adición o no de edulcorantes y/o aromatizantes.

El quinto y último grupo comprende los productos no destinados al consumo humano, pero incluidos aquí por su estrecha relación con las bebidas alcohólicas. En este caso, la concentración alcohólica en volumen es del 80 por ciento o superior. Este grupo comprende tanto el alcohol no desnaturalizado como desnaturalizado.