Página precedente Indice Página siguiente


Capítulo 3. Caracterización de la porcicultura, manejo de excretas y estudios de caso en granjas de la región


3.1. Caracterización de la porcicultura y manejo de excretas.

Desde hace varias décadas se sabe que el sector pecuario se ha constituido como uno de los principales factores de contaminación del río Lerma, debido al número y volumen de descargas provenientes, en especial, de unidades de producción porcícola, localizadas alrededor del municipio de La Piedad. Aunque se han realizado varios estudios tendientes a evaluar el impacto ambiental de la actividad porcícola en la región, los esfuerzos han sido aislados y enfocados a aspectos particulares dentro de un problema que tiene un origen multifactorial. Uno de los objetivos de la presente fase del proyecto es caracterizar todos los aspectos dentro de la producción porcícola vinculados, directa o indirectamente, con el problema de contaminación de los cuerpos de agua de la región, y a partir de este diagnóstico sustentar diferentes opciones para minimizar la excreción de contaminantes, y reducir su impacto sobre el medio ambiente. Una de las actividades realizadas para alcanzar esta meta fue la de levantar una encuesta entre porcicultores de la región, y los resultados se presentan a continuación.

3.1.1. Selección y localización de las granjas encuestadas.

Las granjas encuestadas son granjas representativas de acuerdo al tipo de producción, en su mayoría de ciclo completo. Están enclavadas en los municipios más importantes en cuanto a producción de cerdos en el área de estudio, además de que se encuentran localizadas en las áreas de influencia de las microcuencas consideradas como de "riesgo". Su representatividad en cuanto a producción porcina en el área de estudio es de aproximadamente un 10 % con relación a la población total de explotaciones, considerando que en el área de estudio se produce alrededor del 80 % de los cerdos con relación al resto de los 3 estados, y cerca del 40 % con respecto al resto del país.

Se aplicaron un total de 40 encuestas en el área de estudio. De estas, corresponden 11 al estado de Jalisco, dos a Guanajuato y 27 a Michoacán. Debido a que las encuestas realizadas en el estado de Guanajuato corresponden a la localidad de Santa Ana Pacueco, y considerando su cercanía a La Piedad, y a que comparten características muy similares a las granjas de La Piedad, se decidió considerarlas dentro del estado de Michoacán. De esta manera, en las Entidades Federativas señaladas, la proporción de encuestas en Jalisco fue del 29.7 %, y en Michoacán del 60.3%.

En Jalisco, la encuesta se concentró en el Municipio de Tepatitlán en un 100 %, en tanto que en Michoacán la encuesta se realizó en varios municipios sobresaliendo La Piedad con un 41.4 % y Numarán con un 13.8 %. Cabe señalar que la mayoría de las granjas de cerdos encuestadas en Michoacán pertenecen a la Asociación Local de Porcicultores de La Piedad, aunque aproximadamente el 28 % de las granjas que se encuestaron (8 granjas) se encuentran localizadas en municipios vecinos a la región de estudio. Estas granjas se encuentran registradas en la Asociación de La Piedad debido a su cercanía a este municipio y a que comparten problemas similares, en especial, en lo referente a la excreción y el manejo de residuos de las granjas. Debido a lo anterior, se decidió incluir estas granjas en el estudio para incrementar el número de observaciones y ampliar la información sobre las prácticas de manejo de excretas de las granjas que aunque se encuentran más alejadas del Río Lerma, representan también un riesgo potencial de contaminación del mismo.

En este documento, cuando se hace referencia a las granjas de Jalisco, se entiende que son las granjas encuestadas en Tepatitlán, y cuando se hace referencia a las granjas de Michoacán, se entiende que se refiere a las granjas encuestadas en el municipio de La Piedad, y municipios circunvecinos, incluyendo aquellas localizadas en Santa Ana Pacueco.

3.1.2. Modalidad de las granjas.

El 90 % de las granjas corresponden a las de ciclo completo, y 10 % a las granjas de engorda, siendo muy similares estas características en ambas entidades federativas (Cuadro 3.1). En adición, se identificaron 8 granjas que pertenecen al sistema multi-sitios, las que representan un 20 % del total de granjas. En Jalisco la proporción de granjas de ciclo completo es menor y las de engorda y multi-sitio son mayores al promedio regional; mientras que en Michoacán, la proporción de granjas de ciclo completo es mayor y las granjas de engorda y multi-sitio son menores al promedio regional.

3.1.3. Parámetros productivos y reproductivos.

Las granjas encuestadas fueron de tamaño pequeño a mediano ya que son las más características en el área de estudio. Algunos parámetros técnicos obtenidos como son el número de lechones nacidos y destetados, los días a la venta y la ganancia de peso promedio durante el período de engorda (Cuadro 3.2) se encuentran por debajo de los niveles óptimos de producción, lo que refleja ineficiencias en las diferentes etapas de producción, lo que se relaciona a una mayor ineficiencia en la conversión alimenticia, y consecuentemente, una mayor excreción de nutrientes. De los indicadores técnicos evaluados, el de mayor impacto sobre la excreción de nutrientes es el de los días que tardan los cerdos en llegar al peso de venta, ya que los cerdos de engorda son los que representan la mayor proporción de animales en la granja y son los que mayor volumen de alimento consumen durante su vida productiva. La eficiencia reproductiva es el otro aspecto que refleja deficiencias, y si esta se mejora, se podría aumentar el volumen de producción o se puede mantener el mismo volumen de producción con un menor número de cerdas.

Cuadro 3.1. Modalidad de las granjas encuestadas1.

Región de estudio

Frecuencia

% total

% relativo

Engorda

4

10.0


Ciclo completo

36

90.0


Sistema multi-sitio

8

20.0


Jalisco




Engorda

3

7.5

27.27

Ciclo completo

8

20.0

72.33

Sistema multi-sitio

3

7.5

27.27

Michoacán




Engorda

1

2.5

3.45

Ciclo completo

28

70.0

96.55

Sistema multi-sitio

5

12.5

17.24

1 Las granjas con sistema multi-sitio se consideran aquellas donde se mantiene una separación que generalmente es de varios kilómetros entre las áreas de maternidad, destete y engorda.

Cuadro 3.2. Parámetros productivos y reproductivos de las granjas encuestadas.


Frec

%

Promedio

Mínimo

Máximo

Número de cerdas en producción

35

87.5

121

5

330

Número de cerdos en total

35

87.5

1203

120

6809

Días en lactancia

33

82.5

25

18

45

Lechones nacidos en total/cerda

36

90.0

10.6

7.0

14.0

Lechones nacidos vivos/cerda

35

87.5

10.0

8.0

13.0

Peso individual al nacimiento, kg

24

60.0

1.26

.45

2.00

Mortalidad en lactancia, %

34

85.0

16.0

0

32.7

Lechones destetados/cerda/parto

34

85.0

8.4

7.0

10.5

Peso individual al destete, kg

33

82.5

7.2

4.0

12.0

Días de retorno al estro

35

87.5

6.5

2.0

25.0

Cerdas desechadas/mes

31

77.5

5.6

1.0

28.0

Vida productiva de la cerda, partos

36

90.0

6.5

1.0

12.0

Cerdos enviados al rastro/año

34

85.0

1740

60.0

10248

Peso a la venta, kg

37

92.5

100.5

90.0

120.0

Días a la venta

36

90.0

167.1

140.0

210.0

Ganancia de peso/día, kg

36

90.0

.600

.50

.67

3.1.4. Uso de alimentos.

En las etapas de preiniciación e iniciación son más comunes los alimentos comerciales (Cuadro 3.3) debido a que en estas dos etapas se requiere incluir en las dietas ingredientes de alta calidad nutricional y muy digestibles para que los cerdos jóvenes los puedan asimilar adecuadamente. Debido a los elevados costos de estos ingredientes y el mayor manejo que implica en la fábrica de alimentos, los porcicultores prefieren usar alimentos comerciales en los cuales ya viene incluidos algunos de estos productos. En la etapa de destete se reduce dramáticamente el uso de alimentos comerciales debido a que los cerdos han alcanzado su madurez fisiológica, y se incrementa el uso de premezclas (en especial de vitaminas y minerales) las cuales son mezcladas en la misma granja con los otros ingredientes, como son: sorgo o maíz y pasta de soya. En segundo lugar de importancia se utilizan alimentos comerciales, y en tercer lugar los granos (en general sorgo o maíz) los que se mezclan con un concentrado comercial en donde se incluyen fuentes de proteína, vitaminas y minerales. En las etapas de crecimiento y finalización y en el pie de cría (reproductoras y sementales), también es más común el uso de premezclas comerciales para integrarlas al alimento junto con los otros ingredientes en la misma granja.

Cuadro 3.3. Tipos de alimentos usados (%) en las diferentes etapas productivas.

Etapa productiva

Alimento comercial

Grano + concentrado

Premezcla + granos

Combinación de las anteriores

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Preiniciación

26

65.0

1

2.5

7

17.5

1

2.5

Iniciación

22

55.0

3

7.5

8

20.0

2

5.0

Destete

11

27.5

7

17.5

16

40.0

3

7.5

Crecimiento

9

22.5

8

20.0

17

42.5

3

7.5

Finalización

9

22.5

8

20.0

17

42.5

3

7.5

Reproductoras

10

25.0

7

17.5

16

40.0

2

5.0

Sementales

11

27.5

4

10.0

16

40.0

1

2.5

3.1.5.1. Uso de aditivos alimenticios.

Los aditivos generalmente se incluyen en los alimentos terminados o en las premezclas de minerales. Uno de los aditivos alimenticios de mayor interés para reducir la excreción de fósforo son las fitasas, aunque en apariencia su uso es muy limitado en la región (Cuadro 3.4). Las fitasas son enzimas que incrementan la disponibilidad de fósforo y otros minerales presentes en los alimentos, de manera que es posible reducir los niveles de minerales en las dietas y así reducir su excreción al medio ambiente.

Cuadro 3.4. Uso de aditivos en la alimentación


Frecuencia

%

Antibióticos en dosis preventivas

5

12.5

Antibióticos en dosis curativas

8

20.0

Fitasas

1

2.5

Promotores del crecimiento

8

20.0

Se desconoce

2

5.0

Hay otros aditivos, como antibióticos y promotores del crecimiento (Cuadro 3.4) que se incluyen en las dietas pero que su uso no se encuentra totalmente sustentado, y en cambio, repercuten en el costo de la dieta, y por tanto, en los costos totales de producción. Es importante seleccionar cuidadosamente los productos más convenientes, lo que dependerá de condiciones particulares de cada granja, con el fin de reducir su impacto sobre los costos de producción, y por ende, en la eficiencia económica.

3.1.6. Tipo de instalaciones.

En los Cuadros 3.5, 3.6 y 3.7 se observa que las casetas abiertas se encuentran comúnmente en los alojamientos para sementales y reproductoras en gestación, cerdos en etapas de crecimiento-desarrollo y finalización, incluyendo las áreas para cerdas de reemplazo. La proporción de casetas abiertas es ligeramente mayor en Michoacán que en Jalisco. Por su parte, en las áreas de maternidad y lechones en preiniciación e iniciación, predominan las casetas cerradas y las jaulas. Las casetas cerradas son más comunes en Jalisco, pero las jaulas se encuentran en mayor frecuencia en las granjas de Michoacán. Con respecto a los pisos, en las etapas de crecimiento-desarrollo, finalización y reemplazos son comunes las instalaciones con piso sólido, combinando en menor proporción con la charca inundada. Los pisos sólidos presentan una mayor frecuencia en Michoacán. Los pisos de tierra solamente se encuentran en los corrales para sementales.

Cuadro 3.5. Tipo de instalaciones detectadas en las granjas porcícolas en la región de estudio.

Etapa Productiva

Casetas abiertas

Casetas cerradas

Jaulas

Piso sólido

Piso tierra

Piso cemento con charca inundada

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Sementales

21

52.5

11

27.5

5

12.5

26

65.5

2

5.0

-

-

Gestación

20

50.0

-

-

23

57.5

25

62.5

-

-

-

-

Maternidad

-

-

26

65.0

27

67.5

17

42.5

-

-

-

-

Preiniciación

-

-

24

60.0

17

42.5

-

-

-

-

-

-

Iniciación

13

32.5

18

45.0

11

27.5

-

-

-

-

-

-

Crec/Desarrollo

18

45.0

-

-

-

-

24

60.0

-

-

2

5.0

Finalización

21

52.5

-

-

-

-

27

67.5

-

-

3

7.5

Reemplazos

15

37.5

-

-

-

-

21

52.5

-

-

1

2.5

Cuadro 3.6. Tipo de instalaciones en las granjas porcícolas en Jalisco.

Etapa Productiva

Casetas abiertas

Casetas cerradas

Jaulas

Piso sólido

Piso tierra

Piso cemento con charca inundada

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Sementales

3

27.3

6

54.5

1

9.1

6

54.5

1

9.1

-

-

Gestación

2

18.2

-


5

45.4

5

45.4

-

-

-

-

Maternidad

-

-

9

81.8

5

45.4

4

36.4

-

-

-

-

Preiniciación

-

-

8

72.7

5

45.4

-

-

-

-

-

-

Iniciación

2

18.2

7

63.6

3

27.3

-

-

-

-

-

-

Crec/Desarrollo

4

36.4

-

-

-

-

6

54.5

-

-

1

9.1

Finalización

5

45.4

-

-

-

-

7

63.6

-

-

1

9.1

Reemplazos

2

18.2

-

-

-

-

5

45.4

-

-

-

-

Cuadro 3.7. Tipo de instalaciones en las granjas porcícolas en Michoacán.

Etapa Productiva

Casetas abiertas

Casetas Cerradas

Jaulas

Piso sólido

Piso tierra

Piso cemento con charca inundada

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Sementales

18

62.1

5

17.2

4

13.8

20

69.0

1

3.4

-

-

Gestación

18

62.1

-

-

18

62.1

20

69.0

-

-

-

-

Maternidad

-

-

17

58.6

22

75.9

13

44.8

-

-

-

-

Preiniciación

-

-

16

55.2

12

41.4

-

-

-

-

-

-

Iniciación

11

37.9

11

37.9

8

27.6

-

-

-

-

-

-

Crec/Desarrollo

14

48.3

-

-

-

-

18

62.1

-

-

1

3.4

Finalización

16

55.2

-

-

-

-

20

69.0

-

-

2

6.9

Reemplazos

13

44.8

-

-

-

-

16

55.2

-

-

1

3.4

3.1.6.1. Otras instalaciones de apoyo

Se observó que la mayoría de ñas granjas cuentan con oficina, bodega de alimentos, y con casa habitación. Esta tendencia se observa muy similar tanto en Jalisco como en Michoacán (Cuadro 3.8). La frecuencia de oficinas dentro de la granja es mayor en Jalisco con respecto a Michoacán.

3.1.7. Métodos y frecuencia de limpieza.

En relación a los métodos de limpieza, en Jalisco es más común el método manual y en Michoacán la combinación de métodos (limpieza manual y bomba de presión), seguida de la limpieza manual y del uso de la bomba de presión (Cuadro 3.9). Las preguntas sobre frecuencia de limpieza en las diferentes etapas productivas fue escasamente contestada por los porcicultores de Jalisco (Cuadro 3.10). En la mayoría de las granjas de Michoacán es más frecuente la limpieza de 1 a 3 días seguida por la limpieza cada 1 a 2 semanas. En algunos casos la limpieza se realiza entre 1 a 2 meses lo que incluye las áreas de destete y lactancia. En algunas granjas también se realiza la limpieza cada 3 meses, exclusivamente en las etapas de crecimiento y finalización.

Cuadro 3.8. Otras instalaciones de apoyo dentro de la granja.

Región de estudio

Frecuencia

% total

% relativo

Oficina

21

52.5


Bodega de alimentos

38

95.0


Casa habitación

26

65.0


Jalisco




Oficina

3

7.5

27.3

Bodega de alimentos

10

25.0

90.9

Casa habitación

7

17.5

63.6

Michoacán




Oficina

18

45.0

62.1

Bodega de alimentos

28

70.0

96.5

Casa habitación

19

47.5

65.5

El mayor uso de agua para la limpieza, y en apariencia, la mayor frecuencia de limpieza en las granjas de Michoacán, sugieren que existe una mayor producción de aguas residuales, lo que se corrobora más adelante con los resultados de uso de agua para bebida y limpieza (Cuadro 3.21). Por lo que el riesgo potencial de contaminación es mayor en las granjas de Michoacán, en especial, aquellas localizadas cerca del Río Lerma.

Cuadro 3.9. Métodos de limpieza en la región de estudio y su ponderación por estado.


Manual

Acarreo hidráulico

Bomba de presión

Combinación

Frec

% total

% relativo

Frec

% total

% relativo

Frec

% total

% relativo

Frec

% total

% relativo

Destete













Región de estudio

15

37.5


1

2.5


4

10.0


16

40.0


Jalisco

7

17.5

63.6

-

-

-

-

-

-

1

2.5

9.1

Michoacán

8

20.0

27.6

1

2.5

3.4

4

10.0

13.8

15

37.5

51.7

Crecimiento













Región de estudio

15

37.5


1

2.5


4

10.0


15

37.5


Jalisco

7

17.5

63.6

-

-

-

-

-

-

1

2.5

9.1

Michoacán

8

20.0

27.6

1

2.5

3.4

4

10.0

13.8

14

35.0

48.3

Finalización













Región de estudio

17

42.5


2

5.0


4

10.0


16

40.0


Jalisco

9

22.5

81.8

1

2.5

9.1

-

-

-

1

2.5

9.1

Michoacán

8

20.0

27.6

1

2.5

3.4

4

10.0

13.8

15

37.5

51.7

Reproductoras













Región de estudio

15

37.5


1

2.5


4

10.0


15

37.5


Jalisco

7

17.5

63.6

1

2.5

9.1

-

-

-

1

2.5

9.1

Michoacán

8

20.0

27.6

-

-

-

4

10.0

13.8

14

35.0

48.3

Cuadro 3.10. Frecuencia de limpieza en la región de estudio y su ponderación por estado.


1 a 3 días

1 a 2 semanas

1 a 2 meses

Cada 3 meses

Frec

% total

% relativo

Frec

% total

% relativo

Frec

% total

% relativo

Frec

% total

% relativo

Destete













Región de estudio

14

35.0


5

12.5


2

5.0


-

-

-

Jalisco

1

2.5

9.1

1

2.5

9.1

2

5.0

18.2

-

-

-

Michoacán

13

32.5

44.8

4

10.0

13.8

-

-

-

-

-

-

Crecimiento













Región de estudio

12

30.0


3

7.5


3

7.5


2

5.0


Jalisco

1

2.5

9.1

1

2.5

9.1

1

2.5

9.1

1

2.5

9.1

Michoacán

11

27.5

37.9

2

5.0

6.9

2

5.0

6.9

1

2.5

3.4

Finalización













Región de estudio

14

35.0


3

7.5


3

7.5


2

5.0


Jalisco

3

7.5

27.3

1

2.5

9.1

1

2.5

9.1

1

2.5

9.1

Michoacán

11

27.5

37.9

2

5.0

6.9

2

5.0

6.9

1

2.5

3.4

Reproductoras













Región de estudio

14

35.0


4

10.0


2

5.0


-

-

-

Jalisco

1

2.5

9.1

1

2.5

9.1

2

5.0

18.2

-

-


Michoacán

13

32.5

44.8

3

7.5

10.3

-

-

-

-

-

-

3.1.8. Fuentes de agua.

En las fuentes de agua para consumo y limpieza se vuelven a acentuar algunas diferencias entre los estados (Cuadro 3.11). Aunque la diferencia en la proporción de pozos profundos es pequeña, es notorio que en Michoacán otras fuentes importantes de agua lo constituyen la red municipal y los manantiales, lo que sugiere la cercanía de las granjas a centros urbanos y corrientes de agua del Río Lerma; mientras que en Jalisco las fuentes de agua principales son el agua rodada a través de canales (provenientes generalmente de una presa) o de bordos (lagunas artificiales para colectar el agua en época de lluvia).

Cuadro 3.11. Fuente de agua para consumo y limpieza.


Frecuencia

% total

% relativo

Pozo profundo




Región de estudio

23

57.5


Jalisco

6

15.0

54.5

Michoacán

17

42.5

58.6

Red municipal




Región de estudio

8

20.0


Jalisco

-

-

-

Michoacán

8

20.0

27.6

Canal




Región de estudio

3

7.5


Jalisco

3

7.5

27.3

Michoacán

-

-

-

Bordo




Región de estudio

2

5.0


Jalisco

2

5.0

18.2

Michoacán

-

-

-

Manantial




Región de estudio

2

5.0


Jalisco

-

-

-

Michoacán

2

5.0

6.9

Varias fuentes




Región de estudio

1

2.5


Jalisco

-

-

-

Michoacán

1

2.5

3.4

3.1.9. Manejo de excretas

El manejo de excretas se realiza en el 45 % de las granjas observándose una frecuencia similar en ambas entidades federativas (Cuadro 3.12). Ninguna de las granjas de engorda entrevistadas (4) realizan manejo de excretas, mientras que 50 % de las granjas de ciclo completo (18 de 36 granjas encuestadas) no realizan ningún tipo de manejo de excretas (Cuadro 3.13). En el 50 % de las granjas que si realizan manejo de excretas, destaca principalmente el manejo como fertilizante en húmedo con un 15 %, seguido por el secado en pila con un 7.5 %, y posteriormente se encuentran el composteo con un 5 %. De los sistemas de tratamiento de líquidos destaca el sistema lagunar completo, así como la laguna de sedimentación cada uno con 5 %, y finalmente los sistemas de fosas, de sedimentación y oxidación, con 2.5 % cada uno. La mayoría de estas prácticas de manejo son más comunes en Michoacán, a excepción de las compostas que solamente se realizan en Jalisco.

Cuadro 3.12. Frecuencia en el manejo de excretas.


Frecuencia

% Total

% Relativo

Región de estudio

18

45.0


Jalisco

5

12.5

45.45

Michoacán

13

32.5

44.83

Cuadro 3.13. Sistemas de manejo de excretas.


Frecuencia

% Total

% Relativo

Región de estudio




Laguna de sedimentación sola

2

5.0


Sistema lagunar completo

2

5.0


Fosa de oxidación

1

2.5


Fosa de sedimentación

1

2.5


Secado en pila

3

7.5


Composta

2

5.0


Fertilizante en húmedo

6

15.0


Jalisco




Fosa de oxidación

1

2.5

9.1

Composta

2

5.0

18.2

Fertilizante en húmedo

1

2.5

9.1

Michoacán




Laguna de sedimentación sola

2

5.0

6.9

Sistema lagunar completo

2

5.0

6.9

Fosa de sedimentación

1

2.5

3.4

Secado en pila

3

7.5

10.3

Fertilizante en húmedo

5

12.5

17.2

3.1.10. Infraestructura para el manejo de residuales líquidos.

Esta infraestructura de apoyo dentro de las granjas es un aspecto importante, dado que de ello depende en buena medida la eficiencia de los sistemas de manejo y tratamiento que se estén implementando en una explotación. En el Cuadro 3.14 se muestra que en el 55 % de las granjas hay canales abiertos y en el 45 % hay canales cerrados.

Los canales abiertos presentan una mayor frecuencia relativa en Jalisco respecto de las de Michoacán (90.9 % vs 41.4 %), no así para los canales cerrados, en los que es mayor la proporción en las granjas del estado de Michoacán (48.3 vs 36.4 %). Lo anterior concuerda con los sistemas y frecuencia de limpieza en las granjas, resaltando el sistema de limpieza manual en las granjas de Jalisco, y el uso de sistemas hidráulicos para las granjas en Michoacán, en cuyo caso, como ya fue mencionado anteriormente, la disponibilidad de agua marca importantemente la diferencia.

Cuadro 3.14. Infraestructura para escurrimientos de aguas residuales dentro de la granja.


Frecuencia

% total

% relativo

Región de estudio




Canales abiertos

22

55.0


Canales cerrados

18

45.0


Jalisco




Canales abiertos

10

25.0

90.9

Canales cerrados

4

10.0

36.4

Michoacán




Canales abiertos

12

30.0

41.4

Canales cerrados

14

35.0

48.4

El 50 % de las granjas cuentan con fosa principal, y relativamente la mayor frecuencia se presenta en las granjas de Jalisco (Cuadro 3.15a). En Jalisco no se detectaron fosas principales de más de 500 m3, mientras que en Michoacán se observó cuando menos una de más de 500 m3.

Las fosas auxiliares, aunque en menor frecuencia, forman parte de los sistemas de almacenamiento primario de los escurrimientos de aguas residuales que se generan en una explotación porcícola (Cuadro 3.15b). Al respecto, el 12.5 % de las explotaciones cuentan con fosas auxiliares con dimensiones que no rebasan los 20 m3 y con edades de construcción no más allá de 15 años.

Cuadro 3.15a. Número y dimensiones de las fosas principales[1].


Frecuencia

% total

% relativo

Región de estudio

20

50.0


Dimensiones, m3




De 5 a 20

6

15.0


De 21 a 100

2

5.0


De 101 a 500

1

2.5


Más de 500

1

2.5


Jalisco

8

20.0

72.7

Dimensiones, m3




De 5 a 20

2

5.0

18.2

De 21 a 100

1

2.5

9.1

De 101 a 500

1

2.5

9.1

Más de 500

-

-

-

Michoacán

12

30.0

41.4

Dimensiones, m3




De 5 a 20

4

10.0

13.8

De 21 a 100

1

2.5

3.4

De 101 a 500

-

-

-

Más de 500

1

2.5

3.4

Cuadro 3.15b. Dimensiones y edad de las fosas auxiliares.


Frecuencia

% total

Número total

5

12.5

Dimensiones, m3



De 5 a 20

5

12.5

Edad, años



1 a 9

1

2.5

10 a 15

2

5.0

3.1.10.1. Otros sistemas hidráulicos para almacenamiento de residuales líquidos.

El establecimiento de lagunas, ya sea principales o dentro del esquema de sistemas lagunares, sugiere una cantidad importante del recurso agua utilizado en la limpieza de las instalaciones. A este respecto, se observa que el 15 % de las granjas consideradas en este estudio cuentan con laguna principal (Cuadro 3.16), y de estas solo el 2.5% se encuentran localizadas en Jalisco, y el resto en Michoacán.

Cuadro 3.16. Dimensiones y edad de las lagunas principales[2].


Frecuencia

% total

Número total

6

15.0

Dimensiones, m3



Hasta 100

1

2.5

De 101 a 500

1

2.5

De 501 a 1,500

-

-

Mas de 1,500

1

2.5

Del total de granjas encuestadas, el 10% cuentan con lagunas auxiliares (Cuadro 3.17), todas las cuales están localizadas en el estado de Michoacán.

Cuadro 3.17. Dimensiones de las lagunas auxiliares.


Frecuencia

% total

% relativo

Región de estudio




Número total

4

10.0


Hasta 200 m3

2

5.0


Hasta 3600 m3

2

5.0


Jalisco




Número total

-

-

-

Hasta 200 m3

-

-

-

Hasta 3600 m3

-

-

-

Michoacán




Número total

4

10.0

13.8

Hasta 200 m3

2

5.0

6.9

Hasta 3600 m3

2

5.0

3.4

3.1.10.2. Equipo de apoyo para manejo de residuales líquidos.

En el Cuadro 3.18, se observa que estos equipos son mas frecuentes en las granjas de Michoacán, como equipo para bombeo, así como diversos equipos para los sistemas de separación sólido-líquido. Esta información concuerda con los resultados mostrados en cuadros anteriores, dada la necesidad de facilitar la manipulación de los residuales líquidos en estas granjas. El 25 % de las explotaciones tienen equipo de bombeo para residuales líquidos, los cuales presentan una mayor frecuencia relativa en Michoacán. El 27.5 % de las granjas cuentan con equipos de separación sólido-líquido (separadores), todos los cuales están localizados en Michoacán.

3.1.11. Manejo de residuales sólidos.

Con respecto a la infraestructura de apoyo para el manejo de residuales sólidos (Cuadro 3.19), el 67.5 % de las granjas cuentan con área para estercolero, cuyas dimensiones varían entre 5 a 2000 m2. De las explotaciones en Jalisco consideradas en este estudio, el 72.7 % cuentan con esta infraestructura, y el 62.5 % de las granjas en Michoacán cuentan con área para depositar el estiércol, con dimensiones que no rebasan los 1000 m2.

Cuadro 3.18. Equipo para el manejo de residuales líquidos.


Frecuencia

% total

% relativo

Región de estudio




Bomba charquera

5

12.5


Bomba sumergible

5

12.5


Separador de cascada

5

12.5


Separador rotatorio

1

2.5


Separador por gravedad

5

12.5


Carro tanque

2

5.0


Hidrolimpiadora

2

5.0


Jalisco




Bomba charquera

1

2.5

9.1

Bomba sumergible

1

2.5

9.1

Separador de cascada

-

-

-

Separador rotatorio

-

-

-

Separador por gravedad

-

-

-

Carro tanque

1

2.5

9.1

Hidrolimpiadora

1

2.5

9.1

Michoacán




Bomba charquera

4

10.0

13.8

Bomba sumergible

4

10.0

13.8

Separador de cascada

5

12.5

17.2

Separador rotatorio

1

2.5

3.4

Separador por gravedad

5

12.5

17.2

Carro tanque

1

2.5

3.4

Hidrolimpiadora

1

2.5

3.4

Cuadro 3.19. Número y dimensiones del estercolero.


Frecuencia

% total

% relativo

Región de estudio

27

67.5


Dimensiones, m2




5 a 50

6

15.0


51 a 100

1

2.5


101 a 500

5

12.5


501 a 1000

3

7.5


1001 a 2000

1

2.5


Jalisco

8

20.0


Dimensiones m2




5 a 50

1

2.5

9.1

51 a 100

3

7.5

27.3

101 a 500

2

5.0

18.2

501 a 1000

1

2.5

9.1

1001 a 2000

1

2.5

9.1

Michoacán

19

47.5


Dimensiones, m2




5 a 50

6

15

20.7

51 a 100

3

7.5

10.35

101 a 500

7

17.5

24.15

501 a 1000

3

7.5

10.35

3.1.12. Uso de aditivos comerciales.

El Cuadro 3.20, muestra que el 15 % de las granjas, han implementado el uso de aditivos para sólidos y el 10 % para líquidos, resaltando su uso mayor en el estado de Michoacán, en su porcentaje relativo, comparativamente con las explotaciones en Jalisco (45.4 vs 9.1, para sólidos y 27.3 vs 9.1, para líquidos).

Cuadro 3.20. Uso de aditivos para residuales.


Frecuencia

% total

% relativo

Región de estudio




Para sólidos

6

15.0


Para líquidos

4

10.0


Jalisco




Para sólidos

1

2.5

9.1

Para líquidos

1

2.5

9.1

Michoacán




Para sólidos

5

12.5

45.4

Para líquidos

3

7.5

27.3

3.1.13. Tamaño de granja, producción de excretas y gasto de agua.

En promedio, el número de vientres y número total de cerdos por granja en ambos estados es similar, sin embargo la producción de excretas y el gasto de agua para consumo y limpieza son mayores en Michoacán (Cuadro 3.21). Lo anterior concuerda con lo encontrado en los métodos de limpieza ya que en Michoacán son más comunes los métodos que requieren el uso de agua, combinado con otros métodos de limpieza. Dentro del estado de Michoacán, solo un 28 % de las granjas encuestadas usan el método manual de limpieza, mientras que en Jalisco el método manual lo usan entre el 64 y 82 % de las granjas. De la misma manera, la mayor cantidad de excretas producidas en Michoacán, reflejan simplemente su mayor contenido de humedad.

Cuadro 3.21. Tamaño de granja, producción de excretas y gasto de agua.


Frec

% total

% relativo

Promedio

Mínimo

Máximo

Número de vientres







Región de estudio

35

87.50


120

0

330

Jalisco

9

22.5

81.8

119

25

300

Michoacán

26

65.0

89.6

121

0

330

Cerdos en total







Región de estudio

28

70.0


1203

120

6809

Jalisco

8

20.0

72.7

1206

227

3000

Michoacán

20

50.0

70.0

1202

120

6809

Kilos de excretas colectadas/día







Región de estudio

21

52.5


705

120

7000

Jalisco

5

12.5

45.4

354

120

1000

Michoacán

16

40.0

55.2

815

160

7000

Consumo de agua/cerdo/día, L







Región de estudio

12

30.0


7.1

.25

22.03

Jalisco

5

12.5

45.4

11.3

3.33

22.03

Michoacán

7

17.5

24.1

4.0

.25

11.62

Agua para limpieza/cerdo/día, L







Región de estudio

6

15.0


.50

.02

1.14

Jalisco

2

5.0

18.2

.30

.02

.59

Michoacán

4

10.0

13.8

.60

.24

1.14

Profundidad del pozo, m







Región de estudio

20

50.0


135

3

500

Jalisco

6

15.0

54.5

264

100

500

Michoacán

14

35.0

48.3

80

3

200

Otra diferencia notable entre los dos estados es la profundidad de los pozos ya que en Jalisco la profundidad es hasta 3 veces mayor en relación a los pozos en Michoacán. La menor profundidad de los pozos de agua en Michoacán y el mayor uso de agua para limpieza sugieren que existen altas probabilidades de contaminación de los mantos freáticos debido a la lixiviación de los minerales contenidos en los residuales líquidos, cuando estos son descargados en terrenos aledaños.

Cabe hacer notar que la cantidad de agua para consumo se encuentra dentro de los límites normales que se han sugerido para cerdos. Sin embargo, la cantidad de agua usada en la limpieza se encuentra muy por debajo de lo observado en algunos trabajos experimentales, lo que sugiere que se podrían estar tratando de encubrir las cifras reales de uso de agua.

3.1.14. Indicadores sobre el cumplimiento de la Norma de aguas.

En la encuesta se realizaron preguntas relacionadas al cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana vigente (NOM 01, Ecol-1996) sobre la descarga de aguas residuales (Cuadro 3.22). En este aspecto, es evidente que los porcicultores de Michoacán que están asentados sobre o cerca del Río Lerma tiene la mayor presión, ya que en general son los que mayormente realizan análisis de residuales y son más visitados por los inspectores de la CNA.

Cuadro 3.22. Indicadores sobre el cumplimiento de la Norma de aguas.


Frec

% total

% relativo

Análisis de residuales




Región de estudio

13

32.5


Jalisco

2

5.0

18.2

Michoacán

11

27.5

37.9

Multas pagadas




Región de estudio

1

2.5


Jalisco

-

-

-

Michoacán

1

2.5

3.4

Visitas CNA




Región de estudio

17

42.5


Jalisco

4

10.0

36.4

Michoacán

13

32.5

44.8

3.1.15. Uso de excretas.

Se destaca que la proporción de excretas que se reciclan en la agricultura es similar entre los dos estados (Cuadro 3.23). Es importante aclarar que en todos los casos se refiere a excretas sólidas. En relación al uso de excretas procesadas en la agricultura, el método más común de tratamiento son las compostas, siendo similar la proporción de granjas que realizan esta práctica en Jalisco y Michoacán. De las 40 granjas encuestadas, solamente en una se realiza el reciclaje de las excretas en la alimentación de cerdos, en cambio, el reciclaje de excretas en la alimentación de rumiantes es muy común, en especial en las granjas de Jalisco.

Cuadro 3.23. Uso de excretas.


Frec

% total

% relativo

Reciclaje en la agricultura sin procesar




Región de estudio

20

50.0


Jalisco

5

12.5

45.4

Michoacán

15

37.5

51.7

Reciclaje en agricultura procesado




Región de estudio

4

10.0


Jalisco

1

2.5

9.1

Michoacán

3

7.5

10.3

Reciclaje en agricultura y alimentación de cerdos




Región de estudio

1

2.5


Jalisco

0

0

0

Michoacán

1

2.5

3.4

Reciclaje en agricultura y alimentación de rumiantes




Región de estudio

6

15.0


Jalisco

4

10.0

36.4

Michoacán

2

5.0

6.9

3.1.16. Disponibilidad de terreno.

En general el 62.5 % de las granjas encuestadas tienen espacio extra de terreno con factibilidad de uso para cultivos (Cuadro 3.24); en Jalisco esta proporción es relativamente mayor con respecto a Michoacán. Por otro lado se advierte que los rangos de extensión de terreno con vocación agrícola, se encuentran con mayor frecuencia entre.1 a 40 ha, en ambas entidades federativas (Cuadro 3.25).

Cuadro 3.24. Disponibilidad de terreno con factibilidad de uso para cultivos.


Frecuencia

% total

% relativo

Región de estudio

25

62.5


Jalisco

9

22.5

81.8

Michoacán

16

40

55.2

Cuadro 3.25. Extensión de terreno con factibilidad de uso para cultivos[3].


Frecuencia

% total

% relativo

Región de estudio




0

16

40.0


0.1 a 20 Ha

12

30.0


22 a 40 Ha

2

5.0


41 a 80 Ha

4

10.0


Jalisco




0

3

7.5

27.3

0.1 a 20 Ha

5

12.5

45.4

22 a 40 Ha

-

-

-

41 a 80 Ha

1

2.5

9.1

Michoacán




0

13

32.5

44.8

0.1 a 20 Ha

7

17.5

24.1

22 a 40 Ha

2

5.0

6.9

41 a 80 Ha

3

7.5

10.3

3.1.17. Principales cultivos básicos y uso de excretas.

Con respecto a la siembra de maíz de riego, sólo el 17.5 % de los encuestados siembran este grano, es decir siete de los 40 entrevistados; de estos el 57 % aplica excretas de cerdo (Cuadro 3.26). El trigo bajo riego lo siembra el 7.5 %, lo que representa tres encuestados, de ellos, el 33.3 % usa excretas. Con respecto al sorgo de riego, el 10 % lo cultiva (4 encuestados), de los cuales el 50 % aplica excretas de cerdo. El maíz de temporal lo siembran el 7.5 % (3 encuestados), y de estos el 66.7 % utiliza excretas de cerdo.

Cuadro 3.26. Frecuencia relativa de la aplicación de excretas de cerdo en cultivos básicos.

Modalidad

Cultivo

Aplicación de excretas

Frec

% total

Frec

% total

% relativo

Maíz-riego

7

17.5

4

10.0

57.1

Trigo-riego

3

7.5

1

2.5

33.3

Sorgo-riego

4

10.0

2

5.0

50.0

Maíz-temporal

3

7.5

2

5.0

66.7

Considerando el total de encuestas, el maíz de riego se concentra en Jalisco con un 12.5 %, en tanto que en Michoacán, solo lo siembran el 5.0 % de los porcicultores entrevistados (Cuadro 3.27a); de la misma manera, se observa que el uso de excretas en el cultivo es mayor en Jalisco que en Michoacán. Con relación al trigo y sorgo bajo riego, la frecuencia de siembra es menor que el maíz bajo riego, y la información indica que estos dos cultivos se siembran solamente en Michoacán (Cuadro 3.27b y c), resultando que el uso de excretas no es muy común en estos cultivos. La frecuencia de siembra y el uso de excretas en el maíz de temporal también son bajos comparados con el maíz de riego (Cuadro 3.27d). El maíz bajo riego es el cultivo que los porcicultores siembran con mayor frecuencia y en donde se usan las excretas con la mayor frecuencia.

Cuadro 3.27. Frecuencia de siembra de cultivos básicos y uso de excretas.

a).


Maíz-riego

Uso de excretas

Frec

% total

% relativo

Frec

% total

% relativo

Región

7

17.5


4

10.0


Jalisco

5

12.5

45.4

3

7.5

27.3

Michoacán

2

5.0

6.9

1

2.5

3.4

b).


Trigo-riego

Uso de excretas

Frec

% total

% relativo

Frec

% total

% relativo

Región

3

7.5


1

2.5


Jalisco

-

-

-

-

-

-

Michoacán

3

7.5

10.3

1

2.5

3.4

c).


Sorgo-riego

Uso de excretas

Frec

% total

% relativo

Frec

% total

% relativo

Región

4

10.0


2

5.0


Jalisco

-

-

-

-

-

-

Michoacán

4

10.0

13.8

2

5.0

6.9

d).


Maíz-temporal

Uso de excretas

Frec

% total

% relativo

Frec

% total

% relativo

Región

3

7.5


2

5.0


Jalisco

2

5.0

18.2

1

2.5

9.1

Michoacán

1

2.5

3.4

1

2.5

3.4

3.1.18. Grado de escolaridad y su relación con el manejo de excretas.

La escolaridad más frecuente en los dueños de las granjas es el de primaria con un 32.5 %, siguiéndole en orden la secundaria, el profesional y la preparatoria con un 17.5, 15 y 12.5 %, respectivamente. Esta información concuerda con las estadísticas de escolaridad presentadas en el Cuadro 2.3. Dentro de cada estado, los porcicultores de Michoacán presentan la mayor frecuencia en los diferentes niveles educativos, en donde se puede observar que, en especial, el nivel profesional se presenta en un 17.2 % de los entrevistados (Cuadro 3.28).

Al analizar la relación entre la escolaridad de los porcicultores con el manejo de las excretas, se aprecia que a medida que la escolaridad es mayor, la frecuencia en el manejo de las excretas se mantiene constante entre 7.5 a 10 % (Cuadro 3.29), pero por otro lado, se reduce la frecuencia de los porcicultores que no realizan ningún manejo de excretas de 25.0, 12.5, 2.5 y 5 % en relación al nivel de primaria, secundaria, preparatoria y profesional, respectivamente. Dentro de los que no contestaron acerca de la escolaridad, el 55 % sí realiza algún manejo de excretas; es decir, cinco de nueve. Adicionalmente, los resultados muestran que el 90 % de los porcicultores entrevistados leen publicaciones porcícolas.

Cuadro 3.28. Nivel de escolaridad de los dueños de granja.

Escolaridad

Región

Jalisco

Michoacán

Frec

% total

Frec

% total

% relativo

Frec

% total

% relativo

Primaria

13

32.5

3

7.5

27.3

10

25.0

34.5

Secundaria

7

17.5

2

5.0

18.2

5

12.5

17.2

Preparatoria

5

12.5

-

-

-

5

12.5

17.2

Profesional

6

15.0

1

2.5

9.1

5

10.0

17.2

No contestó

9

22.5

5

12.5

45.4

4

7.5

13.4

Cuadro 3.29. Relación del nivel de escolaridad de los porcicultores y el manejo de la excreta.

Escolaridad

Total

Sí maneja

No maneja

Frec

%

Frec

%

Frec

%

Primaria

13

32.5

3

7.5

10

25.0

Secundaria

7

17.5

2

5.0

5

12.5

Preparatoria

5

12.5

4

10.0

1

2.5

Profesional

6

15.0

4

10.0

2

5.0

No contestó

9

22.5

5

12.5

4

10.0

3.2. Estudios de caso.

De las 40 granjas encuestadas se seleccionaron cinco para tomar muestras de alimento y de excretas frescas y almacenadas, para realizar el análisis de nutrientes y posteriormente usar esta información para evaluar el impacto ambiental de estas granjas. Además, de los dueños de las granjas se obtuvieron los resultados del análisis de residuales realizados en laboratorios certificados en la región. Los criterios para seleccionar las granjas muestreadas fueron los siguientes:

Diferencias en la disponibilidad y uso de agua.
Diferentes sistemas de colección, manejo y uso de excretas.
Reciclaje de excretas en la agricultura y en la alimentación del ganado.
Diferentes tamaños (chicas y medianas) y tipos de granjas (engorda y ciclo completo)

En el Cuadro 3.30 se presentan las características generales de las granjas muestreadas.

Cuadro 3.30. Características de las 5 granjas seleccionadas para el muestreo de alimento y excretas.

Granja

Localización

Tipo y tamaño

Colección de excretas

Uso de excretas

Excretas

1

Tepatitlán, Jal.

Ciclo completo;
200 vientres y 1900 cerdos en total

Colección diaria de excretas en forma manual; apila el estiércol de los animales en un estercolero en terreno colindante con la granja durante la época de secas

Entre febrero y marzo retiran el material del estercolero para depositarlo en los potreros, o venderlo a los cultivadores de aguacate de Michoacán. Durante la época de lluvias las excretas son depositadas directamente en los potreros para que se integren al suelo.

Excretas frescas: se obtuvieron el mismo día de colección.

Excretas intermedias: un mes después de colectarlas.

Excretas deshidratadas: dos meses después de colectarlas.

2

Tepatitlán, Jal.

Ciclo completo;
320 vientres y 2500 cerdos en total

Combina la colección manual con el acarreo hidráulico de las excretas. Cuenta con un equipo de separación de sólidos del tipo rotatorio

Las excretas colectadas manualmente y las recuperadas en el separador se mezclan y se integran como alimento para ganado. El agua residual se colecta en fosas y en tiempo de secas se utiliza en el riego de los potreros.

Excretas frescas: el mismo día de colección.

Excretas intermedias: dos meses después de colectarlas.

Excretas deshidratadas: cuatro meses después de colectarlas

3

Vista Hermosa, Mich.

Ciclo completo;
250 vientres y 2500 cerdos en total

En las áreas de gestación, crecimiento y finalización se realiza la colección manual, y en las demás áreas utiliza el acarreo hidráulico

Cuenta con un área de estercolero, donde deposita de manera temporal el residuo, para posteriormente trasladarlo al terreno de un vecino, con quien tiene un acuerdo previo para enviarle este material. Esta explotación descarga sus aguas residuales en la red municipal.

Excretas frescas: el mismo día de colección.

Excretas intermedias: un mes y medio después de colectarlas.

Excretas deshidratadas: tres meses después de colectarlas.

4

Degollado, Jal

Engorda;
5000 cerdos

Se utiliza el acarreo hidráulico y cuenta con un separador de sólidos del tipo rotatorio

La fracción sólida la utiliza ensilada en la alimentación de rumiantes. La fracción líquida es diluida con agua nueva, la que es integrada al final de la fosa de recepción de la fracción líquida, después del proceso de separación, para después integrarla al riego (rodado) de las praderas (42 ha).

Se tomó una muestra del sólido recuperado del separador.

5

Santa Ana Pacueco, Gto.

Ciclo completo;
750 vientres y 6800 cerdos en total

Las excretas se colectan mediante acarreo hidráulico, posteriormente pasa por un equipo de separación de sólidos del tipo rotatorio

El sólido recuperado se apila en un estercolero, y posteriormente se integra a los terrenos de cultivo. Cuentan además con 3 lagunas donde los líquidos son tratados, incluyendo una serie de sedimentadores para disminuir la concentración de sólidos en la descarga de la primer laguna. Una parte de la fracción líquida de la tercer laguna se recicla para la limpieza y otra parte es desechada en los terrenos colindantes.

Se tomó una muestra del sólido recuperado del separador

3.2.1. Composición de los alimentos usados en cerdos.

En el Cuadro 3.31 se presenta la composición analizada de nutrientes del alimento Pre-iniciador 1 el cual se ofrece a los lechones lactantes desde los 5 hasta los 21 días de edad. Los rangos encontrados en la composición de nutrientes de mayor importancia por su potencial de contaminación del ambiente, fueron los siguientes: proteína cruda de 21.4 a 22.9 %; calcio de 9.8 a 13.0 g/kg; fósforo total de 8.1 a 8.8 g/kg; potasio de 5.2 a 7.2 g/kg; cobre de 3.9 a 6.0 mg/kg; y zinc de 18.5 a 47.9 mg/kg.

Cuadro 3.31. Composición del alimento Pre-iniciador 1 en las granjas muestreadas.


GRANJA

Promedios

1

2

3

4

5

Materia seca, %

90.1

91.1

91.1

91.1

91.7

91.0

Proteína cruda, %

21.4

22.0

21.8

22.8

22.9

22.2

Calcio, g/kg

9.8

10.2

10.2

13.0

10.5

10.7

Fósforo total, g/kg

8.1

8.8

8.8

8.8

8.3

8.6

Potasio, g/kg

6.9

6.5

7.2

6.9

5.2

6.5

Cobre, mg/kg

4.7

4.2

5.7

3.9

6.0

4.9

Zinc, mg/kg

19.6

18.5

47.9

19.2

41.0

29.2

En el Cuadro 3.32 se presenta la composición del alimento Pre-iniciador 2 el cual se ofrece a los lechones lactantes desde los 21 hasta los 35 días de edad como continuación del alimento anterior. Los rangos encontrados en la composición de nutrientes fueron los siguientes: proteína cruda de 19.9 a 21.3 %; calcio de 8.7 a 11.0 g/kg; fósforo total de 7.7 a 8.9 g/kg; potasio de 5.9 a 7.7 g/kg; cobre de 3.9 a 5.9 mg/kg; y zinc de 17.3 a 42.7 mg/kg.

Cuadro 3.32. Composición del alimento Pre-iniciador 2 en las granjas muestreadas.


GRANJA

Promedios

1

2

3

4

5

Materia seca, %

90.0

89.8

90.7

89.2

89.2

89.8

Proteína cruda, %

19.9

20.1

20.0

21.3

21.0

20.5

Calcio, g/kg

8.7

9.2

9.8

10.2

11.0

9.8

Fósforo total, g/kg

7.7

8.1

7.7

8.9

8.1

8.1

Potasio, g/kg

6.7

7.2

7.7

7.1

5.9

6.9

Cobre, mg/kg

4.1

4.3

5.9

3.9

5.5

4.8

Zinc, mg/kg

18.1

17.3

42.7

18.3

42.5

27.8

En el Cuadro 3.33 se presenta la composición del alimento Pre-iniciador 3 el cual se ofrece a los lechones desde los 35 hasta los 49 días de edad, o hasta 14 días después del destete. Los rangos encontrados en la composición de nutrientes fueron los siguientes: proteína cruda de 18.8 a 19.7 %; calcio de 8.1 a 10.7 g/kg; y fósforo total de 7.2 a 9.2 g/kg. No se contó con el análisis de potasio, cobre y zinc en este alimento.

Cuadro 3.33. Composición del alimento Pre-iniciador 3 en las granjas muestreadas.


GRANJA

Promedios

1

2

3

4

5

Materia seca, %

90.7

91.3

91.0

91.5

91.4

91.2

Proteína cruda, %

18.8

19.3

19.1

19.7

19.3

19.2

Calcio, g/kg

8.1

8.9

9.0

10.7

9.4

9.2

Fósforo total, g/kg

7.2

8.0

8.1

9.2

7.7

8.0

En el Cuadro 3.34 se presenta la composición del alimento Iniciador el cual se ofrece a los lechones desde los 14 días posteriores al destete, hasta los 25 kg de peso. Los rangos encontrados en la composición de nutrientes fueron los siguientes: proteína cruda de 17.6 a 18.5 %; calcio de 8.3 a 9.1 g/kg; fósforo total de 6.7 a 8.0 g/kg; potasio de 5.7 a 8.2 g/kg; cobre de 4.0 a 5.6 mg/kg; y zinc de 17.4 a 47.1 mg/kg.

Cuadro 3.34. Composición del alimento de Iniciación en las granjas muestreadas.


GRANJA

Promedios

1

2

3

4

5

Materia seca, %

89.8

91.7

90.7

89.1

90.5

90.3

Proteína cruda, %

17.6

18.4

17.9

18.5

18.1

18.1

Calcio, g/kg

8.3

8.8

8.8

8.5

9.1

8.7

Fósforo total, g/kg

7.0

8.0

6.9

6.7

7.4

7.2

Potasio, g/kg

5.9

6.9

8.2

5.7

6.1

6.6

Cobre, mg/kg

4.3

4.6

5.6

4.0

5.3

4.8

Zinc, mg/kg

17.4

19.2

38.5

19.5

47.1

28.3

En el Cuadro 3.35 se presenta la composición del alimento de crecimiento el cual se ofrece a los cerdos desde los 25 hasta los 60 kg de peso. Los rangos encontrados en la composición de nutrientes fueron los siguientes: proteína cruda de 15.0 a 16.7 %; calcio de 6.8 a 7.9 g/kg; fósforo total de 5.9 a 7.2 g/kg; potasio de 4.9 a 7.8 g/kg; cobre de 3.1 a 5.7 mg/kg; y zinc de 16.1 a 42.7 mg/kg.

Cuadro 3.35. Composición del alimento de crecimiento en las granjas muestreadas.


GRANJA

Promedios

1

2

3

4

5

Materia seca, %

88.0

90.8

89.7

89.0

90.1

89.5

Proteína cruda, %

15.0

15.5

16.1

16.7

16.0

15.9

Calcio, g/kg

6.8

7.3

7.9

7.1

7.6

7.3

Fósforo total, g/kg

6.8

6.1

7.2

5.9

7.0

6.6

Potasio, g/kg

5.5

6.1

7.8

7.4

4.9

6.3

Cobre, mg/kg

4.3

3.1

5.7

3.6

5.6

4.5

Zinc, mg/kg

18.7

16.1

39.2

18.7

42.7

27.1

En el Cuadro 3.36 se presenta la composición del alimento de finalización el cual se ofrece a los cerdos desde los 60 kg de peso hasta alcanzar el peso al mercado. Los rangos encontrados en la composición de nutrientes fueron los siguientes: proteína cruda de 14.5 a 15.3 %; calcio de 6.0 a 6.8 g/kg; fósforo total de 4.9 a 5.3 g/kg; potasio de 4.8 a 7.6 g/kg; cobre de 3.4 a 4.7 mg/kg; y zinc de 16.3 a 43.1 mg/kg.

Cuadro 3.36. Composición del alimento de finalización en las granjas muestreadas.


GRANJA

Promedios

1

2

3

4

5

Materia seca, %

89.0

91.1

89.1

90.6

91.2

90.2

Proteína cruda, %

14.5

15.3

14.9

15.1

15.0

15.0

Calcio, g/kg

6.0

6.8

6.8

6.8

6.7

6.6

Fósforo total, g/kg

4.9

5.2

5.3

5.3

5.3

5.2

Potasio, g/kg

4.8

7.6

7.4

6.2

6.2

6.4

Cobre, mg/kg

4.1

3.5

3.7

3.4

4.7

3.9

Zinc, mg/kg

17.5

17.8

41.2

16.3

43.1

27.2

En el Cuadro 3.37 se presenta la composición del alimento de gestación el cual se ofrece a las cerdas pertenecientes al pie de cría, gestantes y vacías. Los rangos encontrados en la composición de nutrientes fueron los siguientes: proteína cruda de 13.4 a 14.1 %; calcio de 8.1 a 8.8 g/kg; fósforo total de 6.8 a 7.7 g/kg; potasio de 7.2 a 8.5 g/kg; cobre de 4.0 a 6.2 mg/kg; y zinc de 18.2 a 52.3 mg/kg.

Cuadro 3.37. Composición del alimento de gestación en las granjas muestreadas.


GRANJA

Promedios

1

2

3

4

5

Materia seca, %

88.9

89.9

88.9

91.7

89.2

89.7

Proteína cruda, %

13.4

13.9

13.8

14.1

13.5

13.7

Calcio, g/kg

8.3

8.4

8.5

8.8

8.1

8.4

Fósforo total, g/kg

7.2

7.7

7.7

6.8

6.9

7.3

Potasio, g/kg

7.6

7.8

8.5

7.3

7.2

150.2

Cobre, mg/kg

5.4

0.0

5.8

4.0

6.2

5.5

Zinc, mg/kg

20.5

18.2

52.3

19.7

46.7

31.5

En el Cuadro 3.39 se presenta la composición del alimento de lactación el cual se ofrece a las cerdas desde 5 a 10 días antes del parto, durante la lactación y hasta 5 días después del destete. Los rangos encontrados en la composición de nutrientes fueron los siguientes: proteína cruda de 15.9 a 17.0 %; calcio de 8.7 a 10.9 g/kg; fósforo total de 7.5 a 8.7 g/kg; potasio de 6.1 a 8.1 g/kg; cobre de 4.1 a 6.7 mg/kg; y zinc de 20.1 a 57.2 mg/kg.

Cuadro 3.38. Composición del alimento de lactación en las granjas muestreadas.


GRANJA

Promedios

1

2

3

4

5

Materia seca, %

89.9

89.8

89.1

91.3

91.5

90.3

Proteína cruda, %

16.2

17.0

15.9

15.9

16.7

16.4

Calcio, g/kg

9.1

10.3

10.9

10.3

8.7

9.9

Fósforo total, g/kg

7.5

8.1

8.7

8.7

7.9

8.2

Potasio, g/kg

8.0

6.3

8.1

6.1

7.3

7.2

Cobre, mg/kg

5.6

0.0

6.0

4.1

6.7

5.6

Zinc, mg/kg

22.5

20.1

57.2

20.4

51.1

34.3

De los componentes analizados en las dietas, el que presentó la mayor variación fue el zinc con un 50 %, y el de menor variación fue la proteína cruda con un 3 %. Si estos resultados se comparan con las recomendaciones de nutrimentos establecidos para cerdos por el National Research Council en su publicación de 1998, se observa que en promedio, las concentraciones de zinc (50 %) y la proteína cruda (10 %) se encuentran por debajo de lo recomendado, mientras que el calcio (22 %), fósforo (24 %), y muy por arriba, el potasio (300 %) se encuentran en exceso a lo establecido para las diferentes etapas productivas.

3.2.2. Composición de las excretas de cerdo.

En el Cuadro 3.39 se presenta la composición de las excretas colectadas en 3 de las 5 granjas, con diferente tiempo de residencia en el estercolero. El tiempo de residencia de las excretas en el estercolero difirió entre granjas de acuerdo a la cantidad colectada y la frecuencia de su uso, así, las excretas frescas se muestrearon el mismo día en que fueron colectadas de los corrales; las excretas intermedias tuvieron un tiempo de residencia en el estercolero que varió entre uno a dos meses; y las excretas deshidratadas tuvieron un tiempo de residencia entre dos a cuatro meses.

En las excretas frescas, los rangos encontrados en la composición de nutrientes fueron: proteína cruda de 23.5 a 28.2 %; calcio de 25.4 a 30.2 g/kg; fósforo total de 19.5 a 17.8 g/kg; potasio de 10.3 a 11.8 g/kg; cobre de 3.3 a 4.2 mg/kg; y zinc de 15.8 a 19.5 mg/kg. El nutriente que presentó la mayor variación en su contenido fue el cobre con un 13 %, y el menor fue el fósforo con un 6 %.

En las excretas intermedias, los rangos encontrados en la composición de nutrientes fueron: proteína cruda de 18.5 a 21.8 %; calcio de 26.5 a 29.3 g/kg; fósforo total de 17.3 a 18.2 g/kg; potasio de 12.7 a 13.1 g/kg; cobre de 3.7 a 4.3 mg/kg; y zinc de 17.3 a 21.0 mg/kg. El nutriente que presentó la mayor variación en su contenido fue el cobre con un 11%, y el menor fue el potasio con un 2 %.

En las excretas deshidratadas, los rangos encontrados en la composición de nutrientes fueron: proteína cruda de 7.4 a 12.5 %; calcio de 27.5 a 29.2 g/kg; fósforo total de 18.5 a 20.2 g/kg; potasio de 13.5 a 16.2 g/kg; cobre de 3.9 a 5.7 mg/kg; y zinc de 19.1 a 27.9 mg/kg. El nutriente que presentó la mayor variación en su contenido fue la proteína cruda con un 27 %, y el menor fue el calcio con un 3 %.

La proporción proteína cruda:fósforo (g), se redujo de 8.7:1 en las excretas frescas a 3:1 en las excretas deshidratadas lo cual se debió principalmente a la reducción del contenido de proteína en las excretas, de alrededor del 60 %, mientras que el fósforo se incrementó ligeramente. El calcio también se incrementó ligeramente, en tanto que el potasio, cobre y zinc manifestaron un incremento entre el 24 y 30 %.

En 2 de las 5 granjas muestreadas se colectaron muestras de excretas sólidas después de haber sido deshidratadas en un separador de sólidos; la composición de los sólidos recuperados se encuentra en el Cuadro 3.40. Se encontraron los siguientes rangos en la composición de nutrientes: proteína cruda de 1.9 a 2.3 %; calcio de 32.0 a 38.3 g/kg; fósforo total de 26.0 a 28.3 g/kg; potasio de 5.6 a 7.3 g/kg; cobre de.79 a 2.23 mg/kg; y zinc de 3.3 a 12.7 mg/kg. El nutriente que presentó la mayor variación en su contenido fue el zinc con un 83 %, y el menor fue el fósforo con un 6 %.

Cuadro 3.39. Composición de nutrientes de las excretas colectadas a diferentes tiempos de residencia en el estercolero[4].

Granja

Excretas frescas

Excretas intermedias

Excretas deshidratadas

1

2

3

Promedios

1

2

3

Promedios

1

2

3

Promedios

Materia seca, %

30.0

35.0

31.4

32.1

70.0

68.9

72.8

70.6

87.0

88.2

83.0

86.1

Proteína cruda, %

26.1

28.2

23.5

25.9

21.8

20.0

18.5

20.1

8.7

7.4

12.5

9.6

Extracto etereo, %

7.0

6.9

4.9

6.3

6.8

5.9

5.2

6.0

6.9

6.2

4.8

6.0

Fibra cruda, %

5.1

7.4

8.9

7.1

7.2

7.9

7.5

7.5

12.4

10.3

9.0

10.6

Cenizas, %

11.7

12.1

12.1

12.0

12.1

11.9

11.2

11.7

13.3

12.9

12.9

13.0

Calcio, g/kg

28.3

25.4

30.2

28.0

26.5

28.6

29.3

28.1

28.4

29.2

27.5

28.4

Fósforo, g/kg

17.8

19.5

-

18.7

18.2

17.3

-

17.8

18.5

20.2

-

19.4

Potasio, g/kg

11.0

10.3

11.8

11.1

13.0

12.7

13.1

12.9

15.0

13.5

16.2

14.9

Cobre, mg/kg

3.6

3.2

4.2

3.7

4.2

3.7

4.6

4.2

5.4

3.9

5.7

4.8

Zinc, mg/kg

19.5

15.8

17.2

16.5

21.0

17.3

19.4

18.4

23.5

19.1

27.9

23.5

La proporción proteína cruda:fósforo (g), fue de 0.8:1 en los sólidos recuperados, es decir que la cantidad de fósforo fue mayor a la de proteína. En comparación con las excretas deshidratadas, en los sólidos recuperados se redujo aún más la proteína cruda (64 %), el potasio (57 %), cobre (69 %) y zinc (66 %); en cambio, el calcio (24 %) y fósforo (40 %) se incrementaron.

Cuadro 3.40. Composición de nutrientes de los sólidos recuperados.


Granja

4

5

Promedios

Materia seca, %


83.6

87.8

85.7

Proteína cruda, %


2.3

1.9

2.1

Extracto etereo, %


3.1

2.7

2.90

Fibra cruda, %


11.7

13.8

12.7

Cenizas, %


23.4

28.7

26.0

Calcio, g/kg


32.0

38.3

35.1

Fósforo, g/kg


26.0

28.3

27.1

Potasio, g/kg


5.6

7.3

6.4

Cobre, mg/kg


.79

2.2

1.5

Zinc, mg/kg


3.3

12.7

8.0

3.2.3. Composición de las aguas residuales.

En el Cuadro 3.41 se muestran los resultados del análisis de aguas residuales obtenidos de los dueños de 4 de las granjas seleccionadas, y realizados en laboratorios certificados por la CNA. Los rangos encontrados en los diferentes parámetros analizados son: coliformes fecales de 1780 a 2400 NMP/100 ml; coliformes totales 2400 NMP/100 ml en todos los casos; conductividad de 3200 a 5345 mmohos/cm; DBO5 de 1871 a 3600 mg/L; fósforo total de 62.4 a 88.9 mg/L; grasas y aceites de 38.9 a 75.3 mg/L; el material flotante estuvo presente en todas las muestras; nitrógeno total de 495 a 1029 mg/L; pH de 6.8 a 8.0; sólidos suspendidos totales de 4360 a 9670 mg/L; sólidos sedimentables de 65 a 125 mg/L; y temperatura de 21 a 26 oC. El parámetro donde se observó la mayor variación fue en el de los SST con un 46 %, y la menor variación se observó en el pH con un 7 %.

Cuadro 3.41. Análisis de aguas residuales obtenidos de los dueños de las granjas muestreadas.


Unidades

1

2

3

4

Promedio

Coliformes fecales

NMP/100 ml

2,400

2,400

2,400

1,780

2245.0

Coliformes totales

NMP/100 ml

2,400

2,400

2,400

2,400

2400.0

Conductividad

mmohos/cm

.

5,350

5,345

3,200

4631.7

DBO5

mg/L

2,615

3,245

3,600

1,871

2832.7

Fósforo total

mg/L

62.4

88.9

85.9

85.4

80.7

Grasas y aceites

mg/L

38.9

63.8

75.3

63.9

60.5

Material flotante

Presente/Ausente

Presente

Presente

Presente

Presente

Presente

Nitrógeno total

mg/L

605.8

876.8

1,029

495

751.7

PH

Unidad de pH

8.0

7.9

7.8

6.8

7.6

SST

mg/L

4,477

9,670

4,360

4,392

5724.8

Sólidos sedimentables

ml/L

65

115

125

68

93.3

Temperatura

oC

.

21

26

25

24.0

Si se compara el promedio obtenido en algunos de los contaminantes básicos con los Límites Máximos Permisibles (LMP) en las descargas de aguas residuales que se establecen en la Norma Oficial Mexicana NOM-001-ECOL-1996 se tiene que en el caso de cuerpos receptores Tipo A (Ríos con uso en riego agrícola) todos los parámetros se encuentran excedidos, siendo las concentraciones de fósforo total y grasas y aceites 4 veces mayor; la DBO5 y nitrógeno total 19 veces mayor; y los SST, 38 veces mayor a los LMP. Cuando la descarga de residuales se realiza en cuerpos receptores Tipo B (ríos con uso público urbano), como lo es el caso de algunas granjas situadas alrededor de La Piedad y otros centros urbanos, el sobre exceso en la DBO5 y los SST llega a ser de 38 y 76 veces por arriba de los LMP, respectivamente. En el caso de aquellas granjas que se encuentran situadas dentro de las zonas urbanas, deberían ser reguladas por la NOM-002-ECOL-1997, ya que descargan al sistema de alcantarillado, sin embargo, aunque los LMP son más laxos, como lo es el caso del límite de grasas y aceites que solamente es rebasado en 1.2 veces en las muestras obtenidas, no así los sólidos sedimentables que alcanzan un valor que excede en 18 veces el LMP, para este tipo de cuerpo receptor.

La granja número 5, localizada en Santa Ana Pacueco cuenta con un sistema de tratamientos más avanzado tecnológicamente, ya que además de separar las fracciones líquidas y sólidas, cuenta con un sistema de 3 lagunas con sedimentadores, donde además los líquidos son tratados antes de llegar a la tercera laguna. En el Cuadro 3.42 se presentan los resultados del análisis de los residuales que se reciben en la primera laguna (Influente) y los que se descargan de la tercera laguna (Efluente), donde se observa que, al final del proceso, en algunos de los parámetros se ha logrado una reducción considerable, inclusive de hasta el 100 % como el caso del material flotante, y del 98 % para los SST. Sin embargo, si se comparan los resultados obtenidos en el Efluente con los LMP, se tiene que el fósforo es el único contaminante cuya concentración se reduce por debajo de los LMP, lo que no es el caso para otros contaminantes básicos cuyas concentraciones exceden los LMP tanto para cuerpos receptores Tipo A, y aún más, los Tipo B. De lo anterior se puede concluir que aunque algunas granjas de la región cuentan con sistemas modernos de tratamiento de residuales, los procesos utilizados no son lo suficientemente eficientes para abatir las concentraciones de contaminantes por debajo de los LMP, lo que puede deberse a una inadecuada planeación de la infraestructura disponible y de los métodos de tratamiento utilizados.

Cuadro 3.42. Eficiencia del sistema lagunar en la Granja 5.


Unidades

Influente

Efluente

Eficiencia (%)

Coliformes fecales

NMP/100 ml

> 2,400

460

80

Coliformes totales

NMP/100 ml

> 2,400

> 2,400

0

Conductividad

mmohos/cm

4,500

3,100

31

DBO5

mg/L

2,021.50

516.5

74.45

Fósforo total

mg/L

79.4

7.5

90.5

Grasas y aceites

mg/L

49.1

27.9

43.17

Material flotante

Presente/Ausente

ausente

ausente

100%

Nitrógeno total

mg/L

977.1

308.4

68.43

PH

Unid de pH

7

8

normal

SST

mg/L

8,860

177

98

Sólidos sedimentables

mg/L

100

0.5

99.5

Temperatura

oC

23

24

normal


[1] En este reporte, y de acuerdo al uso regional de los términos, las fosas principales o auxiliares se refieren a los depósitos de almacenamiento de residuales, y que tradicionalmente son de forma cúbica, generalmente un almacenamiento primario, construidos a base de mampostería (ladrillo y cemento), con objeto de recibir y almacenar los residuales principalmente líquidos y/o semilíquidos. Otro término que es sinónimo de fosas, y que es utilizado en la región, es el de cárcamo (principal o auxiliar).
[2] El término de lagunas se refiere a las excavaciones hechas en el terreno y que generalmente son recubiertas con material plástico, o bien, con material a base de arcillas, con objeto de evitar la filtración del material residente. Su forma generalmente es circular en su superficie y cóncava en su cuerpo de almacenamiento.
[3] La información del Cuadro no concuerda con respecto al número de granjas que refirieron tener terreno extra con posibilidades para cultivo (Cuadro 3.24), la explicación es que tres granjas de Jalisco y cuatro de Michoacán, aún cuando mencionaron contar con terreno para cultivo, no refirieron sobre la extensión, por lo cual las cantidades numéricas podrán en apariencia no coincidir al hacer la sumatoria.
[4] El tiempo de residencia de las excretas en el estercolero difirió entre granjas de acuerdo a la cantidad colectada y la frecuencia de su uso, así, las excretas frescas se muestrearon el mismo día en que fueron colectadas de los corrales; las excretas intermedias tuvieron un tiempo de residencia en el estercolero que varió entre uno a dos meses; y las excretas deshidratadas tuvieron un tiempo de residencia entre dos a cuatro meses.

Página precedente Inicìo de página Página siguiente