FAO.org

Inicio > Acerca de > Quiénes somos > El Director General > Archivo de noticias > Noticias

Primera Dama de El Salvador se reúne con el Director General de la FAO

Vanda Pignata, quien es también Secretaría de Inclusión Social, elogió el apoyo de la FAO a la Iniciativa Ciudad Mujer, y busca expandir el trabajo conjunto con la Organización.
©FAO/Giulio Napolitano
Vanda Pignato Primera Dama de la República y Secretaria de Inclusión Social, El Salvador meeting FAO Director-General José Graziano da Silva, China Lounge, FAO headquarters.

20 de marzo de 2013, Roma, Italia – El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, le dio la bienvenida hoy a la Primera Dama de El Salvador, Vanda Pignata, en la sede de la FAO en Roma, donde discutieron la urgencia de empoderar a las mujeres como un factor clave en la seguridad alimentaria, la lucha contra la pobreza y la promoción de la inclusión social.

Pignata ha comandado un impulso para lograr un cambio fundamental al involucrar a las mujeres y otros grupos marginalizados en la sociedad.

FAO está apoyando al Ministerio de Inclusión Social de El Salvador en la implementación del Programa de Agricultura Familiar “Ciudad Mujer”, el cual busca promover la reintegración de las mujeres salvadoreñas en las actividades agrícola.

Pignata señaló que la violencia en su país es una resultado directo de la pobreza. Cuando a las mujeres se les da la oportunidad de tener acceso a servicios, a manejar las finanzas familiares y a liderar pequeños emprendimientos, como pequeños agro-negocios -señaló Pignata- comienza el cambio en la sociedad. Cuando las mujeres manejan el dinero, ellas invierten en educación y empiezan a crear oportunidades donde antes no las había. 

Pignata dijo que una de las “Ciudades” está ayudando a las mujeres a incorporarse de manera exitosa en el agronegocio, al entrenarlas en procesos de pasterización de la leche. El Gobierno Salvadoreño busca proveer de leche fresca a 800 000 estudiantes escolares en todo el país, 300 000 más de los que ya reciben este beneficio. Para alcanzar este nivel de producción, estas mujeres formaron cooperativas que proveen 300 000 litres de leche pasterizada al programa de leche escolar. La leche es comprada por las mujeres a dueños de ganado y luego pasterizada por la cooperativa. El gobierno compra la leche de dicha emprendedoras para su programa de alimentación escolar.