FAO.org

Inicio > Acerca de > Quiénes somos > El Director General > Archivo de noticias > Noticias

Graziano da Silva: las asociaciones y la financiación inclusiva son vitales para el trabajo de la FAO en las áreas rurales

Los organismos de la ONU debaten en Nueva York la financiación para el desarrollo
Photo: ©UN

23 de septiembre de 2013 - El Director General de FAO, José Graziano da Silva, ha destacado la importancia de garantizar que los pequeños agricultores tengan acceso a productos y servicios financieros, que actúan como "fuerza motriz para el desarrollo duradero y sostenible y una mayor seguridad alimentaria", al intervenir en una reunión interinstitucional de la ONU sobre Financiación inclusiva para el desarrollo. El encuentro había sido convocado por la reina Máxima de Holanda, en su papel de Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la financiación inclusiva para el desarrollo, junto con la Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark.

La reunión, a la que asistieron altos cargos de más de veinte organismos, fondos y programas de la ONU, así como de diversos departamentos de la Secretaría, tuvo como objetivo facilitar una "visión compartida de cómo un programa común sobre la inclusión financiera puede potenciar los respectivos mandatos de los organismos de la ONU, el compromiso de un intercambio recíproco y la colaboración nacional y mundial a través de mecanismos establecidos", según la Reina Máxima.

"Las asociaciones son cruciales", señaló por su parte el Director General de la FAO. "Lo que hacemos -añadió- tiene un impacto mucho mayor cuando lo hacemos con los demás, con el FIDA, el PMA, el PNUD, el Banco Mundial y muchos otros". Añadió que la financiación rural inclusiva tiene un impacto aún más fuerte cuando va acompañada de una mejor protección social para la población rural pobre.

Según Graziano da Silva, la FAO colabora de forma estrecha con bancos, cooperativas y organizaciones de microfinanzas para potenciar el acceso de los pequeños agricultores al crédito. "La posibilidad de invertir más ofrece muchas ventajas: aumentar la producción, prácticas agrícolas más sostenibles, la diversificación de los medios de vida y la generación de resiliencia". De hecho, solo la semana pasada la FAO firmó dos nuevas e importantes alianzas con las Fundaciones Grameen y Rabobank, con intervenciones rurales selectivas previstas en Etiopía, Kenia y Tanzania, entre otros países.

Las elevadas tasas de analfabetismo rural, especialmente entre las mujeres, socavan sin embargo los esfuerzos para impulsar los servicios financieros para los pobres, según admitió la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. "Mejorar la educación financiera -explicó- es esencial si se quiere continuar progresando".

Los responsables de las políticas deben establecer también un marco jurídico y normativo adecuado, al tiempo que promueven la competencia, según aconsejó Shamshad Akhtar, Secretaria General Adjunta de la ONU para Asuntos Económicos y Sociales y ex gobernadora del Banco Central de Pakistán. En caso contrario, Akhtar advirtió que "a pesar de nuestros mejores esfuerzos, los consumidores pobres seguirán teniendo opciones limitadas, pagando una enormidad por la intermediación financiera".

Promover la financiación inclusiva, según la responsable del PNUD, Helen Clark, debe verse "no como un fin, sino como un medio: un medio para el crecimiento, la reducción de la pobreza, del hambre y para alcanzar el resto de nuestros objetivos de desarrollo".

P9230013w530h300.jpg