FAO.org

Inicio > Acerca de > Quiénes somos > El Director General > Archivo de noticias > Noticias

Los países de Europa y Asia Central trazan el rumbo de la alimentación, la nutrición y la agricultura en los próximos dos años

La FAO incrementa el apoyo a la agricultura familiar, a empresas agrícolas más inclusivas, menores pérdidas y desperdicio de alimentos y a la “malnutrición cero” en la región
Photo: ©FAO/Sergey Kozmin

4 de abril de 2014, Bucarest – Reconociendo la coexistencia en la región de Europa y Asia Central de agricultura mecanizada en gran escala junto a una agricultura familiar más tradicional, la Conferencia Regional de la FAO -celebrada esta semana en Bucarest- aprobó dos iniciativas de carácter general de la Organización a desarrollar en 2014-15: fortalecer las explotaciones agrícolas familiares y de los pequeños campesinos, y mejorar el comercio agroalimentario y la integración comercial regional.


Otras áreas importantes de trabajo en la región serán: el control de plagas y enfermedades en la agricultura y los riesgos para la inocuidad de alimentos, la gestión de los recursos naturales -incluyendo la pesca y los bosques-, hacer frente al cambio climático y la conservación de los recursos genéticos vegetales y animales.

Las formas de reducir la cantidad de alimentos que se pierde o desperdicia lo largo de la cadena de valor “de la granja a la mesa” fue un tema clave durante toda la semana de la Conferencia Regional celebrada en Bucarest, que comenzó con una consulta con los representantes de la sociedad civil y del sector privado, incluidas las organizaciones de productores. Este grupo expresó sus posiciones y recomendaciones a la Conferencia, para garantizar que se tomasen en cuenta las perspectivas no gubernamentales.

La necesidad de crear “cadenas de valor inclusivas y justas” para la alimentación y el comercio agrícola en la región fue planteada por la Comisión Europea de Agricultura de la FAO, que celebró su sesión en los dos días previos a la Conferencia Regional. La Comisión instó a la FAO a proporcionar asesoramiento sobre políticas legislativas en materia de cooperativas, y a desarrollar la capacidad de agricultores, procesadores, políticos y otros en relación con el fortalecimiento de las cooperativas y organizaciones similares.

La Comisión puso de relieve la necesidad de desarrollar políticas y estrategias de gestión del riesgo de sequías, dentro de los países, y a lo largo de las cuencas fluviales en su totalidad. También llamó la atención sobre una importante brecha de género en el acceso a la tierra, los recursos y los servicios de extensión, con un llamamiento a favor de la formación orientada a las mujeres que trabajan en el sector agrícola, y alentando a la FAO a trabajar con los países miembros en la mejora de la recogida de datos desglosados por sexo.

Todos los participantes en la Semana de la Conferencia Regional hicieron hincapié en repetidas ocasiones en los retos de futuro y el potencial de la agricultura familiar en la región de Europa y Asia Central. En palabras del Director General de la FAO, José Graziano da Silva, "lo que buscamos ahora son sistemas agrícolas verdaderamente sostenibles que puedan satisfacer las necesidades futuras de alimentos del mundo. Y nada se acerca más al paradigma de la producción sostenible de alimentos que la agricultura familiar”.

En otros asuntos, la Conferencia decidió reforzar la presencia de la FAO en la región, mediante la apertura de una Representación en toda regla en Uzbekistán

La 29ª Conferencia Regional de la FAO para Europa y Asia Central fue inaugurada por el Primer Ministro rumano, Victor Ponta, y presidida por el Viceprimer Ministro y Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Daniel Constantin. Contó con la presencia de 46 delegaciones nacionales y de la Unión Europea, con 36 observadores y 13 organizaciones no gubernamentales.


La próxima Conferencia Regional para Europa tendrá lugar en 2016 en Turquía.

Kyrgyzstan.jpg