FAO.org

Home > About FAO > Who we are > Director-General > Statements > detail
A statement by FAO Director-General José Graziano da Silva
Check against delivery

17 de diciembre del 2013

II Cumbre Extraordinaria ALBA-PETROCARIBE

Excelentísimo señoras y señores Jefes de Estado y de Gobierno, compañeras y compañeros aquí presentes

Es para mí un gran honor el haber sido invitado como Director General de la FAO a estar presente en esta Segunda Cumbre Extraordinaria Alba – Petrocaribe.

Deseo, en primer lugar, hacer un reconocimiento muy especial al Presidente Nicolás Maduro.

Con mucha energía y acierto, él ha dado continuación a una obra iniciada por el recordado Presidente Hugo Chávez para fortalecer la construcción de una agenda regional, el espíritu de solidaridad entre naciones y la Cooperación Sur-Sur en América Latina y el Caribe.

Para la FAO las iniciativas de cooperación multilateral en los ámbitos de integración como Alba, Caricom, Celac, Mercosur, Petrocaribe, Sica y Unasur, entre otras, son importantes pasos para la lucha contra el hambre en la región.

Es importante tener en cuenta que, aunque se hayan realizado progresos substanciales en la erradicación del hambre en la región, quedan retos pendientes.

En su conjunto, América Latina y el Caribe prácticamente ya alcanzó la meta de reducir a la mitad el porcentaje de personas afectadas por el hambre, tal como lo propone el Primer Objetivo de Desarrollo del Milenio: la proporción de personas subalimentadas bajó de casi 14 por ciento para poco más de 7 por ciento en los últimos 13 años.

Sin embargo, aún existen 47 millones de ciudadanas y ciudadanos sufriendo de hambre en nuestra región.

Y la proporción de subalimentación sigue más elevada en el Caribe, sobretodo en Haití: 20 por ciento de la populación total, contra el 7 por ciento en América Latina, lo que indica el acierto en aumentar los esfuerzos para erradicar el hambre en el Caribe.

Los países de América Latina y el Caribe están demostrando que existe voluntad política y el compromiso de toda una región para lograr la erradicación del hambre.

La voluntad política es la sal de este menú que tenemos que preparar contra el hambre.

Este es el primer y fundamental paso y que fue asumido en la “Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre 2025”, suscrita por todos los gobiernos de la región.

Compañeras y compañeros,

Esta reunión tiene un particular significado porque constituye un paso más en la formación de una Zona Económica Petrocaribeña ampliada, nos da un aliento adicional en la erradicación del hambre, el analfabetismo y la mejora de la calidad de los servicios de salud. Están todos integrados.

Y quisiera felicitarles por poner la inclusión social al centro de esta agenda de integración.

En este marco, agradezco a ustedes la aprobación del Plan de Acción para la Erradicación del Hambre y la Pobreza en la Zona Económica de Petrocaribe, presentado en esta Cumbre.

La FAO está lista para apoyar los países. Pueden contar con nuestra total y entusiasta colaboración, basada en seis directrices:

Primera directriz: el respeto a la soberanía y seguridad alimentaria y nutricional en los países miembros de Petrocaribe.

Segunda directriz: el apoyo a proyectos de agro industrialización; incremento del abastecimiento interno; la adopción de políticas consensuadas dirigidas a garantizar la disponibilidad, el acceso y la distribución equitativa de los alimentos de manera estable; y el apoyo al desarrollo de cadenas productivas y la inclusión equitativa de los agricultores familiares en los mercados de la Zona Económica Petrocaribe.

Tercera directriz: la provisión de asistencia técnica a las estrategias de políticas públicas, planes y proyectos regionales, consensuados y fundamentados en el intercambio de experiencias a través de la Cooperación Sur-Sur.

Y permítame destacar que una de las lecciones más importantes que hemos aprendido es que la garantía del derecho a la alimentación necesita de esta visión integral, incorporando desde la producción de alimentos a la protección social, e incluyendo las transferencias de ingresos que ya cubren a 20% de la población de la región. No nos olvidemos que la principal causa del hambre hoy no es la falta de alimentos sino que la falta de acceso, la falta de recursos para comprarlos o producirlos.

Cuarta directriz: la provisión de asistencia técnica a los proyectos nacionales y regionales para la erradicación del hambre y la pobreza.

Quinta directriz: el fortalecimiento de la agricultura familiar y de pequeños productores locales y acceso a mercados locales. AF no son parte del problema, son parte de la solución para el problema del hambre.

Y, finalmente sexta directriz: la sistematización y reporte de la cooperación en el Marco del Plan de Acción para la Erradicación del Hambre y la Pobreza en los Países de la Zona Económica Petrocaribeña. 

Presidente Maduro, señoras y señores,

La creación en el marco de Petrocaribe de un plan para combatir el hambre, que va acompañado de la creación de mecanismos de financiamiento de proyectos y que permitirá transformar la voluntad política en acciones prácticas concretas, es un paso más en dirección al futuro que queremos y que estamos construyendo juntos, un paso más para concretizar el sueño de una América Latina y el Caribe Sin Hambre.

Quisiera agradecer a todos los que se han comprometido con este sueño de erradicar el hambre y que trabajan para hacerlo realidad, incluyendo desde los líderes políticos a los anónimos agricultores, hombres y mujeres, de América Latina y el Caribe.

En nombre de la FAO, nuestro reconocimiento a todos y cada uno de ustedes, al pueblo de Venezuela y pueblos de América Latina y el Caribe, para que sigan siendo u      n ejemplo de cooperación solidaria ante el mundo y que logremos erradicar el hambre definitivamente antes del año 2025. 

Muchas gracias.