FAO.org

Inicio > Acerca de > Quiénes somos > El Director General > Archivo de declaraciones > detail
Declaración del Director General de la FAO José Graziano da Silva
 Solo es auténtico el texto pronunciado

25 de junio del 2014

Unión Africana

Firma de acuerdos del fondo fiduciario de solidaridad con África

 

Su Excelencia Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, Presidente de Guinea Ecuatorial,

Su Excelencia Ban Ki-Moon, Secretario General de las Naciones Unidas,

Sus Excelencias, Señoras y Señores,

Es para mí un honor participar en la inauguración del nuevo edificio de las Naciones Unidas en Malabo.

Me gustaría expresar un agradecimiento especial al Presidente Obiang y al Secretario General Ban Ki-Moon por estar con nosotros hoy en esta importante ocasión.

Esta ceremonia también marca la puesta en marcha de cuatro nuevos proyectos de Cooperación Sur-Sur financiados a través del Fondo Fiduciario de Solidaridad para África.

Señoras y señores,

Estamos viviendo en un momento único, un momento de muchos desafíos.

Pero también es un momento de esperanza, y yo tengo la convicción de que trabajando juntos lograremos responder al Reto del Hambre Cero lanzado por el Secretario General y alcanzar el futuro que queremos: un futuro sostenible y con seguridad alimentaria.

Creo que todos notamos un creciente compromiso político para erradicar el hambre y el deseo de transformar este compromiso en acciones concretas.

Y en esta Cumbre de la Unión Africana se dará un importante paso adelante en esa dirección, cuando los Jefes de Estado declaren su compromiso de erradicar el hambre antes de 2025.

Cerca de 20 países africanos ya han alcanzado la meta del hambre del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio: reducir a la mitad la proporción de personas subalimentadas.

Ellos son la prueba que se puede vencer la guerra contra el hambre.

Analizando sus experiencias vemos que no hay una receta única contra el hambre: hay que inspirarse en el éxito de otros países, pero la seguridad alimentaria se construye desde dentro de cada país.

Y también vemos en África el creciente compromiso de países no solo con su propia seguridad alimentaria sino también con la de sus vecinos.

Hay una mayor solidaridad y un claro entendimiento de que, en un mundo globalizado, no es posible lograr la seguridad alimentaria en un solo país.

Ninguna persona, ningún país es una isla.

Es nuestra tarea construir juntos un África, un mundo, con seguridad alimentaria. Para hacer eso, tenemos que ayudarnos unos a otros.

Esto es lo que inspiró la creación del Fondo Fiduciario de Solidaridad para África.

Este Fondo fue propuesto por iniciativa del Presidente de la República del Congo, Denis Sassou Nguesso, durante la Conferencia Regional de la FAO para África 2012, celebrada en Brazzaville.

Los países africanos respondieron al llamamiento y solicitaron a la FAO que trabajara en este sentido.

El Fondo Fiduciario de Solidaridad concretiza esta voluntad de África: trabajar juntos para garantizar la seguridad alimentaria en todo el continente.

Este fondo ya es una realidad gracias a las generosas donaciones de 30 millones de dólares de Guinea Ecuatorial y de 10 millones de dólares de Angola.

Organizaciones de la sociedad civil de la República del Congo también han hecho contribuciones simbólicas al fondo.

Señoras y señores,

Hoy, firmaremos cuatro nuevos proyectos que serán financiados por el fondo y beneficiarán a 26 países en África Sub-Sahariana.

Estos proyectos abordan temas regionales críticos relacionados con la seguridad alimentaria, incluyendo:

el fortalecimiento de la seguridad alimentaria urbana,

la creación de oportunidades de empleo decente para los jóvenes,

el fortalecimiento de los controles de plagas, y

la promoción de agricultura sostenible y saludable.

Estos proyectos se suman a seis proyectos más ya aprobados por el fondo.

En total, el Fondo de Solidaridad ya tiene inversiones comprometidas por valor de 28 millones de dólares.

El Comité de Dirección del Fondo también ha aprobado recientemente dos nuevos conceptos de proyectos a nivel continental para fortalecer la capacidad de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NEPAD) en el apoyo a la juventud rural.

En el futuro, también se hará una propuesta para el establecimiento de un Fondo para la Cooperación Sur-Sur entre los países africanos. Así, la transferencia de recursos de África para África será complementada por la transferencia de soluciones y del conocimiento dentro del continente.

Señoras y señores,

Quisiera una vez más agradecer la generosidad de los Presidentes Obiang y Dos Santos por las contribuciones de Guinea Ecuatorial y Angola.

Estoy seguro de que estas donaciones inspirarán a otros países.

Me gustaría agradecer especialmente a Su Excelencia el Presidente Zuma por el extenso y continuo apoyo en ese proceso y por la participación de la Unión Africana en el Comité Directivo del Fondo, que incluye además la presencia de los principales contribuyentes, el Presidente de la Conferencia Regional para África de la FAO, del Grupo Regional de África en la FAO, y de la misma FAO, que es responsable de la secretaría.

Excelencias, quisiera concluir asegurándoles que pueden contar con la FAO para apoyar a sus gobiernos, a la Unión Africana, a la NEPAD y a las organizaciones económicas regionales para convertir sus visiones políticas del hambre cero en África en resultados concretos.

Muchas gracias por su atención.