FAO.org

Inicio > Acerca de > Quiénes somos > El Director General > Archivo de declaraciones > detail
Declaración del Director General de la FAO José Graziano da Silva
 Solo es auténtico el texto pronunciado

5 April 2017


Encuentro con el Caucus Global de la Juventud Indígena


Quisiera dar la bienvenida a los jóvenes representantes indígenas, provenientes de las siete regiones socioculturales en las que los líderes indígenas dividen el mundo.

Estoy feliz de tener este breve encuentro con el Caucus Global de Jóvenes Indígenas y contento de que se reúnan en la FAO, una Organización que nació para asegurar la paz en el mundo, tras la Segunda Guerra Mundial, a través de la eliminación del hambre y de la pobreza.

Esta es su casa.

No podemos eliminar el hambre en el mundo sin los jóvenes, en un mundo en el que los cambios climáticos traen nuevos retos e incertidumbres. Si no participan de estos procesos que afectarán a sus hijos y a los hijos de sus hijos. Trabajemos juntos y hagámoslo desde ya.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible nos ofrecen una oportunidad para que desde los países, desde las organizaciones indígenas y desde Naciones Unidas trabajemos juntos para lograr un impacto de aquí al 2030.

FAO, desde la creación de su equipo de Pueblos Indígenas en el 2014, está dando un decidido impulso a trabajar con organizaciones Indígenas a partir de un doble enfoque:

Por un lado, consideramos a los pueblos indígenas aliados fundamentales en la lucha contra el hambre, la inseguridad alimentaria y la pobreza por su riqueza de conocimientos ancestrales y buenas prácticas.

Por otro lado, somos conscientes de que la falta de reconocimiento de sus derechos a la gestión de los recursos naturales y la marginación que sufren los coloca en una posición de vulnerabilidad. Hablo sobretodo de sus derechos ancestrales en la tenencia de la tierra. En ese sentido, los pueblos indígenas tienen un papel importante en la implementación de las Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques de la FAO.

Es con ese doble enfoque que hemos diseñado junto a representantes indígenas un plan de trabajo conjunto en torno a seis grandes pilares. Déjenme resaltar dos o tres de ellos que creo ameritan su colaboración e implicación.

Los sistemas alimentarios indígenas son un área de gran interés para la FAO. Los conocimientos indígenas tradicionales, la diversidad de sus sistemas alimentarios, pueden aportar soluciones para dietas saludables, y en tantos aspectos como la nutrición, el cambio climático o la gestión ecosistémica de los espacios.

El trabajo con las escuelas de liderazgo para mujeres indígenas ha permitido que compañeras que estaban en las comunidades accedan a una formación sobre derechos, sobre seguridad alimentaria y sobre aspectos de su interés como son el uso de semillas locales, las directrices voluntarias sobre la tenencia de la tierra, las guías sobre pesca artesanal, etc. Para la FAO es fundamental incorporar las cuestiones de equidad entre géneros en sus programas para la mejora de la seguridad alimentaria y la nutrición.

Como FAO, es esencial que contemos con actividades conjuntas con jóvenes indígenas en sus regiones.

Quizás sean una o dos al inicio. Pero con el tiempo conseguiremos que los jóvenes sean tenidos en cuenta en los distintos programas.

Nosotros aprendemos con ustedes a combinar conocimientos tradicionales con nuevas tecnologías. La resiliencia ante las incertidumbres del cambio climático también puede beneficiarse de las técnicas y conocimientos indígenas.

Su lucha por la tierra y por la seguridad alimentaria de sus pueblos, su búsqueda de un desarrollo sostenible, es la lucha por la sobrevivencia de todos.

Una vez más les felicito por su reunión, les deseo mucho éxito y les reitero que la FAO es su casa, la casa de aquellos jóvenes que quieran eliminar le hambre y la inseguridad alimentaria en el Mundo.

Gracias, y les deseo una muy buena reunión.