FAO.org

Inicio > Fondo Fiduciario de Solidaridad para África > Transformar África
Fondo Fiduciario de Solidaridad para África

Principales logros por esferas temáticas

Los programas y proyectos ejecutados en el marco del Fondo Fiduciario de Solidaridad para África tuvieron prioridades diferentes y la mayoría abordó más de una esfera temática. En particular se respaldaron cuatro esferas temáticas generales:

  1. Agronegocios, cadenas de valor y empleo juvenil
  2. Apoyo a la resiliencia y los medios de vida
  3. Inocuidad de los alimentos, seguridad alimentaria y nutrición
  4. Empoderamiento de la mujer

En los cinco últimos años, los resultados de estos proyectos han demostrado la función crucial del Fondo como iniciativa dirigida por África que ha beneficiado a cientos de miles de personas, mujeres, jóvenes y niños de zonas rurales de todo el continente a través de diversas iniciativas que han logrado incrementar la productividad de manera sostenible, combatir plagas y enfermedades, garantizar la seguridad alimentaria, la nutrición y la inocuidad de los alimentos, crear puestos de trabajo y aumentar los ingresos.

El Fondo ha permitido asimismo a la FAO ayudar a los países africanos a hacer frente a cuestiones agrícolas relacionadas con la seguridad alimentaria y la nutrición, la ordenación de los recursos naturales y el cambio climático, al tiempo que se abordaban las cuestiones de género y el empoderamiento de la mujer, así como el empleo y la resiliencia de los medios de vida en el ámbito rural. Las iniciativas del Fondo también han fortalecido la capacidad en materia de alimentación y agricultura y han fomentado la colaboración dentro de África a este respecto.

Transformar vidas en Uganda

Transformar vidas en Uganda

Las zonas de Lira y Acholi, en el este de Uganda, siguen enfrentando dificultades específicas como consecuencia de la guerra civil que culminó en 2006. El Fondo respaldó actividades basadas en una larga historia de intervenciones de la FAO en el distrito enfocadas en grupos de jóvenes.

Antes de incorporarse a las actividades del proyecto del Fondo, los beneficiarios no tenían fuentes de ingreso ni capital para invertir en actividades agrícolas que no estuvieran destinadas a la subsistencia. Algunos de los jóvenes que participan en el proyecto son huérfanos que están escolarizados y que necesitaban ayuda. Un grupo de jóvenes combinó varias actividades para proporcionar un flujo de ingresos periódico: la agricultura, la cría de conejos, la producción de plántulas de árboles y la cría de aves de corral. Al principio, los dirigentes del grupo de jóvenes tenían que organizar viajes a Kampala para comprar alevines y transportarlos de regreso durante la noche. Gracias al proyecto, ahora los alevines pueden obtenerse en el distrito.

Además del aspecto comercial, el proyecto ha prestado asistencia directa a 750 estudiantes de la escuela integrada de Lira. El servicio alimentación escolar incluye a 150 de los niños más pequeños, y ahora los niños comen pescado una vez por semana. Según los beneficiarios, “el proyecto del Fondo ha ayudado a cambiar la vida de la comunidad; ahora las personas pueden hacer las cosas de otra manera”. También indicaron que “es mejor invertir en acuicultura que en una porción de tierra de igual tamaño para producir cultivos o criar ganado”.

En esa zona, el programa también creó asociaciones público-privadas que apoyan a empresas privadas en pequeña escala, con especial atención a los jóvenes. Una de estas empresas es la explotación agrícola New Harmony, que ahora funciona como una forma de empresa social. La explotación agrícola es autosuficiente desde un punto de vista económico, pero tiene objetivos sociales de trabajo con jóvenes huérfanos para fomentar la formación profesional, la independencia y el desarrollo de las perspectivas de empleo juvenil.

Historia: El Fondo Fiduciario de Solidaridad para África transforma vidas en Uganda

La Cooperación Sur-Sur es una expresión de solidaridad

La Cooperación Sur-Sur es una expresión de solidaridad

La Cooperación Sur-Sur (SSC) es una expresión de solidaridad que promueve el aprendizaje y la cooperación bidireccional basados en el principio de igualdad y en un deseo auténtico de desarrollo mutuo.

Esta cooperación ha fomentado el sentido de confianza, autodesarrollo e interdependencia entre los países del Sur. Para fomentar ese autodesarrollo, el Fondo ha financiado mecanismos de aprendizaje entre pares como viajes de estudio, visitas de intercambio y la elaboración de materiales de información y comunicación.

Se organizó un intercambio de experiencias de Cooperación Sur-Sur entre pares a través de un viaje de estudio de etíopes a Ghana. El viaje se centró en la mecanización de la agricultura, incluida la tracción animal, la mecanización basada en tractores, la mecanización intermedia y equipos mecanizados para poscosecha.

El intercambio de experiencias y lecciones aprendidas ayudó a Etiopía a elaborar y poner en práctica su estrategia de mecanización. A cambio de ello, funcionarios técnicos de los ministerios gubernamentales y la sociedad civil de Ghana realizaron un viaje de estudio a Etiopía para aprender acerca del sistema de seguimiento electrónico, evaluación y presentación de informes en línea.

De forma análoga, funcionarios técnicos del Níger realizaron una visita de intercambio a Túnez con miras a mejorar la sensibilización en el plano nacional y regional sobre buenas prácticas dirigidas a crear un entorno propicio para la política de seguridad alimentaria y nutrición.
Gracias a las visitas de intercambio realizadas entre Rwanda y Uganda, 11 participantes de Rwanda pudieron aprender de las buenas prácticas de riego en pequeña escala aplicadas en Uganda.

Alrededor de 30 participantes de Kenya, Uganda y Zambia visitaron Zimbabwe para intercambiar experiencias sobre prácticas de agricultura climáticamente inteligente y de conservación agrícola. También se organizaron visitas de intercambio sobre la cadena de valor sostenible de la yuca en el Camerún que contaron con 11 participantes de la República Democrática del Congo, el Chad y el Camerún.

Un viaje de estudio a Kenya, destinado a 25 facilitadores de escuelas de campo para agricultores de 11 países de África occidental y central, se centró en el aprendizaje de prácticas de adaptación al cambio climático en escuelas de campo de agropastoreo.

Noticias: La FAO, Ghana y Etiopía se unen para mejorar la mecanización agrícola

El Fondo empodera a las mujeres rurales

El Fondo empodera a las mujeres rurales

Tradicionalmente las mujeres rurales realizan gran parte del trabajo agrícola en África. Las mujeres también están asumiendo más labores agrícolas a medida que los hombres migran hacia las zonas urbanas para realizar trabajos eventuales y generar ingresos fuera de la explotación agrícola.

La función cada vez más activa de la mujer en la agricultura en pequeña escala constituye una importante oportunidad para influir favorablemente en la producción de alimentos y la seguridad alimentaria ante un clima cambiante. Se ha estimado que, si las mujeres tuvieran el mismo acceso que los hombres a los recursos agrícolas, la producción de cultivos podría incrementarse entre un 20 % y un 30 % y el número total de personas que padecen hambre en el mundo podría reducirse en un 12 % a 17 %. Por consiguiente, empoderar a las mujeres rurales constituye un paso fundamental para cumplir las aspiraciones de África en lo que respecta a la seguridad alimentaria y nutricional.

Las actividades del programa del Fondo Fiduciario de Solidaridad para África consistieron en reproducir enfoques participativos exitosos de la FAO utilizando como punto de entrada el modelo de los clubes Dimitra, que promueve el empoderamiento socioeconómico de las mujeres y los hombres del medio rural y consolida la resiliencia de sus medios de vida.

El enfoque de los clubes Dimitra se empleó sobre la base de sus resultados satisfactorios en proyectos anteriores, que comprendían cambios del comportamiento, mejora en la seguridad alimentaria y nutricional, mayor acceso a la información y las oportunidades, y la participación de la mujer en la toma de decisiones y las funciones directivas.

El programa incitó a aplicar enfoques participativos que tienen en cuenta la perspectiva de género, con miras a contribuir a un acceso más igualitario a los recursos y el control sobre ellos, así como a la igualdad de género, por medio del funcionamiento de los clubes y la capacitación impartida. También se prevé que el programa surtirá efectos en el plano doméstico mediante la distribución más equitativa de los ingresos y las funciones de género en los hogares, y que tendrá repercusiones en el plano comunitario gracias a sus beneficios indirectos.

Noticias: FAO Regional Conference for Africa boosts the Africa Solidarity Trust Fund (ASTF)

Piscicultura inteligente en Guinea-Bissau

Piscicultura inteligente en Guinea-Bissau

En la aldea de Pitche, ubicada en el extremo oriental de Guinea-Bissau, el proyecto introdujo jaulas flotantes para la cría de peces y el cultivo de la yuca con miras a incitar a jóvenes desempleados a aventurarse en actividades agroindustriales. Hasta ahora los aldeanos practicaban únicamente la pesca de subsistencia, pero nunca se habían dedicado a la acuicultura. Se diseñó un modelo de negocios especial con los denominados acuicultores “de base”, propietarios de tierras, que posteriormente colaboraron con jóvenes acuicultores “satélites”.

La FAO proporcionó todos los materiales —material de construcción, redes, herramientas—, los alevines y el pienso para peces. Las jaulas para peces se diseñaron de forma que pudieran utilizarse tanto en un río como en un estuario y llenarse de alevines de tilapia del Senegal, dos especies, según sus hábitats naturales. Consultores del Senegal capacitaron a los jóvenes seleccionados en materia de montaje de las jaulas, técnicas de amarre, manejo de las jaulas y registro de los resultados de crecimiento de los peces.

Los jóvenes tuvieron que valerse por sí mismos para alimentar a los peces y mantener las jaulas. Después llegó el día de la primera gran cosecha. La yuca había tenido buen rendimiento y se registraron cosechas de entre una y cuatro toneladas, lo que supuso un gran éxito para los productores de esa planta. Un buen día, la mitad de los aldeanos se presentaron en la ribera del río para observar la captura de peces. Se expresó agradecimiento por el papel de la FAO en el proyecto de cría de peces y cultivo de yuca. Y luego, en medio de las conversaciones sobre los peces, una anciana dijo que, por medio de este proyecto, que combinaba la producción de yuca y pescado, la FAO había detenido la emigración de la aldea. Fue un momento aleccionador y una verdadera revelación para el personal encargado del proyecto.

En cada ciclo, los jóvenes crían cerca de 90 000 peces, es decir, unas 22,5 toneladas de pescado. Esto equivale a unas 45 toneladas de pescado por año. Las iniciativas de producción de peces y yuca hicieron que las personas vieran con otros ojos la vida en su aldea. Quienes soñaban con “escapar” de su aldea han comenzado a ver las ventajas de quedarse en ella. Abbas Embalo, miembro de la iniciativa de cultivo de yuca, dijo: “Abandoné la idea de migrar cuando el proyecto comenzó. Algunos de nuestros amigos que habían intentado sin éxito emigrar a Europa han regresado y se han unido al proyecto”.

Los jóvenes criadores de peces están dispuestos a seguir enriqueciendo sus conocimientos y aprendiendo de sus experiencias, y a ahorrar suficiente dinero para poder ampliar sus piscifactorías.

Historia: Jaulas flotantes, tesoros escondidos: piscicultura inteligente en Guinea-Bissau

Fomentar la agricultura urbana y periurbana en África central

Fomentar la agricultura urbana y periurbana en África central

Madzou es agricultor y presidente de la cooperativa Agri Espoir del distrito Mingara del Gabón. Cultiva berenjena, quimbombó, chile, perejil, apio, cebollinos y lechuga, y con los productos de esta actividad mantiene a 11 personas a su cargo. En 2014, el Sr. Madzou se convirtió en beneficiario del programa subregional financiado por el Fondo Fiduciario de Solidaridad para África. Aprendió nuevas técnicas como las relativas a la rotación de cultivos, al espaciado y la alineación de las plantas y al control de enfermedades y plagas. El Sr. Madzou apreció la entrega de equipo agrícola, semillas, plaguicidas y fertilizantes y agradece a la FAO, en particular, la capacitación impartida.
|
Todos los productos se comercializan en el mercado local de Potos, en Franceville. A pesar de la competencia, logra vender toda su mercancía y ha entablado relaciones comerciales con muchos revendedores. El Sr. Madzou considera que este proyecto le ha permitido triplicar sus ganancias financieras; ha logrado comprar tierras y materiales para construir una casa, que piensa alquilar para diversificar sus fuentes de ingresos. Este incremento de sus ingresos le permite satisfacer las necesidades de sus seis hijos, sus dos sobrinos y su nieto.

Le développement de l’horticulture urbaine et péri-urbaine en Afrique Centrale 2014-2017

Piscicultura en Kenya

Piscicultura en Kenya

Joyce Makaka es de Lurambi, condado de Kakamega en el oeste de Kenya, una región en la que tradicionalmente la tierra está controlada por hombres. Cuando su esposo falleció en 2014, Joyce tuvo que superar muchos obstáculos para hacer prosperar un negocio de cría de tilapia y bagre. Por intermedio del Fondo, la FAO imparte capacitación y presta asistencia para mejorar la producción en todas las etapas de la cadena de valor de la acuicultura (incubación, vivero, cría hasta la edad adulta y comercialización).

Joyce recibió capacitación en su piscifactoría y aprendió sobre la producción de alevines de bagre y tilapia. En su opinión, el apoyo que recibió del Fondo fue extremadamente importante, pero agrega: “por sobre todas las cosas, el programa me dio la confianza de que puedo hacerlo”. El negocio de piscicultura de Joyce ha tenido éxito gracias a la capacitación que ella recibió y ahora está generando oportunidades de empleo para varios jóvenes que trabajan en la construcción de estanques y criaderos.

Vídeo: Joyce – A Kenyan Fish Farming Entrepreneur

Apoyar a jóvenes empresarios rurales en África

Apoyar a jóvenes empresarios rurales en África

El proyecto del Fondo Fiduciario de Solidaridad para África distribuyó gallinas ponedoras a los beneficiarios en los distritos de Bugesera, Gakenke, Gisagara y Ruhango con el objetivo de diversificar la agricultura, reducir la pobreza y mejorar la nutrición en las zonas rurales de Rwanda. El proyecto está ayudando directamente a 225 beneficiarios, entre ellos jóvenes rurales desempleados.

Eric Hakizimana, residente del distrito de Bugesera, es uno de los beneficiarios de este proyecto. Pasó un año sin conseguir trabajo tras haber completado un curso de informática y administración. Después de recibir capacitación del proyecto en materia de administración de empresas y competencias para la cría de aves de corral, en diciembre de 2015 recibió 330 gallinas ponedoras y una granja avícola bien construida, con los piensos necesarios. Cuando las gallinas comenzaron a poner huevos, Eric percibía 150 000 francos rwandeses (RWF) por mes. Cuando dejaron de poner huevos las vendió por 700 000 RWF, que utilizó para repoblar su granja con 630 pollos. Hakizimana dijo: “Repoblé en enero de este año. Ahora, cinco meses después, vendo huevos por un valor de 400 000 RWF por mes. Espero poder ampliar mi granja a 10 000 aves para 2021”.

Otra beneficiaria que recibió apoyo del proyecto es Jeanne Aurore Umuhoza, del distrito de Gisagara. Ahora cuenta con 627 gallinas ponedoras, que ponen 3 150 huevos por semana, lo que genera un mínimo de 130 000 RWF por mes. Actualmente, su empresa emplea a dos jóvenes y espera poder contratar a más personas cuando el negocio se expanda. Jeanne dice: “Tengo la intención de comprar una incubadora y dejar de importar pollos. Quiero tener al menos 5 000 gallinas ponedoras para fines de este año”.

Proyecto: Promoting Agricultural Diversification to Reduce Poverty, Fight Malnutrition and Enhance Youth Employment Opportunities in Eastern Africa

Fortalecer la capacidad en materia de medidas sanitarias y fitosanitarias en África meridional

Fortalecer la capacidad en materia de medidas sanitarias y fitosanitarias en África meridional

La región de África meridional carece de capacidades monitorear las plagas y las enfermedades transfronterizas y poner en práctica las obligaciones nacionales contraídas en virtud del Acuerdo de la Organización Mundial del Comercio sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias.

El programa del Fondo Fiduciario de Solidaridad para África realizó encuestas y evaluaciones de referencia para la SADC sobre la situación de las capacidades nacionales en materia de medidas sanitarias y fitosanitarias en los países destinatarios a fin de detectar las deficiencias y limitaciones en los cinco sectores técnicos: la sanidad vegetal, la sanidad animal, la inocuidad alimentaria, la pesca y la actividad forestal. Se puso en práctica el desarrollo de capacidades en materia de medidas sanitarias y fitosanitarias, apuntando a las necesidades prioritarias determinadas en las encuestas y las evaluaciones de referencia. En promedio, se capacitó a más de 25 funcionarios técnicos por país sobre varios aspectos de las medidas sanitarias y fitosanitarias correspondientes a la sanidad vegetal, la sanidad animal y la inocuidad alimentaria. Gracias a las mayores capacidades de vigilancia, se establecieron programas de vigilancia específicos en varios países de la región.

Esto ha mejorado los marcos normativos para reforzar la comunicación y la coordinación en el plano nacional y en la región. La consecuencia es una mejora considerable de la ejecución del Acuerdo de la OMC sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, en el que se establece la manera en que los gobiernos pueden aplicar medidas de inocuidad alimentaria y sanidad animal y vegetal en sus respectivos países.

Este programa también contribuyó significativamente a que los países de la región puedan responder con celeridad a los brotes de plagas transfronterizas, al reforzar las capacidades de vigilancia y las obligaciones de notificación de plagas transfronterizas y sensibilizar a los gobiernos sobre los nuevos problemas relacionados con las plagas.

Noticias: ASTF project tackles food security, trade constraints in Southern Africa

Proyectos

Con una aportación inicial de 40 millones de USD procedentes de Guinea Ecuatorial, Angola y contribuciones simbólicas de las organizaciones de la sociedad civil, el ASTF permite que la FAO ayude a los países africanos a abordar cuestiones agrícolas relacionadas con la paz, la seguridad alimentaria y la nutrición, el empleo, el medio ambiente y el cambio climático, mientras se crea un impacto positivo a nivel local.

Más información