imprimir | regrese al sitio web

Año Veterinario Mundial 2011: la FAO,
los veterinarios y la seguridad alimentaria

 

logo VETEste año marca el 250avo aniversario de la profesión y educación veterinaria. Para los profesionales veterinarios alrededor del mundo estos 12 meses estarán llenos de orgullo y significado ya que le hacen recuerdo a audiencias globales de sus contribuciones a la sociedad y el mantenimiento de la salud animal.

 

Pero los profesionales veterinarios están involucrados en mucho más que el tratamiento de enfermedades y laceraciones en animales domésticos y de granja. A través de los años los profesionales veterinarios han estado jugando roles significativos y contributivos en la salud y el bienestar humano y animal, calidad alimenticia, seguridad y salubridad alimentaria, ecología, etología, epidemiologia, fisiología y psicología, en el desarrollo de medicamentos y farmacéuticos, en investigación biomédica, como educadores y entrenadores, en la conservación de vida silvestre, y en la protección del medio ambiente y la biodiversidad.

 

A Diciembre del 2010, se cuentan 156 veterinarios trabajando para la FAO. De estos, hay 14 en África del Norte y el Medio Oriente, 56 en Europa, 9 en Asia Central, 30 en Asia del Este y el Pacifico, 11 en Latino América, y 36 en África sub-sahariana. Es evidente que el trabajo de los profesionales veterinarios de la FAO alcanza todas las esquinas del mundo.

 

Los veterinarios trabajando para la FAO tratan con enfermedades infecciosas y parasíticas en animales domésticos y en vida silvestre, así como también en salud publica veterinaria. Algunos están involucrados en el manejo de crisis en salud, otros en vigilancia epidemiológica, sistemas de prevención y alerta temprana, laboratorios de diagnostico y redes científicas, impactos socioeconómicos y estudios sobre los medio de subsistencia, análisis de políticas, evaluaciones ambientales, elucidación de sistemas de producción pecuaria y los ambientes que apoyan la persistencia y diseminación de enfermedades, nutrición animal y alimentos balanceados, el manejo de recursos genéticos animales, y el trafico de patógenos y conocimiento preciso de enfermedades. En corto, los veterinarios son profesionales multifuncionales ayudando a las sociedades y sus animales para que estos se mantengan sanos y productivos.

 

Esto puede ser demostrado por medio de los beneficios multidimensionales que resultan de la erradicación de la peste bovina de la faz de la tierra; un logro de la FAO y sus socios bajo el programa mundial de erradicación de la peste bovina (PMEPB). Asimismo, los veterinarios de la FAO jugaron roles preponderantes en la lucha contra la influenza aviar altamente patogénica (IAAP H5N1) desde que emergió en el sureste Asiático a finales del 2003. De hecho, en este momento el trabajo continua en un pequeño número de países.

 

Más allá de estas enfermedades, la Division de Salud y Producción Animal (AGA) es también activa en hacer frente a fiebre porcina africana, pleuroneumonía bovina contagiosa, fiebre aftosa, la fiebre del valle Rift, rabia, y tripanosomiasis africana, entre otras.

 

En suma, AGA—por medio de sus actividades—asiste a los ministerios de agricultura, agencias de salud animal y unidades veterinarias de los países miembros para que estos mejoren los servicios que prestan a una variedad de sistemas de producción pecuaria. Estos servicios de salud animal ayudan a mantener animales saludables y productivos que realizan importantes contribuciones a la producción de alimentos, generación de ingresos, creación de empleos, crecimiento económico y mitigación de la pobreza.