FAO index page FAO index page
Print this page | Close
foto

Aves de corral y la generación de ingresos


La producción comercial de aves de corral en unidades ubicadas en las ciudades o en sus cercanías ha provocado un enorme aumento de la producción de huevos y carne de aves de corral en muchos países en desarrollo. Dicha producción abastece principalmente a la población urbana y peri urbana. La inmensa mayoría de las unidades produce o carne o huevos mediante pollos de engorde y gallinas ponedoras con genotipos especializados. La gallina es la especie más común, pero en Asia sudoriental y China también son comunes las parvadas comerciales de patos. Las unidades de producción de carne o huevos en gran escala suelen estar integradas verticalmente y disponen de granjas de reproducción para la cría de abuelas y reproductoras, incubadoras, fábricas de alimentos concentrados e instalaciones para el procesamiento de huevos o carne. Los pequeños productores familiares frecuentemente producen lo mismo, pero con menor eficiencia y afrontando limitaciones para garantizar la calidad de los insumos ‑pollitos y alimentos‑ y la comercialización de sus productos. Los pollos de engorde suelen destinarse a los mercados de aves vivas.

En los sistemas de cría contractual, las unidades de producción son propiedad de los avicultores por contrato, que los explotan, y normalmente cuentan con una empresa integrada que los suple con pollitos, alimentos y los medicamentos necesarios. Los criadores reciben una remuneración en función de su producción y eficacia productiva. El contrato con criadores es esencialmente una forma de compartir los costos y riesgos con la empresa integrante. El avicultor se beneficia de las economías de escala y la reducción de los costos de las transacciones, así como de una reducción de los riesgos asociados a las grandes fluctuaciones de precios. La empresa integrante, por su parte, tiene la posibilidad de ser más flexible y ajustar el volumen de la producción a los cambios de estación o a la demanda nacional o de exportación. La producción de aves en forma contractual brinda oportunidades de empleo y generación de ingresos a los pequeños productores avícolas, pero los países deben establecer normas para evitar que este tipo de avicultura propicie la aparición de factores externos negativos para los criadores, trabajadores, comunidades locales y el público en general.