Argentina

RESUMEN

El estado nutricional de los niños menores de 6 años atendidos en el sistema de salud pública en 1995, presenta en las jurisdicciones provinciales analizadas un patrón antropométrico común, en el que los principales problemas nutricionales son el déficit de talla (5.3-19.7%) y el sobrepeso (5.4- 16.3%) y la prevalencia de desnutrición aguda está dentro de rangos considerados bajos. Se estima que los valores encontrados estarían reflejando una adecuada prevención y/o una exitosa rehabilitación nutricional a través del Programa de Salud Materno Infantil. Se observan sin embargo diferencias regionales y en particular el sobrepeso afecta más a los niños de Santa Cruz (16.3%) y de Chubut (12.3%). En los niños de 2 a 6 años de los principales aglomerados urbanos del país también el sobrepeso y la desnutrición crónica constituyen los problemas principales, afectando en 1995 entre el 3.3-12% y 3.6-22% respectivamente.

Los censos de talla en escolares de primer grado realizado entre 1991 y 1994 presentan un nivel de desnutrición crónica particularmente elevado en las provincias de Salta, Jujuy, Chaco, Formosa y Misiones Se observan diferencias entre escuelas urbanas y rurales siendo mayor la proporción de talla baja en escolares del área rural de Jujuy, Salta y Chaco.

En la evaluación antropométrica de varones de 18 años realizada en 1993, la mediana del Indice de Masa Corporal, considerada representativa del ámbito nacional fue de 22.4 kg/m², o sea un valor considerado normal (18.5-25.0 kg/m²). Sin embargo, al considerar la talla promedio el valor más bajo se encuentra en Jujuy (167.5 cm) y San Luis (167.7 cm), mientras que en Buenos Aires, Rio Negro y Córdoba supera el promedio nacional.

No existen datos del estado nutricional de la población de adultos en el ámbito nacional. Sin embargo, entre las principales causas de morbilidad y mortalidad de este grupo etáreo existe una amplia gama de enfermedades crónicas no transmisibles relacionadas con los estilos de vida y alimentación.

De acuerdo a la única información existente colectada en niños menores de 2 años la prevalencia de anemia (Hb<110 g/l) es alta, variando en 1985 de 22.4% en la región Centro hasta 47% en el Gran Buenos Aires. También lo es en mujeres embarazadas y en edad fértil.

No se dispone actualmente de datos sobre la deficiencia de vitamina A para el ámbito nacional. Los estudios en niños menores de 2 años en áreas de alta concentración de población con necesidades básicas insatisfechas revelan una alta prevalencia de deficiencia sub-clínica de vitamina A (retinol sérico < 20µg/dl) para 1995-96, con valores situados entre 26% y 46%.

La yodación de la sal desde 1967 ha permitido un decidido avance en la prevención de los desórdenes por deficiencia de yodo. En 1993-94, la Tasa Total de Bocio (TGR) en escolares de los departamentos de los Valles Calchaquíes y del área Andina se sitúa por debajo de 5%, lo que significa la eliminación de los trastornos por deficiencia de yodo (IDD) (WHO, 1995).

A pesar de ser suficiente la disponibilidad de alimentos en el ámbito nacional para satisfacer las necesidades energéticas de la población, las informaciones disponibles de consumo de alimentos provenientes de la encuesta de gasto de hogares revela para los sectores de menores ingresos, una deficiente adecuación energética y de micronutrientes. En este contexto, son necesarias tanto medidas de redistribución, tal como los programas alimentarios focalizados a los grupos más vulnerables, como acciones para prevenir el sobrepeso y la obesidad, a través de la promoción de hábitos alimentarios adecuados.

© FAO 2010