Costa Rica

RESUMEN

Costa Rica presentó a través de los resultados obtenidos en las encuestas nacionales de nutrición de 1982 y 1996 una mejoría del estado nutricional de preescolares mediante una disminución de 6% a 5% de la desnutrición moderada y severa (peso para la edad <-2DE) y del 8% a 6% en el retardo de crecimiento durante el período 1982-1996.

En la población escolar se encontró 17% de niños y niñas delgados(as) y 15% con sobrepeso, según el índice de masa corporal (IMC). En el período comprendido entre los años 1979 y 1997 el porcentaje de retardo de crecimiento en escolares de primer grado disminuyó de 20% a 7% (talla para la edad < - 2 desviaciones estándar).

En las mujeres de 15 a 19 años de edad la prevalencia de bajo peso fue de 1% y 23% con sobrepeso. El grupo de mujeres de 20 a 59 años de edad presentó un serio problema de obesidad, el cual debe ser considerado como la prioridad nutricional para este grupo de edad en el campo de la salud pública. La prevalencia aumentó de 40% en 1982 a 50% en 1996. El déficit nutricional disminuyó de 17 a 8% en ese mismo período.

Las anemias nutricionales continúan representando un problema moderado de salud pública detectado a través de las mismas encuestas . La carencia de vitamina A en preescolares constituye un problema de salud pública leve con una prevalencia de 9% (retinol sérico <20 µg/dL) . Sin embargo, el 31% presentó carencia "marginal", lo cual representa un alto riesgo de desarrollar carencia de vitamina A. Por otra parte, sólo el 1% de las madres lactantes presentó carencia de vitamina A. La carencia de yodo en el nivel nacional no constituye un problema de salud pública.

Con respecto al consumo de alimentos se determinó en la encuesta de nutrición de 1996 que el consumo de energía fue de 1942 kcal por persona por día, lo que representa el 92% de las necesidades energéticas diarias. Las tres principales fuentes de energía fueron el arroz, el azúcar de caña y las grasas y aceites.

En el 60% de los hogares el consumo de energía se caracterizó como insuficiente o en situación crítica. Por el contrario, el 20% de los hogares, tuvo un elevado consumo aparente de energía.

Las proteineas contribuyen en un 11% al valor energético total (114% de adecuación de proteínas). Las proteínas fueron aportadas en su mayoría por los grupos de carnes, leche fluida y queso y el arroz. Aproximadamente un 37% de los hogares se encuentra en situación clasificada como crítica o insuficiente. Los carbohidratos aportaron el 62% del valor energético total, porcentaje que se encuentra dentro del rango recomendado para Costa Rica (60-64%) y las grasas contribuyeron en un 27%, valor que se encuentra por arriba de lo recomendado (25%).

En el nivel nacional, el porcentaje de adecuación de consumo de hierro fue de 68%. Lo anterior es preocupante aún más si se considera que el 78,8% de los hogares se encuentran por debajo del 90% de adecuación, lo cual se clasifica como crítico. Los principales alimentos fuentes de hierro fueron los frijoles, los derivados del trigo (panes, galletas y pastas) y las carnes.

El porcentaje de adecuación de retinol fue de 128%; sin embargo, una tercera parte del grupo estudiado tiene una baja disponibilidad de vitamina A. El grupo de vegetales fue la principal fuente de esta vitamina aportando el 51% del consumo total.

© FAO 2010