Cuba

RESUMEN

El Suministro de Energía alimentaria (SEA) experimentó a partir de 1964-66 un ascenso progresivo hasta el trienio 1989-91. A partir de ese momento debido a la situación económica desfavorable que presentó el país se produce una disminución brusca de la disponibilidad de alimentos en 1992-95. En 1996-98 se inicia una recuperación gradual pero que aún no llega a las cifras de la década de los ochenta . Hasta el momento no se dispone de información sobre una encuesta nacional de consumo de alimentos realizada en el 2001. Tradicionalmente, la alimentacion cubana incluye arroz, frijoles, carne de pollo o cerdo, platano, yuca, azucar y cafe. Se observa en los ultimos años una tendencia hacia el aumento de frutas y hortalizas asi como de grasas y azucar.

En relación a la lactancia materna, en la encuesta MICS del 2000 se obtuvo una prevalencia de lactancia materna exclusiva hasta el tercer mes de 43,7% en los niños, 48,7% en las niñas y por zonas en la urbana fue de 43,7% y en la rural de 48,7%.

En la ultima encuesta nacional del 2000, la prevalencia de la desnutrición segun los tres indicadores no alcanzaba los 5% en los niños preescolares a nivel nacional con diferencias minimas entre regiones (Cuadro 4a). Los niveles mas elevados se observan en las zonas rurales y la region Occidente donde alcanzan 6 a 7% para el retardo de crecimiento. Estas cifras de desnutrición tan bajas situan a Cuba a la vanguardia entre los paises en desarrollo. Las cifras de niños preescolares con sobrepeso van en aumento en los años ochenta y disminuyen en 1993 y 1998 donde se estabilizan alrededor de 5%. El índice de masa corporal en los adolescentes muestra que hasta la edad de 18 años los valores son superiores en el sexo femenino y solo a los 19 años es que la mediana del sexo masculino supera la del sexo femenino (Cuadro 4b).

En los adultos el estado nutricional valorado por los valores del índice de masa corporal refleja que el 8,9% de las mujeres y el 5,6% de los hombres presentan algún grado de deficiencia energética crónica. Sin embargo, lo que más llama la atención es que el 36,9% de las mujeres y el 32,2% de los varones tienen algún grado de sobrepeso (Cuadro 4c).

La deficiencia de yodo en Cuba evaluada por los niveles de excreción urinaria clasifica como leve. No obstante en las regiones montañosas estudiadas la mediana de excreción es inferior a 20 µ/L lo que denota un problema de deficiencia de yodo (Cuadro 5). Actualmente se lleva a cabo la yodación universal de la sal de consumo humano. De acuerdo a las determinaciones bioquímicas realizadas en el país, los niveles de retinol sérico detectados en los diferentes grupos poblacionales evaluados no denotan un problema de salud pública en relación con la carencia de vitamina A.

La anemia por deficiencia de hierro es la deficiencia específica más extendida en Cuba y los grupos más afectados son las embarazadas, mujeres en edad fértil y niños menores de 2 años (Cuadro 5). A pesar de encontrarse en algunos grupos porcentajes altos de anemia, la mayor parte corresponde a anemia ligera. Existe un Plan nacional para la prevención y control de la anemia por deficiencia de hierro que contempla la suplementación medicamentosa con sales ferrosas, la fortificación de alimentos con hierro y medidas de salud pública.

© FAO 2010