La situación nutricional de cada miembro del hogar depende del cumplimiento de diversos requisitos: los alimentos disponibles en el hogar deben distribuirse conforme a las necesidades individuales de sus integrantes; los alimentos deben tener la variedad, calidad e inocuidad suficientes; y cada miembro de la familia debe gozar de buena salud para aprovechar los alimentos consumidos.

Alcanzar los objetivos de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación relacionados con la nutrición requiere políticas y programas nacionales y sectoriales que cuenten con una eficaz acción comunitaria, orientada a mejorar la seguridad alimentaria de los hogares y a promover el consumo durante todo el año de una alimentación correcta desde el punto de vista de la nutrición. Estas acciones han de darse en un marco de promoción de medios de sustento sostenibles y necesitan tomar en cuenta la diversidad de factores locales que conducen a distintas formas de malnutrición, comprendidos los problemas de escasez crónica o estacional de alimentos, la falta de variedad en la alimentación, las medidas de atención doméstica y las prácticas alimentarias inadecuadas, así como las condiciones de vida deficientes.

El Grupo de Seguridad alimentaria en los Hogares en colaboración con el Grupo de Educación y Comunicación en Nutrición constituyen el Servicio de Programas de Nutrición. Las actividades de esta dependencia se orientan a la elaboración y ejecución de programas eficaces, para circunstancias normales o situaciones de urgencia, a fin de asistir a los hogares y las comunidades pobres para asegurar su acceso a una alimentación nutritiva, mejorar su consumo de alimentos y su bienestar nutricional, y reducir a la vez su inseguridad alimentaria y su pobreza. Las actividades del Servicio se dirigen a los sectores pobres y malnutridos, así como a las familias que bregan por atender los demás problemas producidos por el padecimiento de VIH/SIDA.

Top

El Servicio hace énfasis en la producción de recursos y actividades interdisciplinarias para ayudar a los países miembros de la FAO, a sus instituciones y comunidades de las zonas rurales y urbanas a determinar y ejecutar estrategias y medidas intersectoriales que conduzcan a reducciones sostenibles de la malnutrición. El Grupo de Seguridad Alimentaria de los Hogares y Nutrición de la Comunidad promueve la acción directa para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición de los hogares, con énfasis en iniciativas basadas en alimentos, centradas en la comunidad, con planteamientos participativos que alientan a la población y la facultan para participar activamente en la concepción y ejecución de actividades destinadas a mejorar su seguridad alimentaria y su bienestar nutricional.

Se proporciona ayuda a los países miembros y a sus instituciones en todos los niveles, para planificar, ejecutar, supervisar y evaluar programas comunitarios de seguridad alimentaria y nutrición de los hogares. Estas actividades se dirigen a los hogares pobres y vulnerables y promueven la utilización de recursos locales tanto para mejorar el consumo como para generar ingresos, mediante:

  • la creación y difusión de métodos, directrices y otros materiales técnicos, comprendida la experiencia de otras intervenciones sobre el terreno;
  • la elaboración y difusión de materiales de capacitación, incluidos los destinados a los promotores, en materia de seguridad alimentaria y nutrición de la familia, para uso de las instituciones locales y el personal de campo, así como la organización de programas de capacitación en distintos niveles para mejorar la capacidad nacional y local de capacitación;
  • la promoción de un foro sobre seguridad alimentaria de la familia y nutrición de la comunidad, realizado a través de reuniones no oficiales, consultas de expertos, redes y sitios en Web interactivos, para facilitar el intercambio de información, promover la colaboración y compartir experiencias entre el personal, los organismos, las instituciones y las ONG del sector del desarrollo.

Este enfoque general también se adapta al contexto de las urgencias alimentarias producidas por catástrofes naturales o por conflictos causados por el hombre. La FAO da gran prioridad a las actividades de alerta temprana, asistencia nutricional en situaciones de urgencia, y a contribuir a que los países estén mejor preparados para afrontar las crisis a través de políticas sostenibles en materia de seguridad alimentaria. Se proporciona asistencia técnica para proteger y promover la buena nutrición y la seguridad alimentaria de los hogares a través de actividades de socorro, restablecimiento y preparación para las catástrofes, a través de:

  • apoyo directo para planificación de la preparación para afrontar crisis
  • preparación de directrices y manuales
  • capacitación
  • evaluación de las situaciones de urgencia
  • formulación de proyectos y apoyo técnico
  • promoción de colaboración entre instituciones e intercambio de información.
Top

© FAO 2010