Huertos domésticos para mejorar la nutrición

Una de las formas más fáciles de garantizar el acceso a una alimentación saludable (Información y conocimientos de nutrición) que contenga macro y micronutrientes apropiados consiste en producir muchos tipos distintos de alimentos en el huerto doméstico. Esto es particularmente importante en las zonas rurales, donde las personas tienen pocas oportunidades de ganar ingresos y un acceso deficiente a los mercados. Los huertos domésticos también se están convirtiendo en fuente cada vez más importante de alimentos e ingresos para las familias pobres de las zonas periurbanas y urbanas (Agricultura, Alimentos para las ciudades).

Si no está muy limitado el acceso a tierras y agua, un huerto familiar bien realizado tiene posibilidades de suministrar la mayor parte de los alimentos no básicos que necesita la familia todos los días del año, comprendidas raíces y tubérculos, hortalizas y fruta, legumbres, hierbas y especias, animales y pescado. Las raíces y los tubérculos contienen mucha energía, y las legumbres son importantes fuentes de proteínas, grasa, hierro y vitaminas. Las verduras y la fruta color amarillo o naranja proporcionan vitaminas y minerales esenciales, en particular folato, y vitaminas A, E y C. Las hortalizas y la fruta son un elemento vital de una dieta saludable y deben consumirse en todos los alimentos. La carne, el pollo y el pescado aportan proteínas, grasa y micronutrientes, en particular hierro y zinc. Tienen especial importancia en la alimentación de los niños pequeños, para asegurar su crecimiento normal y su desarrollo intelectual.

La conocida publicación de la FAO Improving Nutrition through Home Gardening presenta estrategias y tecnologías para obtener buenos resultados en la horticultura doméstica y también contiene información sobre nutrición. Se han elaborado grupos de materiales separados de capacitación, especialmente elaborados para tomar en cuenta la producción de alimentos y las pautas alimentarias regionales del Sudeste Asiático, África y América Latina, que han sido objeto de gran difusión.

La Dirección de Nutrición y Protección del Consumidor de la FAO y la Dirección de Producción y Protección Vegetal colaboran activamente con los institutos de extensión agrícola, investigación y capacitación de los países y con las ONG en la capacitación de personal, grupos de campesinos y grupos de mujeres, así como con maestros, en técnicas de horticultura y nutrición práctica. Se han realizado con buenos resultados proyectos en Bangladesh, Bhután, la India, Indonesia, Níger, Somalia y Viet Nam (FNA), y se llevan a cabo actividades de capacitación en Ghana y Kenya, en África; en Bolivia, Ecuador, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Perú, en América Latina, así como en Granada y el Caribe.

© FAO 2010