Jordania

RESUMEN

Jordania es un país árabe ubicado al este del río Jordán y limita con Siria, Irak, Arabia Saudita y Palestina. La densidad de la población esta concentrada en las provincias de la región central, con la capital Amman, y en la región Norte del País.

Los alimentos a base de trigo constituyen la base de la alimentación de la población. Los cereales son la principal fuente de energía, mientras la fruta y hortaliza ocupan en segundo lugar en términos de cantidades. Los productos de origen animal aportan más de un tercio de las proteínas. La contribución de los edulcorantes en la energía es relativamente elevada.

Más de 95% de las madres amamantan sus hijos hasta los 3 meses, 85% hasta los 6 meses y 69% a los 7-9 meses.

El estado nutricional de los menores de cinco años ha mejorado entre 1991 y 1997. Según estudios mas recientes, las prevalencias de retardo de crecimiento, la insuficiencia ponderal y la emaciación están a niveles considerados como aceptable de acuerdo a los criterios de la OMS. Sin embargo, se observan diferencias a nivel de provincia con prevalencias de retardo de crecimiento elevadas en los varones de Mafraq y prevalencias moderadas en las hembras de Mafraq y Tefeeleh.

El sobrepeso no constituye un problema en los niños y adolescentes; no obstante un estudio reciente en la provincia de Amman ha encontrado mas de un cuarto de las mujeres de 20-25 años con sobrepeso y obesidad (Índice de masas corporal >25 kg/m2).

La carencia de yodo es un problema serio en los niños de Jordania. Uno de cada tres escolares de 8-10 años tiene bocio (tasa total de bocio). Existen variaciones geográficas. Mas de un cuarto de las mujeres de 15-49 años tiene niveles bajos de hemoglobina (<12 g/dL) con variaciones en las prevalencias según el grupo de edad y la provincia. La carencia de vitamina A no constituye un problema de salud pública.

La mayoría de los nacimientos ocurre en los hospitales y casi todo los niños entre 12 y 23 meses están vacunados (DTP y polio). Las tasas de mortalidad en menores de 1 y 5 años son relativamente bajas, la tasa de mortalidad materna se ha reducido y la expectativa de vida ha aumentado a 71 años para ambos sexos.

© FAO 2010