Información general: las necesidades alimentarias de nutrientes

Para una evaluación cabal de las necesidades alimentarias y de nutrición es esencial conocer las necesidades de consumo humano de energía y de nutrientes, así como para permitir a los gobiernos supervisar los programas de nutrición y, en general, planificar las actividades de desarrollo. En 1948 el Comité Consultivo Permanente de la recientemente constituida Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) consideró que "el problema de evaluar las necesidades alimentarias de calorías y nutrientes, con el mayor grado posible de precisión, es de importancia decisiva para la FAO". Desde su fundación, hace 50 años, ha sido una parte importante de la labor de la FAO proporcionar esta fundamental información.

El principal objetivo de las consultas de expertos ha sido el mismo durante toda la historia de la FAO: asesorar a los Directores Generales sobre las cuestiones científicas relacionadas con las necesidades alimentarias de energía y de nutrientes, a fin de elaborar recomendaciones prácticas apropiadas. La comunidad científica internacional ha adoptado las recomendaciones FAO/OMS relacionadas con esas necesidades, que se utilizan prácticamente en todos los países. Estas recomendaciones no sólo reflejan la evolución de los conocimientos en distintos momentos, sino que a lo largo de estos años han repercutido en los diversos programas y métodos de investigación. Con la colaboración de distintos grupos hoy existe un conjunto de principios para determinar las necesidades generales y aplicar disposiciones al respecto, que se han adoptado en todo el mundo. Entre las publicaciones más consultadas tanto de la FAO como de la OMS están los informes sobre las necesidades alimentarias de nutrición.

La primera reunión de expertos sobre necesidades alimentarias de energía se celebró a los tres años de la fundación de la FAO. En el prólogo del informe de esa reunión, el primer titular de la Dirección de Nutrición, el Dr. Wallac R. Aykroyd, señaló que "incluso unas recomendaciones provisionales tendrían un valor práctico inmediato para la FAO, así como para sus países miembros". Las recomendaciones también serían útiles para "los profesionales de la nutrición y otras personas interesadas en los problemas relacionados con las necedidades alimentarias".

El primer comité sobre necesidades alimentarias de calorías (energía) formuló una serie de recomendaciones vigentes todavía hoy en día:

  • Las necesidades que se establezcan corresponden a grupos de personas y no a individuos, es decir, la necesidad promedio no puede compararse en ningún caso con las necesidades individuales.
  • Es necesaria una actitud crítica en la interpretación y utilización de los valores relacionados con las necesidades alimentarias de nutrición.
  • Es decisivo tratar las aplicaciones prácticas de las necesidades alimentarias, tarea que compete a la Secretaría.

Grupos de expertos formados por profesionales designados para desempeñarse de conformidad con su capacidad personal elaboran, bajo el patrocinio de la FAO, las recomendaciones científicas y técnicas. La Constitución de la FAO establece que los grupos de expertos, como los que se ocupan de las necesidades alimentarias de nutrientes, pueden ser establecidos por la Conferencia y el Consejo de la FAO o bien cuando lo decida el Director General. Las reuniones de expertos en necesidades alimentarias de nutrientes normalmente se han celebrado cada dos años.

La FAO patrocina y publica documentos sobre las aplicaciones prácticas y la utilización de las necesidades alimentarias en el ámbito de la nutrición.

© FAO 2010