República Somalí

RESUMEN

Somalia es un país situado en el Cuerno de África. La ya difícil situación causada por la guerra civil, que dura desde 1991, se ha visto agravada aún más por la sequía prolongada: el conflicto armado junto con los desastres naturales han mermado los medios de vida y han provocado inseguridad alimentaria estructural, desplazamientos de población y extrema pobreza. Además, los sistemas somalíes de educación y salud han dejado de funcionar a consecuencia de la inseguridad civil y la ausencia de un gobierno central. El país pertenece al grupo de países de bajos ingresos en dificultades (LICUS, por sus siglas en inglés).

La pobreza y la inseguridad alimentaria afectan a grupos vulnerables tales como las comunidades de pastores nómadas y, en particular, las personas desplazadas internamente, así como a la población rural en su conjunto. La agricultura y la ganadería son los sectores económicos más importantes, pero el país muestra todavía una fuerte dependencia de la ayuda externa y de las remesas de los somalíes que viven en el extranjero. La población es en su mayoría rural y muy joven, con una tasa bruta de natalidad elevada y una relación de dependencia muy alta.

Los sectores de la salud y la educación dependen en la actualidad de los organismos internacionales y las organizaciones no gubernamentales. Los problemas de inseguridad limitan la prestación de servicios. Como consecuencia, el nivel de los indicadores de desarrollo humano en Somalia es muy bajo. Las tasas de mortalidad materna, infantil y de niños menores de cinco años son extremadamente elevadas. La incidencia de enfermedades infecciosas es muy alta y las tasas de inmunización son bajas. La esperanza de vida se sitúa en los 47 años.

El suministro de alimentos está basado en la leche y los cereales. El suministro de energía alimentaria es insuficiente para cubrir las necesidades energéticas de la población. El país tiene una fuerte dependencia de la importación de cereales, aceites vegetales y edulcorantes. Tanto el suministro de frutas y hortalizas como el de carne es bajo. Las comunidades agropastoriles tienen una dieta más diversificada que las comunidades pastoriles.

Aunque la lactancia materna es común, la tasa de lactancia materna exclusiva es baja y la alimentación con biberón está generalizada. Los limitados datos a disposición también indican que la lactancia materna es de breve duración.

La situación de inseguridad impide llevar a cabo encuestas nutricionales a gran escala. Se han realizado numerosas encuestas de distrito, pero una evaluación conjunta de la situación es imposible y no se pueden hacer estimaciones de tendencias. La mayoría de las encuestas indican que el nivel de emaciación en menores de cinco años es extremadamente elevado, si bien se han documentado importantes variaciones entre los diversos distritos y a lo largo del tiempo. La región centro-meridional es la más afectada por la emaciación. Los datos sobre el retraso del crecimiento son escasos.

Aunque no disponemos de datos para evaluar la situación, la carencia de yodo es, probablemente, uno de los principales problemas de salud pública ya que el acceso a la sal yodada es extremadamente limitado. Según los escasos datos a disposición, la carencia de vitamina A tiene una prevalencia elevada. La cobertura de la suplementación de vitamina A en madres y niños en edad preescolar sigue siendo insuficiente. Una serie de estudios a pequeña escala muestran también que la prevalencia de anemia es muy alta entre los niños en edad preescolar.

© FAO 2010