Uruguay

RESUMEN

La República Oriental de Uruguay presenta tres tipos de problemas nutricionales. En primer lugar se encuentra la desnutrición energético proteica que afecta a grupos específicos de la población como los niños menores de 5 años provenientes de hogares indigentes o bajo la línea de pobreza. Se ha vigilado esta afección desde 1980, detectándose una disminución significativa de la misma tanto en las formas de insuficiencia ponderal, retardo del crecimiento y emaciación (Mapa 3).

En segundo lugar hay los problemas asociados al exceso de peso para la cual toda la población del país, cualquiera sea su edad y condición socio económica, se encuentra en situación de riesgo, aunque los grupos más afectados son los adultos y ancianos. El problema cobra mayor magnitud por su asociación con enfermedades degenerativas (cardíacas, osteoarticulares, digestivas, diabetes etc.).

Finalmente, hay un grupo de problemas nutricionales cuya prevalencia se desconoce, tales como las anemias nutricionales y la deficiencia de vitamina A cuyo estudio deberá enfocar a la brevedad, particularmente en niños menores de 2 años y mujeres en edad fértil.

Si bien el nivel educativo de nuestra población es satisfactorio, los conocimientos, actitudes y prácticas alimentarias de los uruguayos son deficitarios, por lo que se deberá emprender urgentemente programas de educación nutricional para toda la población, para lograr una alimentación saludable en toda nuestra población.

Las estimaciones de consumo de alimentos efectuadas más recientemente ratifican el alto riesgo de padecer afecciones por exceso de nutrientes y obesidad de nuestra población, caracterizándose por el aporte excesivo de energía, el alto consumo de alimentos de origen animal, particularmente carne vacuna y lácteos, lo que se traduce en una dieta de elevado contenido en grasas, dos terceras partes de las cuales son grasas saturadas de origen animal. Resulta muy bajo el consumo de pescado y no alcanza aún niveles satisfactorios, el consumo de verduras y frutas, aunque se aprecia mejoría (Cuadro 3).

Uruguay es un país que se encuentra en la postransición demográfica, con un alto porcentaje de personas mayores de 65 años, porcentaje que seguirá incrementándose. Junto a la transición demográfica se ha producido la transición epidemiológica, siendo las afecciones cardiovasculares y el cáncer las dos primeras causas de nuestra mortalidad general y las anomalías congénitas la primera causa de mortalidad en los menores de 5 años.

Estos problemas se presentan en un país pequeño, de baja densidad de población (Mapa 1), agro exportador, que ha mejorado sus indicadores macroeconómicos en los últimos años y fundamentalmente ha mejorado su índice de desarrollo humano, ocupando en 1999 la 40° posición a nivel mundial, entre los países con alto desarrollo humano, ha disminuido su índice de pobreza, el más bajo entre los países de América Latina así como los porcentajes de hogares en situación de indigencia y bajo la línea de pobreza.

© FAO 2010