Vanuatu

RESUMEN

Vanuatu esta situado en el sur-oeste del Océano Pacifico. A pesar de que los niveles de desarrollo de la población rural reflejen una economía de sobre vivencia, la población urbana ha ido adoptando estilos de vida del tipo occidental. Los alimentos básicos tradicionales de Vanuatu son las raíces, tales como el ñame y el taro, aunque las frutas farináceas, tales como el plátano y la fruta del pan, también son importantes según las estaciones. Los patrones de consumo tradicionales son más comunes en el área rural que en el área urbana, mientras que en las ciudades toman cada vez más importancia los alimentos importados tal como el arroz, los aceites y grasas, la carne y el pescado fresco o enlatado.

El aumento de las enfermedades cardiovasculares ha sido en parte determinado por estos cambios en el patrón alimentario con consecuencias tambien en la producción agrícola y la seguridad alimentaria.

Ha habido una marcada mejoría del estado nutricional de los niños menores de 5 años de Vanuatu según las encuestas de 1983 y 1996.

La alimentación infantil es adecuada, sin embargo el temprano inicio de la alimentación complementaria sin las medidas de higiene y esterilización adecuadas, limita los beneficios de la lactancia materna al poner al niño en contacto con sustancias contaminadas en el ambiente. Los hábitos y actitudes hacia la lactancia materna y el destete, están relacionados con los riesgos de enfermedad, desnutrición y muerte.

La malnutrición adulta se manifiesta en forma de sobrealimentación, con una frecuencia cada vez mayor de sobrepeso y obesidad, sobretodo en las mujeres, y de las enfermedades concomitantes, tales como la diabetes del tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares.

Con excepción de la anemia ferropénica, las carencias de vitamina A y de yodo se han estudiado muy poco en Vanuatu. La deficiencia clínica de vitamina A no es común. No se ha hecho investigación alguna sobre las enfermedades debidas a la carencia de yodo, si bien hay algunos datos anecdóticos sobre la existencia de bocio, e incluso cretinismo, en las islas en las que hay volcanes en actividad. La anemia ferropénica está bien comprobada. La prevalencia de anemia es muy elevada entre las mujeres embarazadas y lactantes, pero parece que estuviera mejorando gracias a la aplicación de normas de higiene mejoradas (letrinas de pozo mejoradas con ventilación) y a la disminución del paludismo. No obstante, se necesitara desarrollar y focalizar mayormente los programas de acción en salud pública para analizar y mejorar la salud de la población y promover estilos de vida más sanos, en particular en la población urbana.

© FAO 2010