Programa de la FAO para la Horticultura urbana y periurbana

Proyectos

Compartir

Si no se ve el vídeo es porque no está habilitado el javascript de su navegador, o necesita cargar el Flash Player.

La FAO ha ayudado a gobiernos y administraciones urbanas a optimizar políticas, marcos institucionales y servicios de apoyo para la HUP, y a mejorar los sistemas de producción hortícola.

Estado Plurinacional de Bolivia

Si no se ve el vídeo es porque no está habilitado el javascript de su navegador, o necesita cargar el Flash Player.

Financiación: Bélgica. En el municipio de El Alto, en La Paz, la FAO apoyó un programa de micro huertos para familias de bajos ingresos. Se impartió capacitación a unas 1 500 familias en cultivo orgánico de fruta, hortalizas y hierbas, en pequeños invernaderos de 40 m2. Estas unidades suministraron hortalizas frescas todo el año para consumo doméstico y para venta en los mercados del barrio. Resultado: un aumento significativo del consumo de hortalizas y los ingresos, que las familias destinan a la compra de huevos y carne. El Alto creó una unidad de HUP para administrar la expansión del programa, que recientemente recibió el premio del municipio Innovaciones municipales.


Burundi

Financiación: Bélgica. Iniciado en 2010, este proyecto bienal está ayudando a establecer un programa de horticultura urbana y periurbana en la capital, Bujumbura. Uno de los objetivos principales es establecer un comité de consulta sobre HUP, dirigido por el alcalde de la ciudad, para facilitar el diálogo entre los diversos asociados, las partes interesadas y los beneficiarios. El proyecto mejorará el acceso a crédito, insumos y capacitación para de 7 500 a 10 000 residentes que practican la HUP, con atención especial a las productoras, que muchas veces son el sostén de la seguridad alimentaria de la familia. El proyecto también ayudará a reducir el uso de plaguicidas y a formular actividades de agrosilvicultura.


Colombia

Financiación: Colombia, Italia. La FAO ejecutó tres proyectos en Colombia a través de los cuales se suministró capacitación y otras formas de asistencia técnica para la horticultura urbana y periurbana en Bogotá, Medellín y Cartagena, así como en las zonas urbanas de los departamentos de Antioquía y Tolima. La ayuda de la FAO y de otras organizaciones ha contribuido a introducir diversos tipos de horticultura urbana, como parcelas domésticas y microhuertos en terrazas y azoteas, para 50 000 habitantes de las zonas urbanas. En 90 municipios de Antioquía hay más de 7 500 familias participantes en los programas de HUP. Los especialistas capacitados por un proyecto de la FAO posteriormente colaboraron en el fomento de la HUP en el Senegal.


República Democrática del Congo

Financiación: Bélgica. La FAO contribuye a fomentar la HUP en cinco ciudades de la República Democrática del Congo. Asesoró sobre las medidas para regularizar los derechos de 1 600 hectáreas de huertos que trabajan 20 000 agricultores de tiempo completo. Este proyecto introdujo variedades mejoradas de hortalizas e instaló o mejoró 40 estructuras de irrigación para extender la producción todo el año. Se dio capacitación a unas 450 asociaciones de productores, se impartieron buenas prácticas agrícolas, y con microcrédito se ayudó a los beneficiarios a poner en marcha pequeñas empresas rentables. Los huertos comerciales de Kinshasa hoy producen de 75 000 a 85 000 toneladas de hortalizas al año, o el 65% del suministro de la ciudad.


Guatemala

Financiación: España. Este proyecto inició sus actividades en 2010 y tiene como finalidad fortalecer la seguridad alimentaria e incrementar los ingresos de 11 500 habitantes de la capital, Guatemala, y de las zonas circundantes, mejorando la disponibilidad de agua de buena calidad para la producción de hortalizas. El proyecto colabora con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos en la introducción de sistemas de drenaje para azoteas y unidades de almacenamiento y tratamiento de aguas que se utilizarán para regar alrededor de 1 000 microhuertos, 20 invernaderos comunitarios y cinco huertos escolares. Las autoridades municipales participarán en la supervisión de la calidad del agua y capacitarán a especialistas nacionales en prácticas mejoradas de HUP.


Namibia

Financiación: Bélgica. Los beneficiarios seleccionados para este proyecto de la FAO, ejecutado de 2001 a 2007, eran habitantes desempleados de los barrios bajos y agricultores sin tierras y marginales de las ciudades y sus alrededores, en Windohoek y Rundu. La FAO proporcionó un especialista en horticultura y patrocinó viajes de estudio al Senegal para personal de extensión de Namibia. En colaboración con el Ministerio de la Juventud el proyecto ayudó a establecer parcelas comunitarias de demostración y a capacitar grupos de jóvenes horticultores en gestión de la producción y protección vegetal, tecnologías de microhorticultura y microirrigación, y cultivo de variedades mejoradas y adaptadas de hortalizas.


Nicaragua

Financiación: España. Este proyecto, iniciado en 2010, tiene como objetivo crear en la capital, Managua, y sus alrededores 500 microhuertos y 12 centros de demostración y capacitación en barrios y escuelas. En colaboración con el Instituto de Tecnología Agrícola de Nicaragua suministrará sistemas de irrigación por goteo y capacitación en producción intensiva de hortalizas a beneficiarios de bajos ingresos, que se prevé llegarán a 9 500. Para asegurar la sostenibilidad del proyecto los beneficiarios también recibirán capacitación para hacer funcionar y dar mantenimiento a la infraestructura de HUP, lo que incluye invernaderos y túneles para cultivo de plántulas, así como supervisar la calidad del agua pluvial recogida para el riego.


Rwanda

Financiación: Italia. La FAO apoya los esfuerzos del Gobierno de Rwanda para el desarrollo de la agricultura urbana y periurbana en la capital, Kigali. Un proyecto que se ejecutó de 2004 a 2009 se concentró en gestión del suelo y el agua, horticultura, producción pecuaria y silvicultura. En la parte de horticultura la FAO ayudó a establecer 40 microhuertos, incluidos huertos escolares, y a introducir sistemas de acopio de agua pluvial. Ayudó a elaborar un marco estratégico para la HUP en Kigali y asesoró al gobierno de la ciudad sobre las medidas para integrar la horticultura en el plan de desarrollo urbano de Kigali a largo plazo.


Senegal

Financiación: Italia, España. En colaboración con el Ministerio de Agricultura la FAO ayudó a introducir la tecnología de microhorticultura e inició centros comunitarios de horticultura en zonas de bajos ingresos de Dakar y en la ciudad vecina de Pikine. Más de 4 000 habitantes de las zonas urbanas, la mayoría mujeres, instalaron microhuertos que producen un promedio de 30 kg de hortalizas por metro cuadrado al año, lo suficiente para satisfacer las necesidades de la familia y dejar un excedente para la venta. En 2008 este programa de microhuertos ganó el Premio Dubai/ONU-HABITAT por Mejores Prácticas para Mejorar el Entorno Habitado. El premio de 30 000 USD se está utilizando para consolidar y ampliar el programa.


Venezuela

Financiación: Venezuela. La FAO colaboró con un programa financiado por el gobierno y ejecutado en las ciudades de Caracas, Aragua y Carabobo, que ayudó a 7 200 familias de barrios densamente poblados a planificar y crear sus propios microhuertos. El proyecto estableció 23 unidades comunitarias de producción hortícola, con tecnología hidropónica, así como otros 14 huertos intensivos y 17 huertos escolares. La producción de los huertos comunitarios -calculada en unas 100 toneladas en 2009- se distribuye a las familias vulnerables. Una característica de la ayuda de la FAO fue la cooperación Sur-Sur: el proyecto dio a Venezuela los servicios de especialistas en HUP de Cuba y el Senegal.