Productos elaborados

La mayor parte de los productos cárnicos elaborados más conocidos proceden de países con climas templados o fríos. A falta de cadenas de frío, dichas condiciones favorecían los procesos ulteriores de elaboración de la carne y almacenamiento temporal de los productos cárnicos elaborados. La mayor parte de los productos cárnicos que se comercializan llegan al consumidor refrigerados, congelados o enlatados.

Los productos cárnicos refrigerados o congelados requieren una cadena de frío ininterrumpida durante su almacenamiento, transporte y exposición, y tienen una vida útil breve. Los productos enlatados pueden transportarse y conservarse fácilmente en condiciones ambientales durante un período de tiempo más largo en los climas templados.

Tradicionalmente, los productos cárnicos elaborados se producían y vendían frescos directamente en las carnicerías, divididos en porciones según las necesidades del consumidor. Este sistema de comercialización sigue siendo habitual en zonas rurales y en pequeños municipios de países industrializados, y también, como un desarrollo reciente, en las secciones de alimentos de los supermercados con productos de calidad superior de las ciudades.

En general puede afirmarse que con el crecimiento demográfico, la industrialización de enteras regiones y la urbanización concomitante, los métodos de comercialización de carnes elaboradas en dichas áreas han sido paralelos a los de la carne fresca. Han ido surgiendo más y más supermercados, donde en la actualidad se exponen productos cárnicos frescos y cocidos de varios productores que se venden divididos en porciones, filetes o preenvasados en respuesta a la demanda de los consumidores de productos de fácil preparación.

La FAO apoya los esfuerzos encaminados a reducir las pérdidas de la etapa posterior al sacrificio y la producción y a evitar los riesgos para la salud de los consumidores mediante la promoción y difusión activa de conocimientos teóricos y prácticos sobre las recientes tecnologías de manipulación y conservación de la carne. A tal fin, se han realizado talleres, programas de capacitación y seminarios de sensibilización en todo el mundo y se ha prestado asesoramiento a las autoridades gubernamentales, regionales y nacionales sobre la introducción y seguimiento de mecanismos de control relacionados con la producción, elaboración y comercialización higiénicas de la carne.

Asia y el Pacífico: Puesto callejero
Bolivia: Carnicería

Publicaciones relacionadas