FAQ

Hemos preparado un listado de las "preguntas frecuentemente formuladas" sobre temas de agricultura por contrato. Haga clic en la pregunta que le interesa para ver la respuesta.

1. ¿Qué es la agricultura por contrato?

La agricultura por contrato se puede definir como la producción agrícola realizada a través de un acuerdo entre los productores y los compradores que establece las condiciones para la producción y comercialización de la cosecha. Generalmente, el productor se compromete a entregar las cantidades acordadas de un determinado producto. Debe respetar las normas de calidad del comprador y entregar el producto de acuerdo con el plazo establecido. A su vez, el comprador se compromete a adquirir el producto y, en algunos casos, a suministrar apoyo durante el proceso de producción, por ejemplo en forma de insumos, preparación del suelo y asesoramiento técnico.

To top

2. ¿Quién se beneficia de la agricultura por contrato?

Ambas partes del proceso de agricultura por contrato pueden salir beneficiadas. Los productores tienen un mercado garantizado, reducen la incertidumbre de precios y, a menudo, reciben préstamos en especie por medio del suministro de insumos tales como semillas y fertilizantes. Los compradores se benefician porque pueden contar con un suministro de productos garantizado según sus exigencias de calidad, cantidad y plazos de entrega.

To top

3. ¿Se benefician siempre los productores y compradores al estipular acuerdos de agricultura por contrato?

Como en cualquier relación contractual, puede haber posibles desventajas y riesgos asociados con la agricultura por contrato. Si una de las partes, por ejemplo, no respeta las cláusulas contractuales, la otra parte puede sufrir pérdidas. Entre los problemas más frecuentes se observan: venta de productos a un comprador diferente (ventas laterales o fuera del contrato), la agroempresa puede negarse a comprar los productos a los precios acordados, o pueden darse casos de reducción de la calidad del producto por la empresa compradora. Una crítica frecuente a los acuerdos de agricultura por contrato es la naturaleza desigual de las relaciones comerciales entre los productores y sus compradores. Los compradores, que en general tienen mayor poder que los productores, pueden utilizar este poder de negociación para obtener una ventaja financiera a corto plazo, aunque a largo plazo sea contraproducente ya que los productores pueden optar por dejar de abastecerlos. A pesar de estos problemas el equilibrio entre ventajas y desventajas para ambas partes (productores y compradores) parece ser bastante razonable: en la agricultura mundial se utiliza cada vez más el sistema de acuerdos contractuales.

To top

4. ¿Es recomendable la agricultura por contrato para cualquier tipo de productos agrícolas?

En principio no existen restricciones sobre la gama de productos agrícolas que puede ser objeto de contratos. Hay una buena cantidad de ejemplos de contratos agrícolas de suceso sobre varios tipos de cultivos y de ganado. Hay también muchos ejemplos sobre productos forestales, acuícolas, fibras, flores y tabaco, para citar sólo algunos. Mientras su aplicabilidad es bastante general, hay evidencias de que los esquemas que dan mejores resultados son aquellos asociados con los productos agrícolas de alto valor o destinados para el procesamiento / elaboración y/o exportaciones. Los productos con mayor demanda local pueden ser más susceptibles para las ventas fuera de contrato y, por lo tanto, menos adecuados para la agricultura por contrato.

To top

5. ¿Cuáles son las cláusulas típicas de un contrato?

Las cláusulas más comunes tienen que ver con:

  • Compromisos generales recíprocos: las responsabilidades generales de las partes contratantes.
  • Especificaciones del producto agrícola que será cosechado / vendido según los compromisos contractuales.
  • Tecnologías de producción a utilizar, a saber, variedad de semillas, preparación del suelo y métodos de cultivo, control de enfermedades para plantas y animales, procedimientos de transporte, almacenamiento y normas de calidad, etc.
  • Condiciones de la compra, compromisos de pago, plazos de tiempo y modalidades de entrega.
  • El sistema de determinación del precio final que percibirán los productores, tomando en cuenta los efectos de la variación de la calidad del producto y cualquier tipo de préstamo aplicable asociado al suministro de insumos o servicios.
  • Selección de la jurisdicción según la cual se regirá el contrato, desde el punto de vista de la tradición jurídica. Si ambas partes se encuentran en estados o municipalidades que no están bajo la misma jurisdicción, se debe escoger solamente una jurisdicción a la cual se someterá el contrato.
  • Referencias sobre mecanismos de resolución de controversias o arbitrajes para resolver desacuerdos, lo que es siempre preferible a la acción legal.

To top

6. ¿Se necesita una legislación especial para la regulación de la agricultura por contrato?

En algunos países ya existe legislación sobre la agricultura por contrato, mientras en muchos otros las leyes generales sobre contractos comerciales son suficientes. Puede haber la necesidad de combinar las normas contractuales generales con otros tipos de normas que tienen que ver con la producción agrícola, la comercialización agrícola y el uso de tierras, por ejemplo.

To top

7. ¿Cómo se adquiere mayor información sobre la agricultura por contrato?

Usted ha llegado al lugar adecuado. La FAO ha elaborado este Centro de recursos para la divulgación de información sobre la agricultura por contrato. Aquí encontrará todas las publicaciones y estudios de caso realizados por la FAO, al igual que una gran variedad de referencias bibliográficas. De igual forma encontrará muchos ejemplos de contratos y la información de contacto de los Oficiales FAO que han estado trabajando en este argumento.

To top