> AGS > Gestión poscosecha > Raíces y tubérculos
 

Raíces y tubérculos

Los cultivos de raíces y tubérculos son alimentos básicos y la principal fuente de calorías para unos 700 millones de personas pobres en África, Asia y América Latina. La raíz que más se produce y consume es la yuca, pero otros cultivos importantes de este grupo son el ñame, el camote y una variedad de aráceas. Las raíces y los tubérculos son muy perecederos y, en consecuencia, las pérdidas poscosecha pueden ser considerables, por lo tanto requieren técnicas especializadas de manipulación, almacenamiento y conservación, para reducir al mínimo las pérdidas, prolongar la duración de los productos y mantener su calidad.  

La yuca es el cultivo más importante de raíces y tubérculos, y la tercera fuente más importante de calorías en las regiones tropicales, después del arroz y el maíz. Desempeña una función decisiva en la seguridad alimentaria y la generación de ingresos para millones de agricultores pobres y sus familias. Es un cultivo de bajo riesgo debido a su tolerancia a la sequía, a su capacidad de producir cosechas razonables en suelos de baja calidad y por tener una gran variedad de usos. Se puede procesar para obtener una serie de productos de valor añadido, como el gari, hojuelas deshidratadas y harinas, para consumo doméstico y usos agroindustriales. La yuca tradicionalmente es un cultivo que contribuye a la seguridad alimentaria de las familias, pero su potencial agroindustrial es cada vez más reconocido, lo que abre importantes oportunidades de generación de ingresos para los agricultores. Sin embargo, la adición de valor se ha limitado en gran parte al procesamiento en pequeña escala para consumo doméstico o la venta en los mercados tradicionales, con técnicas que requieren una gran cantidad de mano de obra, son ineficaces y carecen de higiene, lo que da por resultado productos de poca calidad.

La FAO puede ayudar a los agricultores a tener acceso a nuevos mercados industriales para la yuca mediante la promoción de tecnologías de procesamiento más eficaces, para obtener productos de alta calidad que cumplan las normas de los compradores industriales. La promoción de tecnologías mejoradas de procesamiento se sustenta con capacitación para la manipulación poscosecha correcta, gestión de calidad, acopio colectivo y comercialización, elementos esenciales para acumular los volúmenes de productos que requieren los compradores industriales. Este enfoque ayuda a que los agricultores vean la yuca como un cultivo no sólo para la seguridad alimentaria sino también como un cultivo comercial. Los ñames, los camotes y las aráceas también están cobrando cada vez más importancia comercial. A este respecto, la capacitación y el asesoramiento técnico en materia de buenas prácticas de manipulación poscosecha y métodos de almacenamiento contribuyen a prolongar la duración de los productos, mantener su calidad y añadir valor a estos cultivos, lo que permite a los agricultores incrementar sus ingresos y sus oportunidades comerciales.

Tenemos numerosas publicaciones sobre gestión poscosecha de raíces y tubérculos. Figuran en la columna de la derecha.

©FAO/Giulio Napolitano

Cómo solicitar publicaciones

Para solicitar nuestras publicaciones, envíenos un correo electrónico a AGS-Publications@fao.org

Publicaciones relacionadas