> AGS > Consumo y producción de alimentos sostenibles
 

Consumo y producción de alimentos sostenibles

Las tendencias y patrones de consumo y producción de alimentos son unas de las causas principales de presión sobre el medioambiente. Para lograr un desarrollo sostenible, es indispensable que existan cambios fundamentales en la manera en que se producen, procesan, transportan y consumen los alimentos.

El consumo y producción sostenible de los alimentos y la agricultura es un concepto holístico, impulsado por el consumidor que se refiere a la implementación integrada de patrones sostenibles de consumo y producción de alimentos, respetando las capacidades de carga de los ecosistemas naturales. Exige considerar todos los aspectos y fases en la vida de un producto, desde la producción al consumo, e incluye temas como estilos de vida sostenibles, dietas sostenibles, gestión de las pérdidas y desperdicios de alimentos y reciclaje, normas de sostenibilidad voluntarias, además de métodos y conductas ecológicamente adecuadas que reduzcan al mínimo los efectos adversos sobre el medioambiente y no pongan en peligro las necesidades de las generaciones presentes y futuras. Los conceptos de sostenibilidad, cambio climático, biodiversidad, agua, seguridad alimentaria y nutricional, derechos a la alimentación y dietas están estrechamente conectados.

Los sistemas de agroalimentos se desarrollan dentro de una base finita de recursos y con frecuencia reducidos. Por lo tanto, es necesario que estos sistemas hagan uso de los recursos naturales de una manera ambiental, económica, social y culturalmente sostenible, con el fin de conservar el ecosistema. El crecimiento de sistemas de agroalimentos debe ser inclusivo; debe enfocarse en objetivos más allá de la producción, lo que incluye la eficiencia a lo largo de las cadenas alimentarias, y debe promover prácticas y dietas sostenibles.

Las elecciones de los consumidores cumplen una función destacada para orientar la producción, dado que los consumidores seleccionan ciertos tipos de productos de acuerdo con su lugar de origen, procesos de producción o productor. Los consumidores también ejercen una fuerte influencia a través de la manera en que compran, transportan, conservan, cocinan y consumen sus alimentos. El consumo de alimentos se ve afectado por una amplia gama de factores, que incluyen la disponibilidad, accesibilidad y elección de los alimentos, los que a su vez pueden verse influenciados por la geografía, demografía, ingresos disponibles, situación socio-económica, urbanización, globalización, religión, cultura y actitudes de los consumidores y mercadeo.

En la práctica, como un enfoque impulsado por los consumidores, el consumo y producción sostenible en la alimentación y agricultura intenta promover cambios sostenibles en los patrones de producción, que se originan de los patrones de consumo sostenibles de consumidores bien informados.

La FAO y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) han creado en conjunto el Programa sobre sistemas alimentarios sostenibles, con el fin de mejorar la eficiencia en el uso de los recursos y reducir la intensidad de la contaminación de los sistemas alimentarios, desde la producción al consumo, abordando al mismo tiempo temas de seguridad alimentaria y nutricional.

Este programa conjunto FAO/PNUMA es un catalizador de las asociaciones entre los organismos de las Naciones Unidas (ONU) y otros organismos internacionales, gobiernos y organizaciones industriales y de la sociedad civil cuyas actividades pueden ayudar a promover la fundamental transición hacia la sostenibilidad. Es un esfuerzo de colaboración único entre destacados organismos intergubernamentales en las áreas de alimentación, agricultura y medioambiente.

El programa promueve la cooperación internacional y la promoción de políticas, inversiones, patrones de producción y consumo que mejoren la seguridad alimentaria y que permitan además satisfacer necesidades económicas y ambientales.

Se ha creado un Grupo de Trabajo sobre Agroalimentos (ATF, por sus siglas en inglés) con los representantes de los estados miembros, organismos de las Naciones Unidas, el sector privado y la sociedad civil. Se han diseñado actividades en respuesta a las necesidades de las partes interesadas, quienes en conjunto con los socios de desarrollo pueden seleccionar en qué actividades desean participar.

En su tercera reunión realizada en abril de 2012 en la Sede de la FAO en Roma, el ATF definió un programa de trabajo plurianual y creó cuatro grupos para implementar grupos de actividades: i) plataformas de información, ii) comunicaciones, iii) condiciones favorables y iv) enfoques basados en el mercado.

©FAO/Giulio Napolitano
A customer at the Shoprite supermarket in Manzini, 20km south of Mbabane.

Contactos

Alexandre Meybeck
E-mail: Alexandre.Meybeck@fao.org

Sandro Dernini
E-mail: Sandro.Dernini@fao.org