El gobierno y el etiquetado nutricional


En sus esfuerzos por mejorar los regímenes alimenticios y la salud pública, los gobiernos pueden sopesar la aplicación de una política de etiquetado nutricional como instrumento para informar a la opinión pública sobre determinados productos y ayudar a los consumidores a elegir los productos. La decisión de aplicar el etiquetado nutricional comprende un examen de las prioridades y los datos. Algunos gobiernos exigen que se lleve a cabo un análisis oficial de costos-beneficios antes de aplicar una ley.

Con vistas a mejorar la eficacia de las políticas, además de promulgar la legislación, los gobiernos pueden elaborar directrices para los productores de alimentos y materiales didácticos para los consumidores. Los gobiernos pueden respaldar la investigación en materia de nutrición y la creación de bases de datos para proporcionar información sobre la composición de los alimentos.

La legislación

Las políticas sobre etiquetado pueden aplicarse a escala provincial o estatal, nacional, regional o internacional. Algunos gobiernos promulgan nuevas leyes para aplicar una política sobre etiquetado nutricional, mientras que otros utilizan las leyes en vigor. Las leyes sobre etiquetado pueden elaborarse conjuntamente por más de un país. Posteriormente, cada país puede incorporar las políticas a su sistema nacional. Por consiguiente, existen numerosos enfoques jurídicos para aplicar una política sobre etiquetado.

Los gobiernos tienen necesidades concretas y las etiquetas nutricionales pueden diferir considerablemente entre ellos. En este sitio web encontrará información detallada haciendo clic en el nombre de cada país.

Para encontrar ejemplos de legislación nacional en el ámbito del etiquetado nutricional, haga clic en los enlaces que aparecen a la derecha. Los textos se ofrecen en su idioma original.

Investigación y análisis

última actualización:  martes 3 de septiembre de 2013