Educación Alimentaria y Nutricional en República Dominicana

Titulo: Educación alimentaría Nutricional en las Escuelas de Educación Básica

País: República Dominicana

Duración: 2006-2009

Responsable: Secretaría de Educación con asistencia de la Secretaria de Agricultura y Salud.

Resumen:

La zona suroeste donde se desarrolló el proyecto es una de las regiones más pobres del país, donde más de un 75% de los hogares viven en condiciones de pobreza. Las principales fuentes de generación de ingresos de las comunidades de la zona son las actividades agrícolas, el comercio de servicios y la pesca.

En sentido general, las condiciones socioeconómicas de la zona suroeste ilustran la descripción de la pobreza rural nacional, definidas por bajos ingresos económicos, alta tasa de desempleo, baja producción, condiciones sanitarias malas o inexistente, alta tasa de analfabetismo, viviendas en malas condiciones con pisos de tierra y techos de zinc, y ausencia de servicios públicos e infraestructura social.

La región tiene una población total de 342,759 personas en las cuatro provincia s; el 25.9% (88,945) de la población tiene entre 5 y 14 años de edad. Barahona El 80% o aproximadamente 71,000 niños y niñas asisten a las escuelas primarias de la región, por lo que es importante realizar acciones para combatir la inseguridad alimentaria desde las escuelas básicas.

En las Provincias Barahona e Independencia los indicadores nutricionales de la población infantil, presentan niveles de desnutrición crónica de 13.6% y 11.3% respectivamente. En cambio, en la provincia Pedernales se registra que el 16.7% de la población infantil padece desnutrición crónica superando también el promedio nacional.

Dado el nivel de pobreza, de inseguridad alimentaría , de patrones de alimentación inadecuados, de las deficientes practicas de higiene y de manipulación de alimentos y de los serios problemas en la alimentación y nutrición de la población comprendida entre las edades de 0 y 18 años, de la región suroeste; hace que progresivamente empeore la salud de los niños que asisten a las escuelas, necesitando una respuesta conjunta en la que participe la comunidad, la escuela y los servicios públicos que los encamine hacia cambios de comportamiento que mejoren sus condiciones de salud, sus hábitos alimenticios, y en general la nutrición de la población.

Como parte de esta estrategia, se fomento utilizar de forma más adecuada y eficiente las acciones complementarias que genera el huerto escolar, este permite, no solo integrar la familia con la escuela, sino que también se da la posibilidad de ser empleado como un instrumento de enseñanza de la nutrición y seguridad alimentaría tanto al nivel del alumnado como al nivel de los docentes.

Las acciones del proyecto constituyeron en sí, un apoyo a los objetivos del Programa Especial de Seguridad Alimentaria (PESA), que tienda a mejorar los factores que intervienen en diversificación, acceso, consumo y utilización de los alimentos, haciendo énfasis en el manejo apropiado del recurso “agua”, y aumentando la capacidad de los productores en la comercialización de la producción.

Sin embargo, las acciones del PESA están enfocadas a mejorar el acceso a los alimentos, y no a capacitar a los beneficiarios/as en el manejo adecuado de los productos que consumen, ni a concienciarlos en base a los valores nutricionales de los mismos, ni tampoco a enseñarles prácticas higiénicas que reduzcan la incidencia de enfermedades por efecto de alimentos contaminados. En este sentido, el presente proyecto, fue una iniciativa que complementó las actividades del PESA.

La asistencia se hace necesaria para: poder integrar el trabajo de las tres secretarias, Agricultura, Salud y Educación, aumentando así la cooperación en los niveles de decisión; brindar elementos que pudieran reforzar el currículo escolar de las escuelas de educación básica en aspectos de nutrición y seguridad alimentaría; orientados a lograr cambios de conducta en los escolares y familiares; desarrollar modelos de capacitación dirigidos a cambios de comportamiento en aspectos de salud y nutrición, para escolares, maestros, familiares, voluntarios y comunidades. Estos modelos de capacitación incluyeron el desarrollo y validación de material educativo. La utilización del huerto como un instrumento de enseñanza de la nutrición y las ciencias en las escuelas reforzará el programa de huertos escolares a nivel nacional, dándole además, mayor sostenibilidad a dicha actividad dentro de la escuela.

La asistencia contribuyo con el esfuerzo del gobierno en el ámbito de garantizar la seguridad alimentaria de la población, dado que las estrategias identificadas permitirán establecer un modelo de intervención que podrá ser utilizado a nivel nacional.

Objetivos

Contribuir a mejorar la salud y la nutrición de los niños en edad escolar y sus familias, a través el diseño de un modelo educativo basado en la estrategia “comunicación para el cambio de comportamiento”, para favorecer la adopción de hábitos saludables de alimentación, tendente a conseguir una dieta equilibrada, así como al manejo y la preparación de alimentos, tratamiento de agua y utilización de desechos y basura, tanto a nivel familiar como escolar.

Desarrollar y validar un programa de capacitación en nutrición y seguridad alimentaría para las familias, personal docente, personal de salud escolar, voluntarias comunitarias de la ONG, líderes comunitarias y los miembros/as de las Organizaciones Comunitarias de Base.

Producir y validar material educativo sobre elementos básicos de nutrición, seguridad alimentaria, manipulación e higiene de los alimentos, tratamiento de agua, y utilización de desechos y basura para ser incluidos en los ejes curriculares de primero a sexto grado.

Diseñar estrategias para la institucionalización y replicación del modelo de educación desarrollado por el proyecto en las 17 direcciones Regionales de Educación del país

Beneficiarios

El programa de capacitación en nutrición y seguridad alimentaría se desarrollo y valido en 24 escuelas de las Provincias de Barahona, Bahoruco, Pedernales e Independencia. Durante el desarrollo del proyecto se atendieron más de 24 centros educativos en dos de las 17 Direcciones Regionales del país, siendo Estos centros educativos apoyados por instituciones gubernamentales y por ONG’s locales.

Los componentes y las actividades del proyecto:
Las componentes que se desarrollaron para diseñar e implementar el programa de educación fueron las siguientes:

A. Nutrición y Alimentación incorporado en el currículo de educación básica ( primero y segundo grado)

  • Análisis de los contenidos de nutrición y seguridad alimentaria existentes en el currículo y de los materiales existentes para maestros y alumnos de educación básica.
  • Fortalecimiento del currículo de educación básica con contenidos de nutrición y seguridad alimentaria; en base al cuadro de contenidos y el diseño de actividades practicas sobre temas para cada uno de los grados de la educación básica específicamente para las asignaturas de Ciencia.
  • Diseño y validación de material educativo en nutrición y seguridad alimentaria para maestros y alumnos.

B. Capacitación de Docentes y Formadores de Docentes

  • Evaluación de los Conocimientos, Actitudes y Practicas alimentarías y de las preferencias alimentarías de los docentes, y escolares
  • Capacitación de maestros en aspectos de nutrición y seguridad alimentaría según temas del currículo.
  • Capacitación en el uso del currículo de nutrición y seguridad alimentaría.
  • Capacitación de maestros en el uso del huerto como instrumentó de enseñanza

C. Escuelas Saludables y Fomento de Buenos Hábitos Alimentarios

  • Evaluación de los alimentos disponibles en la escuela y sus alrededores.
  • Evaluación de los Conocimientos, Actitudes y Prácticas alimentarías y de las preferencias alimentarías de los encargados de tiendas escolares y el programa de alimentación escolar.
  • Evaluación de la percepción de los alumnos sobre los alimentos disponible dentro y fuera de la escuela.
  • Desarrollo de productos a ser vendidos en las tiendas utilizando alimentos de las comunidades y las sugerencias de los alumnos.
  • Establecimiento de tres tiendas saludables.
  • Fomento de ambiente saludable en la escuela.

D. Huerto escolar un instrumento de enseñanza

  • Análisis de la situación de la escuela para la implementación y sostenibilidad de los huertos escolares
  • El huerto como un recurso didáctico para la enseñanza – aprendizaje, se desarrollo el manual práctico de huerto como recurso didáctico. y capacitación de maestros en su uso.
  • El huerto un medio productivo , capacitación alumnos, docentes y padres de familia.
  • Promover el uso de lo productos en la alimentación escolar.
  • Desarrollo de tres huertos modelos que sirvan como centro de enseñanza en la comunidad.

E. Apoyo Comunitario Padres y Madres:

  • Evaluación de los Conocimientos, Actitudes y Prácticas alimentarías y de las preferencias alimentarías.
  • Formación de los comités de huertos, involucrando la comunidad educativa , padres y madres de familia.
  • Capacitación a padres y madres en nutrición, seguridad alimentaría y técnicas productivas y manejo del huerto padres y madres.

F. Monitoreo y Evaluación.

  • Evaluación Inicial estudios de conocimientos actitudes y practicas y preferencias alimentarías en maestros, alumnos, padres de familia y encargados de tiendas y alimentación escolar.
  • Desarrollo e implementación del sistema de monitoreo y evaluación.

Problemas identificados y abordados por el proyecto:

Se encontró que era necesario fortalecer y actualizar algunos contenidos del currículo de la educación básica (primer y segundo ciclo) relacionados con la salud, nutrición, seguridad alimentaría y medio ambiente.

Se observó poca disponibilidad de materiales educativos en nutrición para apoyar el proceso de enseñanza y aprendizaje de docentes y estudiantes, lo cual justificó la elaboración de materiales acordes con estas temáticas.

Los resultados del estudio de conocimientos, actitudes y prácticas alimentarías de los escolares, padres de familia y maestros de los centros seleccionados, indicaron algunas deficiencias en los conocimientos sobre nutrición y seguridad alimentaria de dando las pautas educativas para la elaboración de materiales para la comunidad.

Los alimentos disponibles fuera y dentro de la escuela no son los más saludables.

La utilización del huerto escolar como un recurso didáctico de enseñanza y aprendizaje de las diferentes áreas del currículo no había sido utilizado por los docentes.

Los padres y madres de familia desconocen aspectos básicos de nutrición y seguridad alimentaria que les permita dar las bases para brindar una alimentación saludable a sus familias.

No existe personal en las comunidades que orientes y le den seguimientos a los problemas relacionados en nutrición y seguridad alimentaria, por lo que algunas de las madres y jóvenes de las comunidades se formaron como facilitadoras en el enfoque y estrategia del proyecto.

Resultados del proyecto

Actividades que se realizaron según los componentes del proyecto

A. Nutrición y Alimentación Nutrición incorporado en el currículo de educación básica (primero y segundo grado)

Un diagnóstico del estado nutricional de los escolares de las 24 escuelas intervenidas de las cuatros provincias en las cuales trabajará el proyecto.

Un componente de alimentación, nutrición y salud pública integrado en el programa de educación para la escuela primaria. Esto comprendió un Análisis de los contenidos de nutrición y seguridad alimentaría existentes en el currículo y de los materiales existentes para los maestros y alumnos..

Como producto de esta actividad resultó un cuadro de alcance de contenidos y el diseño de actividades prácticas sobre temas para cada uno de los grados de la educación básica específicamente para la asignatura de Ciencia.

Diseño y validación de material educativo en nutrición y seguridad alimentaria para maestros y alumnos.

Se Produjo y valido material educativo sobre elementos básicos de nutrición, seguridad alimentaría, manipulación e higiene de los alimentos, tratamiento de agua, y utilización de desechos y basura para ser incluidos en los ejes curriculares de primero a octavo grado y para apoyar el proceso de enseñanza-aprendizaje

Diseño y validación de materiales para docentes.- Con base a los resultados de los estudios realizados y de los talleres de consulta con docentes. se elaboraron y validaron dos guías didácticas de capacitación en nutrición y seguridad alimentaria para docentes primero y segundo ciclo de educación. Estos comprenden una serie de actividades educativas con un enfoque metodológico práctico a fin de desarrollar competencias tanto cognitivas como de actitud en la comunidad educativa con respecto a la seguridad alimentaria nutricional. Estos documentos apoyan el desarrollo de contenidos en la asignatura de Ciencia, Salud y Medio Ambiente.

Diseño y validación de materiales para estudiantes.- Se diseñaron dos cuadernos de trabajo sobre aspectos de nutrición y alimentación para los estudiantes de los diferentes grados de la educación básica, en concordancia con los documentos para docentes. Estos documentos presentan actividades ilustradas a fin de promover interés por aprender y la conciencia por mejorar las prácticas alimentarías en bien de la salud.

B. Capacitación de docentes y formadores de docentes

Se valuaron los conocimientos, actitudes y prácticas alimentarias de los escolares, padres de familia y maestros de los centros seleccionados para el proyecto

Los resultados de la encuesta inicial aplicada a una muestra de la población educativa indicó algunas deficiencias en los conocimientos sobre nutrición y seguridad alimentaria de estudiantes, docentes y padres y madres de familia y dando las pautas educativas para la elaboración de materiales para la comunidad educativa y por consecuencia el diseño y ejecución de:

El programa de capacitación para profesores de enseñanza de nivel básica, personal de salud escolar y padres de familia, basado en la comunicación para el cambio de comportamiento, para la adopción de hábitos saludables de alimentación, manejo y preparación de alimentos, tratamiento de agua, utilización de desechos y basura a nivel escolar y familiar. Lo que permitió capacitar a:

48 maestros o asesores pedagógicos y 96 capacitadores (24 personas por provincia entre voluntarios, personal de las ONGs, líderes comunitarios, etc.) capacitados en aspectos de alimentación en nutrición, manejo higiénico y preparación de alimentos, tratamiento de agua, utilización del huerto escolar como un instrumento de la enseñanza de la nutrición, aspectos de comunicación para cambios de comportamiento y utilización de desechos y basura.

480 madres/padres de familia capacitados (20 familias por escuela) en aspectos de alimentación en nutrición, manejo higiénico y preparación de alimentos, tratamiento de agua, utilización del huerto escolar y familiar para mejorar la seguridad alimentaria.

C. Escuelas Saludables y Fomento de Buenos Hábitos Alimentarios

Se evaluaron de los alimentos disponibles en la escuela y sus alrededores en las 24 escuelas, lo que dio la pauta para desarrollar productos saludables para estar disponibles en las tiendas, así como preparaciones de alimentos que incluían los alimentos producidos en el huerto lo que aumento el contenido de micronutrientes de la alimentación servida en la escuela .

Se diseñaron materiales para cafetería escolares; para mejorar las prácticas de alimentación, se elaboró un manual que contiene orientaciones sobre el significado de una alimentación saludable, formas de conservación y manipulación de alimentos, higiene en la preparación de alimentos, los espacios y utensilios de cocina así como, propuestas de preparaciones de productos alimenticios saludables. Se realizaron jornadas de capacitación a las encargadas de las cafeterías escolares.

Los resultados de la evaluación final indicaron que los encargados de esta aumentaron los concomiéndoos y que los alimentos disponibles en dichos abastecimientos son más saludables. se establecieron además las tres tiendas saludables como parte de los Centros demostrativos de Seguridad Alimentaría y Nutricional.

D. Huerto Escolar un Instrumento de Enseñanza

Se realizo un análisis de los recursos disponibles en las escuelas para la implementación de huertos: disponibilidad de tierra, de agua, y herramientas así como la disposición de los directores, maestros y padres de familia de implementar y darle sostenibilidad a los huertos escolares; Se encontro que ninguna de las escuelas contaban con recursos materiales por lo que se dotaron las 24 escuelas de insumos físicos para la implementación de estos.

Se diseñaron materiales para implementar los huertos escolares como recurso de enseñanza aprendizaje.-Ante la necesidad de contar con un documento que detalle como implementar un huerto escolar de acuerdo a las características y situaciones de los centros escolares y a la realidad nacional, se elaboró un documento que orientará a los encargados de huertos (docentes, estudiantes y padres de familia) desde cómo organizarse hasta como establecer el huerto con los recursos disponibles.

Se diseño un documento para docentes, con actividades prácticas para las diferentes asignaturas del currículo de educación básica, teniendo como eje el huerto escolar. El propósito es que la población estudiantil perciba el huerto como un recurso de aprendizaje además de un medio de cultivo y oriente al docente de cómo integrar el huerto en las diferentes asignaturas. Se establecieron los 24 huertos escolares con asistencia de la Secretaria de Agricultura y el Programa Especial de Seguridad Alimentaria. Algunos de estos huertos han servido de modelo para las otras escuelas…

Se capacitaron 240 docentes en la implementación y sostenibilidqad de los huertos escolares.

Apoyo Comunitario Padres y Madres:

Se formaron comités de huertos escolares en los cuales se involucraron la comunidad educativa y los padres de familia, se revisaron y actualizaron las funciones, responsabilidad de los comités de huertos con que contaba la Secretaria de Educación, a través del Departamento de Embellecimiento Escolar, se definieron nuevas responsabilidades y se desarrollo un plan de producción y un plan de trabajo con responsabilidades para cada uno de los miembros del comité. Esta actividad permitió desarrollar una metodología de formación de huertos escolares , la cual ha sido utilizada en otros proyecto similares .

Se capacitaron 720, padres y madres en aspectos de nutrición y seguridad alimentaria; de estos padres y madres se formaron 96 facilatadores (24 personas por escuela) con el propósito de identificar los problemas relacionados con alimentación y nutrición de sus comunidades y buscarle solución.

Se diseñaron y se valido el material para padres y madres de familia.-se diseñaron dos documentos: a) una guía de orientación en nutrición y Seguridad alimentataria para padres para que conozcan lo que es una alimentación saludable, practiquen las formas de conservar, manipular y consumir los alimentos así como prácticas higiénicas en la preparación de los alimentos. B) Un recetario familiar con consejos para preparar a una alimentación saludable de bajo costo y segura, utilizando además alimentos disponibles en las comunidades.

Otros materiales educativos resultantes de este proyecto fueron la a) un rotafolio, que ilustra los seis grupos básicos de alimentos saludables, sus nutrientes y beneficios para la salud b) Un Manual Comunitario de Higiene e Inocuidad de los Alimentos

G. Monitoreo y Evaluación.

Se realizó una evaluación Inicial y final de conocimientos actitudes y practicas y preferencias alimentarías en maestros, alumnos, padres de familia y encargados de tiendas y alimentación escolar. En colaboración con unidad de currículo se desarrollo e implementación del sistema de monitoreo y evaluación.

Se diseño una estrategia para la institucionalización y replicación del modelo de educación desarrollado por el proyecto en las 17 direcciones Regionales de Educación del país.

Se incluyeron docentes del área de ciencias de otras regionales de educación del país en las capacitaciones en educación nutricional y seguridad que se le impartió a los docentes de las escuelas involucras en el proyecto.

Fueron involucrado la Secretaria de Estado de Agricultura, la Secretaria de Estado de Educación, los padres y madres de familia y otros líderes locales en la planificación y sostenibilidad de los huertos escolares a fin de que sirviera de modelo para replicarlo en las demás escuelas del país.

Se formaron comités de huertos escolares en las escuelas participantes, brindándoles la asistencia técnica oportuna e insumos para la ejecución de su plan de trabajo. Los cuales servirán como modelo para las demás escuelas del país.

Se elaboró un manual de huertos escolares para que pueda ser utilizado en la capacitación de los docentes en servicio de las demás escuelas del país, donde se relaciona el huerto con las asignaturas del currículo de educación básica.

Se iniciaron las campañas de sensibilización y capacitación sobre la importancia de la nutrición y la seguridad alimentaria en el rendimiento académico y salud de los niños y niñas. Tanto en las regionales de impacto del proyecto como en otras regionales de educación.

Se inicio la promoción de la producción de alimentos sanos por medio de huertos caseros en los hogares.

Se integraron los padres y madres de familia en la formación de los comités de huertos escolares

Fortalezas

Los maestros encontraron que el fortalecimiento del Currículo de la educación básica (primero y segundo ciclo ) en contenidos de nutrición y seguridad alimentaría, será de mucha importancia para la formación de los futuros escolares por que tendrán mayor conocimiento sobre los efectos y causas de los problemas de malnutrición, dándoles además os conocimientos necesarios para poder llevar una alimentación saludable.

Los maestros indicaron que la utilización del huerto, en las diferentes asignaturas, como un instrumento educativo para la adquisición de conocimientos en Seguridad Alimentaria Nutricional ( SAN)., les dara la oportunidad de reafirmar otros conceptos.

Los maestros y padres de familias indicaron que los 10 materiales educativos elaborados y validados en nutrición y seguridad alimentaría para la comunidad educativa (directores-as, docentes, estudiantes, padres y madres de familia, cafeterías escolares). son de suma importancia para el desarrollo de dicha temática y para orientarse en su vida diaria.

Los maestros de las escuelas participantes manifestaron que era una lastima que no se continuara con las capacitaciones en nutrición ya que no solo eran necesarias para impartir las temáticas en el aula sino que también eran beneficiosas para la vida diaria y que deberían incluirse a los otros maestros de las diferentes regionales

El proyecto logro la transferencia de conocimientos técnicos en cultivos de alimentos de alto valor nutritivo y promoción de la implementación del huerto del huerto de la escuela a sus hogares.

El desarrollo de las actividades del proyecto permitió definir los componentes y actividades para efecto de replicación siendo los componentes los siguientes:

  • Fortalecimiento del currículo,
  • Capacitación de docentes y formadores de docentes
  • Cafetería Escolares Saludables,
  • El huerto como un recurso didáctico para la enseñanza – aprendizaje,
  • El Huerto un medio productivo, formación de comités de huertos
  • Participación de la comunidad en actividades de la escuela. La capacitación a padres y madres fueron definidas en base a la problemática identificada
  • Monitoreo y Evaluación

El proyecto a dado las bases necesarias para desarrollar una estrategia e implementarlo a nivel de las otras Regionales de Educación. La participación de las diferentes secretarias es fundamental para el éxito.

Limitaciones

El tiempo dedicado a las capacitaciones de los maestros y de la formación de facilitadores es limitado por lo que debería de establecerse que este tipo de capacitación debería ser parte de la formación de los maestros.

Las intervenciones se realizaron en escuelas del área rural por lo que podría se una limitante para la implementación a nivel del arrea urbana

Recomendaciones y Estrategias para Implementar las actividades del proyecto a Nivel Nacional

Docentes

  • Capacitar a los docentes del área de ciencias en educación nutricional y seguridad alimentaria a nivel nacional de las 17 regionales de educación
  • Capacitar a nivel nacional a los docentes encargados de los huertos escolares
  • Realizar diplomados en SAN dirigidos a diferentes niveles (técnicos, políticos, estudiantes de universidades, docentes, ONGs, otros) con la participación de los formadores de docentes que han sido formados bajo el proyecto.

Formadores de Docentes:

  • Reforzar el currículo de formadores de docentes con aspectos de nutrición y seguridad alimentaria.
  • Desarrollar una especialización en nutrición y seguridad alimentaria para que adquieran las competencias necesarias para capacitar a los futuros docentes .

Huerto medio de producción y recurso didáctico:

  • Involucrar a los gobiernos municipales, ONGs padres y madres de familia y otros autores locales en la planificación y sostenibilidad de los huertos escolares así como coordinar acciones a nivel de Ministerios entre ellos Agricultura, y Salud
  • Formar comités de huertos escolares en las demás escuelas y proporcionar la asistencia técnica oportuna e insumos para la ejecución de su plan de trabajo.
  • Capacitar a los docentes en servicio en el desarrollo de actividades que relacionen el huerto con las asignaturas del currículo de educación básica.
  • Establecer un programa de huertos escolares a nivel rural y urbano

Cafetería Escolar Saludable:

  • Elaborar reglamentos y normas del funcionamiento de tiendas escolares saludables a nivel nacional.
  • Capacitar en Seguridad Alimentaria Nutricional (SAN) de los/as encargadas de las tiendas escolares y las madres de familia que apoyan la elaboración del refrigerio escolar.
  • Promover la sensibilización y concientización con los directores de los centros escolares del país y con las personas que poseen tiendas en los alrededores del centro educativo.

Formación de padres y madres de familia:

  • Continuar con la sensibilización y capacitación sobre la importancia de la nutrición y la seguridad alimentaria en el rendimiento académico y salud de los niños y niñas.
  • Promover la producción de alimentos sanos por medio de huertos caseros en los hogares.
  • Promover la participación de los padres y madres de familia en los comités de huertos escolares.

last updated:  Tuesday, December 18, 2012