LOGO AG
 

La FAO adopta un enfoque de colaboración para incrementar el impacto de sus intervenciones

En Mali la FAO hace uso de un sistema eficaz de colaboración entre proyectos
28/08/2012Septiembre de 2012 - En respuesta a los moderados resultados de la ayuda al desarrollo, la FAO está promoviendo un conjunto de buenas prácticas entre las que se incluye el uso de “proyectos de integración”, cuya aplicación se basa en el conjunto de la cadena de valor y en el uso de un marco de cooperación entre proyectos.
En Mali, la FAO se encuentra en el segundo año de colaboración entre dos proyectos: la iniciativa Agua y seguridad alimentaria para África (IESA, Initiative Eau et Sécurité Alimentaire pour l’Afrique) y el proyecto de impulso a la producción de arroz en África Occidental en respuesta al aumento en el precio de los alimentos (APRAO, Amélioration de la Production de Riz en Afrique de l’Ouest).
Estos dos proyectos, financiados ambos por el Gobierno de España, comenzaron en 2006 y 2010 respectivamente y contribuyen al mismo objetivo: aumentar la seguridad alimentaria de las familias mediante una mayor capacidad productiva de los sistemas agrícolas. En concreto, el proyecto IESA está dirigido al desarrollo de las zonas rurales a través de los sistemas de riego para cultivos de arroz y huertos, mientras que el proyecto APRAO se centra en el fortalecimiento del sector arrocero, con especial atención a la utilización de semillas de calidad y al enfoque de cadena.
En este contexto, el establecimiento de un marco de colaboración y la creación de una red de colaboración participativa han demostrado ser factores decisivos para el éxito de las iniciativas.

Funcionamiento de la colaboración
"La puerta de entrada del proyecto APRAO es la colaboración mutuamente beneficiosa en base a un objetivo específico que requiere por un lado la contribución de los beneficiarios para conseguir sus objetivos productivos, y por otro la participación de los diferentes colaboradores involucrados en la cadena de valor, especificando las responsabilidades de cada uno. Este ha sido nuestro enfoque desde el principio", señala Mohamed Soumaré, coordinador del proyecto APRAO en Mali.
Con este principio y bajo la responsabilidad de la Representación de la FAO en Mali, el componente nacional del proyecto APRAO se ha embarcado en la formación de colaboraciones eficaces con el fin de garantizar la participación de todas las partes implicadas en la cadena de valor del arroz. Algunos ejemplos de alianzas activas son las colaboraciones con el Programa de manejo integrado de la producción y las plagas (MIPP), con la Agencia de cooperación para el desarrollo de Luxemburgo, y con el programa ARPASO-San.
Una colaboración especialmente dinámica es la que se ha desarrollado entre los componentes nacionales de los proyectos APRAO e IESA. Se ha constituido un marco de cooperación en el cual los equipos de coordinación de los dos proyectos, en presencia de representantes del Ministerio de Agricultura, se reúnen cada tres meses para hacer una revisión de las actividades, evaluar las necesidades y exponer las posibles contribuciones de cada una de las partes en apoyo de las acciones previstas.
Durante una de estas reuniones se planteó la cuestión del aprovechamiento óptimo de las tierras bajas incluidas en las zonas de actuación del proyecto IESA. El proyecto APRAO decidió aportar sus recursos no sólo para reforzar las capacidades de producción de los agricultores, sino también para apoyarles en términos de insumos, consistentes en semillas de calidad y fertilizantes.

Impacto reforzado
Durante la ceremonia oficial que se llevó a cabo el miércoles 11 de julio de 2012 en la comunidad rural de Baguinéda (Koulikoro), el Sr. Ella Ondo, Representante de la FAO en Mali, y las autoridades nacionales efectuaron una entrega simbólica de semillas certificadas y fertilizantes del proyecto APRAO a las organizaciones de agricultores de las zonas del proyecto IESA en la región de Koulikoro.
El uso de estos insumos agrícolas hará posible la actividad productiva durante la campaña de invierno de 2012 en siete áreas de actuación de tierras bajas y dos pequeñas parcelas de riego comunitarias incluidas en el proyecto IESA, hasta un total de 100 hectáreas adicionales, con un incremento previsto de la producción de arroz de hasta 500 toneladas.
Además de su contribución con insumos de calidad, la intervención del proyecto APRAO incluye el reforzamiento de las capacidades de productores y técnicos a través del programa MIP y de los servicios descentralizados de la Dirección Nacional de Agricultura en las distintas regiones del país. Durante la semana pasada se llevaron a cabo sesiones de capacitación en sitios de las comarcas de Sélingué y Kolokani. A los destinatarios de está acción de formación, facilitadores y agricultores y agricultoras del proyecto IESA, se unieron a los inicialmente previstos por el proyecto APRAO, hasta un total de unos 50 beneficiarios, 14 de los cuales fueron mujeres.
Los beneficios de esta colaboración no se reducen a los aspectos mencionados anteriormente.
El marco de cooperación permite la puesta en común de conocimientos y experiencia, lo cual genera soluciones que en general responden mejor a los problemas existentes, y por lo tanto son más eficaces. El organismo encargado de las cuestiones relacionadas con la seguridad alimentaria también reconoce esta eficacia: el Ministerio de Agricultura ha comenzado el proceso de apropiación de las actividades de los proyectos mediante su inclusión en los informes de acción y su integración en los planes anuales de acción de la Dirección Nacional de Agricultura. Esto contribuye, en última instancia, a consolidar la sostenibilidad de los logros.

Sitios especializados