LOGO AG
 

Sri Lanka 2011: El Convenio de Rotterdam continúa su trabajo contra los riesgos causados por el uso de formulaciones peligrosas de plaguicidas

17/11/2011Hay ciertas formulaciones de plaguicidas que no pueden ser usadas con seguridad en muchos países en desarrollo debido a condiciones socio-económicas y climáticas.  Estas formulaciones pueden causar problemas para la salud humana o el ambiente. A pesar de que el envenenamiento con plaguicidas es un problema ampliamente reconocido, solo algunos países han sido capaces de aprovechar la oportunidad que ofrece el Artículo 6   del Convenio de Rotterdam a los países en desarrollo y aquellos que están en fase de transición económica. Esta provisión especial ayuda a los países en desarrollo a usar la infraestructura del Convenio para informar los problemas con formulaciones peligrosas de plaguicidas. Por esta razón, el Secretariado del Convenio de Rotterdam comenzó, dos años atrás, un programa para asistir a varios países de diferentes regiones para una mejor vigilancia de los casos de envenenamiento con plaguicidas, mejor información sobre los datos recogidos de envenenamiento, y crear mejores enlaces con los institutos encargados de la toma de decisiones.    La llave para el éxito del programa es la de añadir la experiencia existente y vincularla con los programas pertinentes en ejecución.  

El primer país que se ha beneficiado de esta asistencia en Asia es Sri Lanka, donde se organizó un taller de inicio en septiembre de 2011 con el objetivo de:

  • Fortalecer las capacidades nacionales y los esfuerzos colaborativos en la vigilancia y la información de los envenenamientos con plaguicidas, incluyendo las experiencias del pasado y vinculándolas al trabajo actual en ejecución en el país.    
  • Asistir en la implementación del Artículo 6 y remitir las propuestas de formulaciones peligrosas de plaguicidas (FPP) para su consideración por el Convenio.
  • Contribuir a la reducción de los riesgos de plaguicidas para proteger la salud humana y el ambiente.
Durante los tres días del taller, el trabajo se enfocó a mejorar la comprensión de las provisiones del Convenio relacionadas, tales como procedimientos, información requerida e instrumentos, para fortalecer la red entre las Autoridades Nacionales Designadas del Convenio, el sector de salud, los departamentos de agricultura y de ambiente, y las instituciones de investigación, que son consideradas como actores esenciales. Un plan de trabajo para la vigilancia en campo fue desarrollado para cinco provincias seleccionadas, y cinco hospitales fueron escogidos para recopilar datos clínicos y visitas de campos por los médicos. Un enlace fundamental fue creado entre la estrategia de reducción total del riesgo del plaguicida,  la inclusión del programa regional de reducción de riesgo de plaguicida y la promoción del MIP y la educación de los agricultores.

Al final del taller, los participantes regresaron a sus hogares con una conciencia más profunda de los impactos de los plaguicidas en la salud humana y en el ambiente. Ellos se familiarizaron con los instrumentos para la recopilación de datos sobre incidentes causados por los plaguicidas disponibles dentro del Convenio de Rotterdam y del Código de Conducta de FAO. Ellos también fortalecieron la red entre los grupos de interesados contribuyendo así a la reducción del riesgo de plaguicidas. 

El Secretariado continuará su trabajo en esta nueva área mediante la asistencia a otros países en la adopción del programa y con trabajo de seguimiento en los países ya visitados.

Para información adicional, por favor, sírvase entrar en contacto con el Secretariado del Convenio de Rotterdam.

Sitios especializados