FORTALECIMIENTO DE LA EJECUCIÓN - UNA «NUEVA ECONOMÍA» AAE- UN AMBIENTE FAVORABLE
VERSIÓN IMPRESA

III. Temas

El enfoque central de la Conferencia FAO/Países Bajos está dirigido a promover el manejo sostenible del agua para alimentos y ecosistemas en base a un enfoque de los actores que facilita la toma de decisiones correctas, eficientes y equitativas para la evaluación, concesión y regulación de los recursos hídricos, tanto en calidad como en cantidad.

Las necesidades de agua para la producción de alimentos y la agricultura deben ser armonizadas con las necesidades de la conservación de los ecosistemas y también integradas con otros usos del agua tales como energía, navegación y los sectores industriales. Los intercambios de las concesiones de agua deben equilibrar las necesidades competidoras de las áreas urbanas y rurales y los usos no productivos y las políticas vinculadas con las mismas a nivel local e internacional. La Conferencia contribuirá a una nueva perspectiva del agua para alimentos y para los ecosistemas.

Dentro del tema central de «Apoyo a los actores para manejar el agua para alimentos y ecosistemas» la Conferencia tiene el objetivo de determinar como pueden ser apoyadas las prácticas locales y las políticas nacionales. Este proceso debe estar basado en la comprensión de las experiencias locales anteriores usando casos propios para identificar «casos exitosos» y llegar a recomendaciones para los distintos agro/ecosistemas.

La Conferencia se enfocará en tres temas interrelacionados:

  1. Fortalecimiento de la ejecución: capacidad para la acción. Es necesario saber más acerca de las complejas interrelaciones del agua para alimentos y para ecosistemas. Más conocimientos, información confiable y mayor concienciación ayudarán a mejorar la capacidad de los actores y asegurar que se tomen decisiones correctas, principalmente a nivel local, sobre los insumos (cantidad y calidad del agua), resultados e impactos. A través de las consideraciones sobre las mejores tecnologías, este tema contribuirá de manera práctica a ejecutar nuestros compromisos de modo de equilibrar efectivamente el agua entre los medios de vida de la población y los ecosistemas resilientes. Los temas clave que enfrentará la Conferencia, por lo tanto, son: a) como fortalecer efectivamente la participación de los actores y, b) como integrar y aplicar los conocimientos para manejar la interrrelación entre el agua para alimentos y para ecosistemas.
  2. Una «Nueva Economía » para el agua y para los ecosistemas. Los insumos, los servicios y los impactos deben ser analizados respecto a los valores sociales, económicos y ambientales de cada actor. El objetivo es ayudar a que todos los actores tomen decisiones transparentes en base a información confiable sobre la concesión de recursos naturales y aseguren que sus decisiones sean consistentes con las prioridades a los más altos niveles (nacionales/fronterizos). Esto conducirá a nuevas perspectivas, a una «Nueva Economía» para el Agua para Alimentos y para Ecosistemas. Algunas preguntas clave pueden incluir: a) ¿cómo evaluar las distintas externalidades positivas y negativas del uso del agua? y, b) ¿cómo asegurar que los distintos valores del agua sean incluidos en el proceso de la toma de decisiones por parte de los actores?
  3. Un ambiente favorable. Finalmente, deben ser adoptados acuerdos institucionales y administrativos completos a niveles nacionales y fronterizos para permitir un manejo sostenible del agua para alimentos y para los ecosistemas, una representación equitativa de todos los interesados en los procesos de toma de decisiones y para mantener la consistencia de las actividades a todos los niveles. Las preguntas que posiblemente enfrente la Conferencia podrán ser: a) ¿qué arreglos y políticas institucionales ayudan a los actores locales a manejar sus recursos y a satisfacer a los diversos usos y usuarios del agua? y, b) ¿cómo pueden las instituciones y organizaciones ofrecer una plataforma para negociaciones a fin de tomar decisiones conjuntas abarcando a pescadores, ganaderos, agricultores de secano e industrias de modo que incluyan las necesidades específicas de la naturaleza y el ambiente?

TEMA 1 – Fortalecimiento de la ejecución: capacidad para la acción

Generación de conocimientos sobre las necesidades e impactos para apoyar el manejo por parte de los interesados del agua para alimentos y ecosistemas Introduction

Los servicios del ecosistema incluyen la producción de alimentos y otros productos y la provisión de agua limpia y, en último grado, cumplen una función prioritaria para determinar las perspectivas de desarrollo de los países. Los ecosistemas están interconectados por el agua y establecen las condiciones ecohidrológicas para la diversidad biológica en cualquier hábitat. La producción de cultivos, árboles, ganado, pescado y otra biomasa depende de acceso a recursos de agua dulce renovable. El ser humano ha dramáticamente alterado la capacidad de los ecosistemas a través del aumento de la producción agropecuaria y de otros sectores productivos, ignorando a menudo el abastecimiento de productos que pueden ser de la misma importancia como agua limpia, madera, biodiversidad y control de las inundaciones.
Existe una imperiosa necesidad de colocar el enfoque actual más allá de «un intercambio entre usos competitivos» que crea una dicotomía entre el agua para la producción de alimentos y el agua para apoyar los servicios del ecosistema para el bienestar humano. La compatibilidad entre los alimentos y los ecosistemas no está restringida al problema de conceder suficiente agua a cada actor ni de hacer compromisos sobre el uso de un abastecimiento compartido y limitado. Realmente es necesario compatibilizar las necesidades y servicios para ambos sistemas. Los sistemas de producción de alimentos deben ser manejados como ecosistemas con servicios adjuntos mientras que los ecosistemas deben ser considerados no solamente en sus dimensiones ambientales sino también en su capacidad para producir alimentos o generar ingresos los cuales a su vez contribuyen a aliviar la pobreza y el hambre.

Esta integración raramente ha sido integrada en el proceso de toma de decisiones, especialmente debido a falta de información y a acuerdos institucionales inadecuados. Si bien la información acerca de las condiciones ambientales y la presión sobre los ecosistemas está disponible en muchas áreas, esta información a menudo es incoherente, incompleta y requiere integración para apoyar las decisiones políticas y de gestión. Los enfoques sectoriales son válidos cuando el intercambio entre los productos y servicios son modestos. Sin embargo, hoy día el manejo de la agricultura y de los ecosistemas debe conjugar objetivos que están en conflicto y tomar en consideración las interrelaciones entre los problemas del agua y el ambiente. Los beneficios adicionales del conjunto de bienes y servicios producidos por un ecosistema podrían, de otra manera, quedar enmascarados en la evaluación del sector.

Las necesidades reales de agua dulce para generar adecuadamente servicios clave a partir del ecosistema en beneficio de la población mundial actual no son conocidas. El uso más eficiente del agua dulce en los ecosistemas existentes y para la producción de alimentos requiere un cambio en el manejo del agua para combinar el manejo de los recursos hídricos y un enfoque integrado en base a los ecosistemas.

El proceso de manejo del agua para satisfacer las necesidades de la producción de alimentos y los ecosistemas por parte de los actores se debe basar en conocimientos sólidos y confiables acerca de esas necesidades, los resultados y los impactos de los distintos usos que dependen del agua. Las preguntas clave que podría enfrentar la Conferencia, por lo tanto, son:

a) ¿Cómo fortalecer efectivamente la participación de los actores?

b) ¿Cómo integrar y aplicar los conocimientos para manejar las interrelaciones entre el agua para alimentos y para ecosistemas?

Lecciones obtenidas de la experiencia

La Conferencia buscará aprender más acerca del papel del agua en la integración de alimentos y ecosistemas. El análisis de casos locales contribuirá a extraer lecciones de experiencias anteriores, identificar enfoques exitosos y hacer recomendaciones para el conocimiento de las futuras generaciones y para poner ese conocimiento disponible en apoyo del manejo por parte de los actores. Algunas preguntas que podrían ser presentadas son:

a) Conocimientos integrados para manejar las interrelaciones entre agua para alimentos y para ecosistemas

  • ¿Cuáles son los requerimientos/necesidades de los ecosistemas en lo que se refiere a cantidad, calidad y oportunidad y cómo pueden ser considerados en las políticas y programas de concesión/regulación de aguas?
  • ¿Cuáles son los efectos positivos acumulados (externalidades positivas) de los ecosistemas, en lo que se refiere a retención de agua, tratamiento de agua, control de erosión y otros? y, ¿cómo pueden efectivamente ser considerados y fomentados en «servicios ambientales» (pagos por servicios ambientales)?
  • ¿Cuáles son los impactos de los distintos ecosistemas en lo que se refiere a calidad y cantidad de agua, de desarrollo agrícola y prácticas de campo (en sistemas de secano o regados, ganaderos, intensivos y sistemas subsistenciales)? y, ¿cómo pueden ser compensados y manejados por estrategias globales y diversificadas?
  • ¿Cuáles innovaciones han demostrado ser efectivas para hacer un uso óptimo de las relaciones simbióticas entre la producción agrícola y la conservación de los ecosistemas?
  • ¿Cómo es posible llegar a obtener ganancias en la productividad del agua sin comprometer los requerimientos de agua del ecosistema?
  • ¿Cuáles son las tecnologías disponibles para el diseño, ingeniería y rehabilitación de ecosistemas y cuán efectivas son para mejorar el funcionamiento del ecosistema, sus servicios y su productividad?

La Conferencia también buscará comprender como los actores usan los conocimientos y la información en sus decisiones sobre manejo del agua y que formas de gestión del agua aseguran que las decisiones tomadas por individuos o por organizaciones son hechas en beneficio colectivo.

b) Participación efectiva de los interesados

· ¿Cómo movilizar los grupos y las redes existentes para contribuir al posterior desarrollo y ejecución de un enfoque integrado del manejo del agua, la tierra y la biodiversidad?

· La participación en instituciones de gestión requiere inversiones sociales y, a menudo, de capital, las cuales pueden representar una barrera práctica para los sectores más pobres y vulnerables de la sociedad. ¿Cómo puede el Manejo Integrado de los Recursos de Aguas ser institucionalizado con la inclusión de esos grupos marginables?

  • ¿Cómo los actores locales están usando el conocimiento sobre agua para alimentos y para ecosistemas en sus procesos de toma de decisiones?
  • ¿Cómo los actores invierten en desarrollo de conocimientos e información para apoyar el proceso?
  • ¿Cómo es posible elevar la capacidad de los actores para mejorar sus conocimientos?
  • ¿Cuál es la función de los actores intermedios y nacionales para asegurar que el proceso sea correcto?
  • ¿En qué forma los conocimientos deberían ser puestos a disposición de los actores?
  • ¿Qué tipo de administración es más adecuada a las condiciones locales sin comprometer la efectividad y consistencia del proceso a los niveles más altos?

TEMA 2 – Una “Nueva Economía” del Agua para Alimentos y Ecosistemas


Toma de decisiones en base a informaciones trasparentes, bien informadas y equitativas, según metodologías apropiadas para evaluar los valores multidimensionales del agua.

Introducción

La intensificación de la competencia por los recursos hídricos aumenta el valor del agua en todas sus formas y usos. Un aumento de la escasez de agua indica la necesidad de hacer un uso más prudente de la misma para asegurar que es utilizada donde tiene mayor valor y de manera que su uso refleje su valor. Los actores deben ser apoyados para tomar decisiones correctas sobre el uso y el manejo de los recursos hídricos y para tomar las opciones adecuadas entre varias posibles necesidades. Las preguntas clave incluyen: ¿cómo compatibilizar las necesidades de agua del ambiente y el mantenimiento de la biodiversidad con las necesidades de agua para actividades económicas como la agricultura, la industria, la energía hidroeléctrica y la recreación? o, ¿cómo evaluar las externalidades positivas y negativas del uso del agua y cómo asegurar que esos valores son incluidos en la toma de decisiones? o, ¿cómo apoyar a los interesados en el manejo del agua de tal manera que refleje los valores económicos, sociales y ambientales de todos sus usos?
En la actualidad existen varias metodologías confiables de evaluación para apoyar a los actores en la toma de decisiones siguiendo bases sólidas, transparentes y equitativas sobre el manejo del agua. El problema, sin embargo, es como aplicar prácticamente esas metodologías y como son considerados los valores por los actores locales y nacionales en el manejo de sus recursos hídricos. El Tema de la Conferencia analiza las posibilidades de una «Nueva Economía» para el agua para alimentos y para ecosistemas aprendiendo de experiencias exitosas. Es necesaria una buena comprensión de los valores actuales de productividad y socio-económicos y los posibles usos que pueden ser considerados en las estrategias de toma de decisiones.

Lecciones obtenidas de la experiencia

Este tema revisa la función de la evaluación de los casos en que se han hecho intentos para manejar el agua de tal manera que refleja sus diferentes valores tales como el Pago por Servicios Ambientales, cuotas, mercados del agua o concesiones y sistemas de distribución controlados por el Estado. Las preguntan que podrían ser hechas, son:

  • ¿Cómo evalúan los actores los servicios relacionados con el agua para alimentos y ecosistemas?
  • ¿Qué grupos «vulnerables» y componentes de los ecosistemas insuficientemente apreciados necesitan una representación más equitativa de sus valores para la toma de decisiones?
  • ¿Cómo son las actuales metodologías de valoración usadas en los procesos reales de los procesos de manejo de aguas?
  • ¿Cómo expresan sus valores del agua aquellos que por lo general no tienen peso en el proceso de toma de decisiones, tales como los sectores rurales más pobres y el medio ambiente en si mismo?
  • ¿Los mecanismos actuales de concesión y toma de decisiones reflejan los distintos valores que los diferentes actores ponen en el agua? o, ¿quiénes son los perdedores? o, ¿puede esto ser corregido y cómo? o, ¿cómo es la «ética» de las concesiones de agua?
  • ¿Cómo las metodologías de valoración u otras herramientas ayudan a los actores a aceptar ciertas opciones entre usos diferentes y conflictivos del agua?
  • ¿Una valoración más explícita y transparente ayuda a los actores a compatibilizar necesidades potencialmente conflictivas y cómo ayuda a los actores a identicar formas para agregar valor por medio de decisiones sobre manejo de aguas?
  • Finalmente, ¿ayuda la valoración a mejorar la productividad económica así como también la equidad de la distribución de los usos del agua? o, ¿quién se beneficia del uso de los servicios del agua en esos sistemas y cómo son distribuidos los beneficios entre los distintos usos del agua?

A partir de estas experiencias se pueden extraer lecciones sobre temas como:

  • Como tomar en consideración distintos aspectos de los servicios del ecosistema que son actualmente subestimados o invisibles para quienes toman las decisiones (p. ej., el valor de los peces en los sistemas basados en el arroz).
  • ¿Qué metodologías y enfoques para la valoración del agua funcionan en forma prácticamente aceptable para los distintos agrosistemas?
  • ¿Cómo es posible ayudar a los interesados a asegurar un uso productivo de los recursos hídricos, a negociar patrones de intercambio y compensaciones y a crear valores entre los distintos usos?
  • ¿Cómo pueden los interesados y las necesidades ser apoyados para expresar y difundir sus valores, (p. ej., garantizando flujos ambientales básicos para satisfacer las necesidades del ecosistema)? o, ¿el agua como un derecho humano? o, ¿cómo hacer que toda la población acceda a la seguridad alimentaria?
  • ¿Cuáles son las deficiencias actuales del proceso de valoración?
  • ¿Cómo pueden los principios de valoración de aguas ser trasladados a decisiones sobre concesiones, instrumentos políticos y estructuras institucionales? (p. ej., ¿pueden los valores del agua estar correlacionados con los pagos de agua, pagos por servicios ambientales, mercados de agua basados en ciertos derechos?). Esta última pregunta se sobrepone y relaciona con el tercer tema de la Conferencia: Instituciones.

TEMA 3 – Un Ambiente Favorable


Proporcionar el marco institucional que permita a las partes interesadas gestionar sus recursos.

Introducción

Los procesos de toma de decisiones de los actores locales son parte de un conjunto de sistemas a mayor escala. Instituciones y políticas nacionales correctas son fundamentales para el éxito de los programas de manejo de agua por parte de los actores y para reunir y conglomerar los arreglos locales en una forma consistente. Las estructuras sectoriales que caracterizan a muchas de las instituciones existentes a menudo son inadecuadas para proporcionar un foro efectivo para los actores locales en el manejo del agua para la seguridad alimentaria y para los ecosistemas en forma integrada y sostenible. ¿Qué arreglos institucionales y políticas ayudan a los actores a manejar sus recursos y a satisfacer los múltiples usos y usuarios del agua?
Si bien en varios países se han ejecutado reformas institucionales -o están siendo planeadas-, no existe un modelo universal único para un diseño adecuado. Por lo tanto, es necesario aprovechar los impactos de varios procesos de reformas institucionales y observar como las distintas reformas han afectado la capacidad de los interesados para manejar sus recursos de aguas.

Lecciones de la experiencia

Este tema extraerá las consecuencias de procesos de reformas institucionales pasados y en ejecución para apreciar como las distintas organizaciones e instituciones ayudan a mejorar el manejo del agua. Los aspectos organizativos e institucionales a ser incluidos en estos casos son sumamente amplios y variados. Sin embargo, muchos de ellos tendrán un antecedente común ya que fueron formulados en respuesta a las presiones globales para la descentralización, privatización y liberalización de las instituciones nacionales. Ejemplos de tales reformas institucionales son la introducción de los mercados de aguas, asociaciones público-privado, instrumentos tales como los principios de fijación de precios y de pago por parte del contaminante, estructuras descentralizadas tales como las Asociaciones de Usuarios del Agua y enfoques basados en el derecho.

Algunas preguntas importantes para el análisis de casos podrían ser:

· ¿Cómo las instituciones y organizaciones afectan, positiva y negativamente, las prácticas de manejo de los actores?

· ¿Cuál es el impacto de los diferentes arreglos institucionales sobre las necesidades específicas del ambiente y de los grupos vulnerables?

· La participación en el manejo de las instituciones requiere inversiones sociales de los actores, a menudo de capital, lo cual puede representar una barrera para su ingreso. ¿Cómo las instituciones facilitan la participación de los segmentos más pobres y vulnerables de la sociedad?

  • ¿Quién en esas instituciones representa a los grupos rurales débiles y a los ecosistemas?
  • ¿Cómo los distintos arreglos institucionales promueven o previenen la cooperación y la integración entre los sectores y los distintos niveles (p. ej., uso múltiple simultáneo del agua)?
  • ¿Cómo los valores y las opiniones se convierten en decisiones dentro de los procesos de los interesados? y, ¿cómo puede asegurarse un proceso ecuánime de toma de decisiones?
  • ¿Son las instituciones locales (sectoriales) tales como las Asociaciones de Usuarios del Agua y los Grupos de Riego apropiados para los usuarios no regadores?
  • ¿Son las estructuras basadas en el mercado (mercados de agua, fijación de precios, asociaciones público-privado) adecuadas para salvaguardar las necesidades públicas? Viceversa, ¿hay sistemas centralizados de manejo que satisfacen esas necesidades?


A partir de esas experiencias, es posible extraer lecciones sobre temas tales como:

  • ¿Cómo pueden las instituciones y las organizaciones ofrecer una plataforma para tomar decisiones conjuntas o establecer negociaciones que involucren a los pescadores, los ganaderos, los agricultores de secano y el sector industrial y que incluyan las necesidades específicas de la naturaleza y el ambiente?
  • ¿Cómo se organizan instituciones que apoyen el manejo del agua por parte de los actores locales -incluyendo los sectores pobres y vulnerables- y que al mismo tiempo aseguren la consideración de las necesidades del ecosistema?
  • ¿Cómo es posible asegurar que instituciones locales (nuevas) sobre aguas se conjuguen con las estructuras institucionales formales e informales?
  • ¿Cómo es posible asistir a los grupos vulnerables para que desarrollen su capacidad y lleguen a ser actores importantes en el proceso de manejo del agua?
  • ¿Cómo pueden ser planificadas políticas orientadas a través de todos los sectores y a múltiples usuarios de modo de permitir la efectiva participación y colaboración pública y civil?
  • ¿Cuáles son los beneficios y las limitaciones de los diferentes modelos institucionales?
  • ¿Qué funciones institucionales nuevas de gestión y de qué calidad son requeridas para hacer compatible el uso del agua para alimentos y para ecosistemas, planificar el abastecimiento y la productividad/demanda de agua en todos los sectores usuarios del agua y organizar la planificación y el desarrollo descentralizados con la regulación centralizada de los recursos hídricos?
  • ¿Cómo es posible trasladar las lecciones de otros países y regiones al diseño de instituciones locales de manejo de agua más eficientes, flexibles y localmente responsables?