AGP - Sustainable Use of Plant Genetic Resources
 

Utilización Sostenible de los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura

Las plantas son la base fundamental para el sustento humano, utilizadas directamente para la alimentación, las vestimentas y la vivienda, o indirectamente, elaboradas y a través de los piensos para la alimentación animal. Las plantas son cultivadas por el hombre desde hace milenios, sometidas a fuerzas evolutivas y de la selección humana, a partir de sus antepasados silvestres. La diversidad genética –la variación en los bloques moleculares que controlan la expresión de los caracteres individuales– es el elemento fundamental para proseguir estos cambios en forma continua. La combinación de la diversidad genética actual y de la diversidad histórica sustenta el potencial para adaptar los cultivos a los cambios de las necesidades de los agricultores y los consumidores.

La FAO apoya decididamente el uso sostenible de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura. En su sentido más amplio, esto abarca el conjunto de las medidas de conservación, diversificación, adaptación, mejoramiento y entrega de materiales mejorados a los agricultores a través de los sistemas de semillas. El fitomejoramiento funciona como un puente entre la conservación en los bancos de genes y los sistemas de semillas que proporcionan variedades mejoradas a los agricultores.


La utilización sostenible de los RFAA tiene en cuenta los principios más generales de los enfoques ecológicos, económicos y socialmente racionales. Estos principios afrontan los desafíos de satisfacer las necesidades alimentarias básicas, generar ingresos para la población rural de escasos recursos y ofrecer las bases para la protección del ambiente. Pueden suponer diferentes soluciones y medidas técnicas, como la intensificación de la producción, el fitomejoramiento, la caracterización, la evaluación y el número de colecciones principales, el fortalecimiento y la ampliación de la base genética, la diversificación de la producción agrícola y la mayor diversidad de los cultivos, el desarrollo y la comercialización de la producción agrícola y la mayor diversidad de los cultivos, el desarrollo y comercialización de cultivos y especies subutilizadas, el apoyo a la producción y la distribución de semillas y la creación de nuevos mercados para las variedades locales y productos «ricos en diversidad». El uso sostenible de los RFAA también incluye la distribución justa y equitativa de los beneficios producidos por el uso de esos RFAA y la gestión de la agrobiodiversidad a través de estrategias apropiadas y la participación de las partes interesadas.

La FAO enfoca la promoción de:

Políticas y estrategias apropiadas en los ámbitos nacional, regional e internacional, esenciales para crear un entorno propicio para el desarrollo de sectores responsables para la utilización sostenible, incluidos los sectores de fitomejoramiento y semillas;

Reinforcamiento de capacidad en fitomejoramiento y tecnología de semillas, especialmente en los países en desarrollo, mediante apoyo a la enseñanza y la capacitación y el apoyo institucional;

Intercambio de tecnologías, recursos fitogenéticos y conocimientos técnicos y generales entre todas las partes interesadas.

En el 2006, se presentó la Iniciativa de Colaboración Mundial para el Fortalecimiento de la Capacidad de Fitomejoramiento (GIPB) con el objetivo de incrementar la capacidad de mejoramiento de los cultivos por medio de mejores sistemas de fitomejoramiento y abastecimiento de semillas en los países en desarrollo. Esta iniciativa contribuye a una ejecución más integrada del Tratado Internacional sobre RFAA y del Plan de Acción Mundial para la Conservación y la Utilización Sostenible de los RFAA así como del Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos.