Áreas prioritarias del Segundo PAM
 

Áreas prioritarias del Segundo PAM


El Segundo Plan de Acción Mundial para los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (Segundo PAM) establece las colaboraciones y sinergias necesarias para apoyar el manejo de la conservación y el uso de plantas, y refuerza los vínculos y la sucesión continua de los procesos de conservación, fitomejoramiento de cultivos y sistemas de semillas, los tres componentes principales para la conservación y utilización de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura (RFAA).

El Segundo PAM comprende 18 actividades prioritarias organizadas en cuatro Áreas Prioritarias: la conservación y manejo in situ, la conservación ex situ, la utilización sostenible y la creación de una capacidad institucional y humana sostenible. Está enfocado principalmente al nivel nacional para las acciones impulsadas ​​por los países en las distintas actividades prioritarias. La situación y las tendencias en estas áreas prioritarias en los distintos países se encuentran reflejadas en los informes de país, así como en las bases de datos de proyectos.


Conservación y manejo in situ

La conservación de los recursos fitogenéticos en los ecosistemas naturales y su manejo en fincas sustentan la continua evolución y adaptación de estos recursos a los cambios del medio ambiente y son por lo tanto actividades fundamentales para la generación de nueva diversidad, la cual a su vez es importante para el futuro mejoramiento de los cultivos. Los agricultores y las comunidades indígenas y locales desempeñan un papel fundamental en el desarrollo y la conservación de la diversidad genética de las plantas in situ, especialmente en las fincas. El Segundo PAM describe las principales políticas, capacidades, necesidades de investigación y tecnología, así como las estrategias de coordinación necesarios para:

  • Estudio e inventario de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura
  • Apoyo al manejo y mejoramiento en fincas de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura
  • Promoción de la conservación y manejo in situ de las especies silvestres afines de las cultivadas y las plantas silvestres comestibles
  • Asistencia a los agricultores en casos de catástrofe para restablecer los sistemas de cultivo

Más información disponible en los informes de país


Conservación ex situ

Una gran e importante cantidad de recursos fitogenéticos vitales para la seguridad alimentaria mundial se encuentran almacenados en las colecciones ex situ de los bancos de germoplasma. Resulta esencial asegurar que las condiciones de almacenamiento son adecuadas para los materiales genéticos ya recogidos y garantizar su regeneración y duplicación de seguridad. Desde 1996 se han recogido e incorporado a los bancos de germoplasma ex situ al menos 240.000 materiales vegetales nuevos. No obstante, todavía es necesario asegurar una diversidad de plantas mucho mayor, en particular la de especies silvestres emparentadas con las cultivadas y de especies infrautilizadas. El Segundo PAM contempla las colecciones ex situ sostenibles mediante la racionalización de las colecciones, el fomento de la eficacia en la recolección y el almacenamiento, y la concesión de prioridad a las colecciones únicas a nivel mundial. Promueve el almacenamiento de germoplasma en condiciones de campo e in vitro y las nuevas tecnologías para las especies que no se pueden conservar como semilla. Además se describen las políticas, estrategias, capacidades, necesidades de investigación y enfoques de coordinación necesarios para las tres actividades prioritarias siguientes:

  • Apoyo a la recolección selectiva de recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura
  • Mantenimiento y ampliación de la conservación ex situ de germoplasma
  • Regeneración y multiplicación de las muestras ex situ

Más información disponible en los informes de país


Utilización Sostenible

La utilización sostenible de los RFAA abarca una amplia gama de actividades, desde la obtención de variedades vegetales a través del mejoramiento genético, la adaptación y la diversificación de plantas hasta los sistemas de producción y suministro de semillas. El fitomejoramiento actúa como puente entre la conservación en bancos de germoplasma y los sistemas de semillas que ofrecen las variedades mejoradas a los agricultores.

El Segundo PAM destaca el papel de la utilización sostenible de los RFAA en la seguridad alimentaria. Se exponen una serie de actividades para incrementar el uso de la diversidad genética en el campo, reducir la vulnerabilidad de los cultivos y fortalecer la relación entre la conservación, el mejoramiento de los cultivos y el suministro de semillas. Entre las actividades se incluyen el aumento de la utilización de mezclas de variedades, el aumento de la distribución de la diversidad genética, la identificación de especies infrautilizadas y el desarrollo de métodos de post-cosecha y comercialización. Se describen en el Segundo PAM las políticas, las capacidades y las estrategias para mejorar los productos en los campos de los agricultores. Las actividades prioritarias son:

  • Incremento de la caracterización y evaluación y mayor desarrollo de subconjuntos específicos de colecciones para facilitar el uso
  • Apoyo al fitomejoramiento, la potenciación genética y las actividades de ampliación de la base
  • Promoción de la diversificación de la producción y aumento de la diversidad de los cultivos para una agricultura sostenible
  • Promoción del desarrollo y comercialización de todas las variedades, principalmente las variedades de los agricultores/variedades nativas y las especies infrautilizadas
  • Apoyo a la producción y distribución de semillas

Más información disponible en los informes de país


Creación de una capacidad institucional y humana sostenible

Para la implementación de las actividades prioritarias del Segundo PAM y el fortalecimiento de los vínculos desde la conservación de plantas hasta su utilización sostenible se requieren fuertes capacidades institucionales y humanas. Es necesario disponer de políticas y estrategias nacionales adecuadas para conseguir los objetivos específicos junto con el acceso a una mejor información que pueda apoyar las decisiones operativas, técnicas y estratégicas. La sensibilización de la opinión pública puede elevar la importancia que se otorga a los RFAA como elementos para afrontar el cambio climático y como proveedores de servicios ambientales. Las actividades prioritarias del Segundo PAM son:

  • Creación y fortalecimiento de programas nacionales
  • Promoción y fortalecimiento de redes sobre los RFAA Creación y fortalecimiento de sistemas amplios de información sobre los RFAA
  • Elaboración y fortalecimiento de sistemas de vigilancia de la diversidad genética y reducción al mínimo de la erosión de los RFAA
  • Creación y fortalecimiento de capacidad en materia de recursos humanos
  • Fomento y fortalecimiento de la sensibilización de la opinión pública sobre la importancia de los RFAA

Más información disponible en los informes de país