NSP - Envases
 

Envases

Allí donde se utilizan plaguicidas, se generan envases vacíos.

Es evidente que ningún país puede solucionar el problema de los recipientes de plaguicidas usados en una sola operación de eliminación, ni aún en una serie de operaciones. Se trata de un problema constante que representa una seria amenaza a la salud pública y al medioambiente.

En muchos países en desarrollo, los bidones vacíos de plaguicidas tienen un valor considerable. A pesar de que es imposible deshacerse de todos los residuos tóxicos de los contenedores de plaguicidas, con frecuencia la gente los utiliza para conservar combustible e incluso alimentos y agua.

Se debe luchar con determinación contra esta peligrosa práctica.

Los peligros de una eliminación de plaguicidas mal efectuada

Cuando se toman medidas para la eliminación de recipientes, con frecuencia resultan inadecuadas. Por ejemplo, muchos proveedores de plaguicidas y autoridades nacionales recomiendan que los contenedores vacíos sean enterrados o incinerados. Pero los residuos químicos enterrados pueden contaminar el suelo y las aguas superficiales, y la incineración de plaguicidas y recipientes libera gases altamente tóxicos.

A menudo los plaguicidas, los recipientes vacíos y los materiales contaminados son descargados en basureros u otros sitios no aptos para este fin. La mayoría de estos sitios no están concebidos para evitar que los productos tóxicos se filtren hacia el suelo o que las aguas de escorrentía los arrastren hacia los cursos de agua. En los países en desarrollo, llegan a estos lugares personas a recuperar materiales diversos y reciclan los bidones de plaguicidas.

Una responsabilidad de la industria y del gobierno

La mayoría de quienes utilizan plaguicidas no puede deshacerse correctamente de éstos y de los materiales residuales relacionados y en realidad, no se puede esperar que lo hagan.

Según el Código Internacional sobre Conducta para la Distribución y la Utilización de Plaguicidas, los fabricantes y distribuidores de plaguicidas deben proveer los medios que permitan a los utilizadores de plaguicidas eliminar de modo inocuo los envases vacíos y otros materiales residuales relacionados a los plaguicidas. Las autoridades nacionales y locales también deben aportar su ayuda para que los productores y los habitantes en general puedan eliminar debidamente los plaguicidas residuales. Esto se puede lograr estableciendo horarios específicos para la recolección de pequeñas cantidades de plaguicidas, recipientes vacíos y otros materiales contaminados.

El Programa de la FAO suministra asesoría técnica y orientaciones a los países en desarrollo para que tomen las medidas necesarias para reducir los riesgos que representan los envases vacíos de plaguicidas.

Tambor de plaguicida obsoleto averiado
Tambor de plaguicida obsoleto averiado

Galería Fotográfica

  • Plaguicidas Obsoletos, Rechazados o Prohibidos
  • Gestion des emballages de pesticides