Centro de conocimientos sobre agroecología

El proceso social

La agroecología es un conjunto muy variado y diverso de prácticas y sistemas locales provenientes de todo el mundo. Supone una construcción social y un concepto dinámico que se definen de manera colectiva dentro de una comunidad determinada y entre comunidades, sobre la base de intercambios horizontales y un aprendizaje mutuo entre productores de alimentos. Estos intercambios horizontales de conocimientos (de campesino a campesino, de consumidor a productor, etc.), ya sea en un mismo sector, generación, cultura y tradición como entre sectores, generaciones, culturas y tradiciones distintos, constituyen un elemento fundamental de la agroecología concebida como proceso social. Da como resultado la creación y la reproducción conjuntas y continuas de conocimientos sobre agricultura.

El hecho de que la agroecología se base en aplicar y adaptar principios universales a las especificidades locales supone que los sistemas locales de conocimientos, así como el diálogo entre ellos, sean elementos esenciales del concepto de agroecología.
Los conocimientos profundos, diversos y complementarios de los que disponen las familias del medio rural sobre lo que funciona y lo que no funciona en un sistema alimentario deben considerarse necesariamente como componentes básicos de la agroecología, lo cual supone un replanteamiento absoluto de los enfoques convencionales que se aplican a la extensión rural.

Durante siglos, un gran número de pequeños productores de alimentos de todo el mundo (como campesinos, ganaderos y pastores, cazadores y recolectores, agricultores familiares, pescadores, pueblos indígenas, etc.) se han encargado de custodiar los sistemas alimentarios y las prácticas agrícolas ancestrales basándose en perspectivas holísticas de los ecosistemas y sus componentes.

Aquí tienen su origen las estrategias de ordenación sostenible de los recursos naturales, que, incrementando al máximo las sinergias positivas entre especies y reduciendo al mínimo las externalidades negativas de las actividades económicas en el medio ambiente, se han venido aplicando desde siempre y constituyen la base de los enfoques modernos de la agroecología.