AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Editorial

¿Por qué es tan importante la existencia de un Foro Mundial Bananero?

La banana es la cuarta producción agropecuaria más valiosa del mundo después del arroz, el trigo y los productos lácteos. Teniendo en cuenta que la banana es la fruta fresca más exportada mundialmente, tanto por volumen (alcanzando los 16.5 millones de toneladas en el año 2012) como por valor económico, supone una importantísima fuente de ingresos y empleo para millones de familias rurales en países de América Latina y el Caribe (ALC). En concreto, la banana es la exportación agrícola primaria para Ecuador, Panamá, Costa Rica y Belice, y se cuenta entre las tres más importantes para Colombia, Guatemala y Honduras.

En Ecuador, el mayor exportador de banano en el mundo, se generó empleo para 3 millones de personas, gracias a las cuales, se exportaron 4.9 millones de toneladas en el año 2012. Según los datos cuantitativos correspondientes al 2012, del Grupo Intergubernamental en Bananas y Frutas Tropicales de la FAO, hubo un cambio notable de las exportaciones originarias de América del Sur (las cuales se redujeron un 6,4 por ciento con respecto a 2011), dando paso a mayores exportaciones de América Central y México (que ampliaron sus volúmenes en un 22,1 por ciento), posiblemente beneficiados por las preferencias comerciales de los plátanos de América Central en el mercado europeo, como parte del “Acuerdo de Ginebra sobre el Comercio de Banano", finalmente resuelto en el año 2009.

Sin embargo, este clima de prosperidad y liderazgo mundial en el sector bananero, que beneficia directamente a millones de productores y consumidores en ALC, entraña muchas complejidades. La producción intensiva a gran escala y la constante bajada de precios han propiciado diversos desafíos económicos, sociales y medioambientales ante los que se enfrenta la industria bananera. Estos retos sólo pueden ser afrontados con la implicación efectiva de todas las partes interesadas a nivel mundial.

Durante más de diez años, una serie de encuentros internacionales en los que participaron los principales actores del sector del banano, mostraron el acuerdo sobre la necesidad de establecer un foro permanente de diálogo. De esta forma, el Foro Mundial Bananero (FMB) se estableció durante una conferencia organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma en diciembre de 2009.

El carácter de plataforma global y multi-actores del FMB lo convierte en un caso excepcional y único en el sector alimentario. El Foro reúne en la misma plataforma a pequeños productores, organizaciones de productores, exportadores, multinacionales bananeras, sindicatos, supermercados, organizaciones de la sociedad civil, certificadoras, institutos de investigación, organizaciones internacionales y representantes de los gobiernos.

El objetivo principal del FMB es promover el conocimiento y la adopción a escala global, de prácticas sostenibles para la producción y comercio del banano. Para ello, el Foro dispone de tres comisiones de trabajo permanentes de acuerdo al tipo de sostenibilidad.

(1) Sostenibilidad medioambiental

La Comisión de Trabajo 1 se ocupa de Sistemas de producción sostenible e impacto medioambiental. Esta comisión se propone contribuir a una mejor comprensión de los principales problemas relacionados con la producción del banano y desarrollar una hoja de ruta para la mejora de su sostenibilidad.

El objetivo de trabajo principal, es la elaboración de sistemas de contención para el Fusarium oxysporum f. sp. cubense, raza tropical 4 (TR4, por sus siglas en inglés), que causa el marchitamiento por Fusarium (también conocido como mal de Panamá). Dada la importancia del TR4 para todas las partes interesadas, el FMB decidió catalogarlo como tarea prioritaria, creando una Grupo de Trabajo específico, dirigido por un comité especial de miembros del Comité Coordinador y socios del FMB.

El TR4 es una preocupación creciente para la industria, ya que infecta y destruye las plantas de banano Cavendish. Una vez la enfermedad está presente no puede ser controlada con prácticas de cultivo tradicionales o químicas, y no existe un tratamiento totalmente efectivo viable del suelo o plantas para controlar o curar el marchitamiento por Fusarium en el terreno. Además, el hongo en esporas en reposo en el suelo, permanece activo durante décadas. La investigación para solucionar esta situación está en proceso, sin embargo, tanto la biología como la genética del hongo aún no se entienden completamente y no existen variedades resistentes que puedan reemplazar la exportación de banano Cavendish. La única medida preventiva disponible en la actualidad es la cuarentena, previniendo la transferencia de tierra afectada o material vegetal, de zonas infectadas a zonas libres de TR4.

La complejidad, peligrosidad de la enfermedad y envergadura de las medidas de contingencia necesarias para combatir esta enfermedad, hacen necesaria la intervención del FMB. Lograr acuerdos intersectoriales internacionales efectivos, estableciendo alianzas entre todos los actores implicados, es parte de la agenda de esta comisión de trabajo 01 en estrecha colaboración con la FAO, que ha instado a los países a intensificar la supervisión, información y prevención del TR4, el cual recientemente se ha extendido desde Asia hasta África y el Medio Oriente, y que podría afectar potencialmente a América Latina.

Esta comisión de trabajo, produce a su vez, en colaboración con entidades de la sociedad civil e instituciones de investigación, plataformas de conocimiento relativas a la producción, como el Portal de Buenas Prácticas Agrícolas, para prevenir y controlar enfermedades del banano y el consecuente uso de pesticidas; así como estudios relativos a la huella de carbono y huella hídrica.

(2) Sostenibilidad económica

La Comisión de Trabajo 2 dedica sus esfuerzos a la consecución de un reparto justo del valor a lo largo de la cadena de abastecimiento del banano. Su objetivo es: identificar a los actores clave en cada una de las fases de la cadena de abastecimiento y categoría de las mismas; realizar un mapa de la distribución de valor en determinadas cadenas de abastecimiento clave; acordar una metodología práctica para aproximarnos a retribuciones decentes en las plantaciones; así como explorar la viabilidad de esta metodología en los países productores.

En la actualidad el objetivo principal de la comisión responsable de la sostenibilidad económica, es el estudio de Costes de Producción Sostenibles, claramente interrelacionada con su trabajo precedente en Salarios de Vida Dignos. De forma estrictamente confidencial, se recogen los datos, que son procesados, incluyendo, en la medida de lo posible, indicadores de externalidades, para que un operador pueda medir el impacto: social, ambiental y económico de los precios pagados.

Esta comisión produce a su vez en colaboración con entidades de la sociedad civil e instituciones de investigación, estudios de: Evaluación del Ciclo de Vida Social (metodología desarrollada para destacar el impacto de las inversiones sociales en toda la cadena de valor); estudios respecto a salarios mínimos legales y salarios dignos (que produce cada 6 meses un informe con información obtenida de 8 países exportadores; estudios relativos a formas de negociación colectiva entre sindicatos y empresas, y entre distribuidores y productores con respecto a la consecución de estos salarios mínimos dignos; así como estudios detallados de la cadena de valor del banano hacia mercados Europeos y los Estados Unidos.

(3) Sostenibilidad social

La Comisión de Trabajo 3 tiene como objetivo mejorar los derechos laborales. Sus  prioridades incluyen la ayuda al desarrollo de capacidades para la libre asociación y negociación colectiva, salud y seguridad ocupacional, así como discriminación de género tanto en la contratación como en el puesto de trabajo.

Uno de los objetivos principales de la comisión 03, motivo de preocupación a nivel internacional, es la Salud y Seguridad Ocupacional. Con motivo del mismo, recientemente ha comenzado un innovador proyecto en dos países: Ecuador y Camerún, escogidos por su interesantes características productivas y relevancia en el mercado.

El proyecto forma una coalición única de compañías bananeras, minoristas, organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, representantes gubernamentales, certificadoras y agencias. Su meta es contribuir a una producción y un comercio ambiental y socialmente sostenible de la banana, con una mejora de los niveles de vida (en particular en relación con la salud y el acceso a los recursos naturales) para los trabajadores bananeros, hombres y mujeres, los agricultores y las comunidades circundantes. El impacto directo del proyecto en ambos países, se prevé que se extienda a través de 46.000 hectáreas de plantaciones de banano, repartidas en 1.540 haciendas, empleando 53.000 personas, con una producción de 1,6 millones de toneladas de banano al año.

Gracias al proyecto, los trabajadores, sindicatos y representantes de los empleadores crearán comités capacitados, de pleno funcionamiento y efectivos en aspectos laborales de salud y seguridad en propiedades y haciendas proveedoras en Ecuador. A su vez se estimulará que sectores públicos, privados y sociedad civil (incluyendo sindicatos y organizaciones de la comunidad) constituyan comisiones tripartitas ecuatorianas eficaces en la materia. Asimismo, todas las partes interesadas de la industria bananera tendrán acceso a los recursos bibliográficos pertinentes relacionados con el uso de pesticidas, así como en cuestiones más amplias recogidas en el espectro de acción del proyecto, asegurando en consecuencia, mecanismos para la replicación de los resultados en otros países y actores de la industria bananera.

Las principales actividades a realizar con el fin de alcanzar los resultados son: compartir y sistematizar los recursos de salud y seguridad ocupacional existentes; desarrollar un manual de buenas prácticas y materiales de formación a medida; implementar talleres de capacitación y programas de creación de capacidades; así como difundir buenas prácticas, recursos y lecciones aprendidas.

La comisión de sostenibilidad social, en colaboración con entidades de la sociedad civil, instituciones de investigación y entidades productivas, produce a su vez estudios relativos a: relaciones laborales, identificando casos exitosos de la industria bananera en ALC; así como específicamente en países como Colombia, Honduras, Guatemala y Nicaragua. Además de componer y facilitar un dinámico grupo especializado en la igualdad de género.

Como conclusión, cabe señalar que la Misión del Foro Mundial Bananero es promover la colaboración entre las múltiples partes implicadas, de forma que se produzcan resultados prácticos para la mejora de la industria bananera y el logro de un consenso sobre buenas prácticas en materia de seguridad y salud ocupacional, equidad de género, impacto medioambiental, producción sostenible y correcta distribución del valor entre sus actores.

 

* Este editorial ha sido elaborado por Victor Prada del Departamento de Desarrollo Económico y Social de la FAO en Roma, sede de la Secretaría del Foro Mundial Bananero.

Más información:

Foro Mundial Bananero, página web: http://www.fao.org/economic/worldbananaforum/wbf-aboutus/es/

FAO, 2014. Banana market review and banana statistics 2012-2013. Rome, Italy. Link.

FAO, 2014. The changing role of multinational companies in the global banana trade. Rome, Italy. Link

    

Documentos sobre el tema editorial

No se hallaron datos.