AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Editorial

La situación nutricional en América Latina y el Caribe: ¿Qué rol tiene la educación nutricional para mejorarla?

Texto elaborado por María José Coloma, Melissa Vargas e Yvette Fautsch de la Coordinación de la Red ICEAN
Foto: Capacitación en educación nutricional en Hidalgo, México - © FAO/Delhi Anahí Trejo Hernández


Situación nutricional en América Latina y el Caribe

La región de América Latina y el Caribe (ALC) ha mostrado grandes avances en la reducción del hambre, lo cual se demuestra con el alcance de la meta del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM1) referente al hambre, un año antes de la fecha límite fijada por la comunidad internacional. En términos específicos, la proporción de personas que sufren hambre en la región se redujo de 15.3 por ciento (68.5 millones) en 1990-1992 a 6.1 por ciento (37 millones) en 2012-2014 (FAO, 2014a). Asimismo, ALC tiene la capacidad de alimentar a todos sus habitantes y además ser exportadora neta de alimentos.

  • “América Latina y el Caribe a pesar de estar demostrando que es posible avanzar para erradicar el hambre, aún presenta desafíos importantes en materia de malnutrición. Los países y actores de la región tiene que trabajar en conjuntos compartiendo experiencias exitosas, iniciativas, conocimientos e instrumentos de política pública en nutrición que faciliten la realización del derecho a la alimentación adecuada". Ricardo Rapallo, Oficial de Seguridad Alimentaria de la FAO y Coordinador del Proyecto de Apoyo a la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre.

Sin embargo, a pesar de estos avances aún existen marcadas desigualdades, con una parte importante de la población en algunos países que carecen de los alimentos suficientes para llevar una vida activa. El avance tampoco ha sido suficiente en la población infantil, ya que actualmente se reporta una prevalencia de 12,4%  (6,8 millones) de niños menores de 5 años con desnutrición crónica (UNICEF, WHO, WB, 2013). En la región, la carencia de micronutrientes más comunes son las relativas al yodo, la vitamina A, el zinc, el ácido fólico y el hierro, y afectan principalmente a los niños menores de dos años, a los escolares y a las mujeres en edad reproductiva (FAO, 2013). El 38,5% de los niños/as menores de 5 años de la región de ALC sufren anemia, liderando las cifras los países de Sudamérica con 42,5%, luego el Caribe con 41,3% y Centroamérica  registra 29,6%. En el caso de la carencia de vitamina A, la prevalencia para ALC es cercana a 15,7%, y la carencia de yodo 8,7% (datos de 2009).

Paralelo a esto, la prevalencia de sobrepeso y obesidad en la región es una de las más altas en el mundo, afectando a todos los grupos de edad y estratos sociales. De manera específica el 7,1% (3,8 millones) de niños menores de 5 años en ALC sufre de sobrepeso y obesidad, (correspondiendo el 25% y 30% a niños escolares), mientras que el 23% de la población adulta presenta obesidad (FAO, 2013). El fenómeno de la transición nutricional, el cambio de patrones alimentarios y la pérdida de la cultura almentaria han potenciado estas cifras de obesidad. Por ejemplo, el consumo elevado de productos ultra procesados de bajo valor nutricional, la ingesta frecuente de bebidas azucaradas, y el sedentarismo, son parte de los factores que fomentan un ambiente obesogénico, y con ello el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles, que también son frecuentes.

Queda en manifiesto que la malnutrición en todas sus formas (desnutrición, deficiencia de micronutrientes y obesidad), continúa afectando a la región con diferentes magnitudes y focalizadas en distintos grupos, afectando principalmente a los más vulnerables (pobreza extrema, grupos indígenas, etc.), adonde también se concentra el problema de acceso y disponibilidad a los alimentos de mejor calidad y valor nutricional. Asimismo la malnutrición provoca pérdidas socioeconómicas y humanas inaceptables, por lo que se requiere de mayores esfuerzos con énfasis en la prevención.  Para esto, se necesita una estrategia conjunta para mejorar, por un lado, el acceso a una variedad alimentos sanos, nutritivos y en cantidad suficiente y, por otro lado, promover hábitos y prácticas alimentarias saludables, mediante la aplicación de medidas y políticas coherentes, multisectoriales y multidisciplinarias.

La educación nutricional como estrategia para mejorar la situación nutricional en América Latina y el Caribe

La agricultura familiar produce y permite el acceso a alimentos locales, frescos y de calidad como frutas y hortalizas y otros alimentos nutritivos que pueden contribuir a diversificar la alimentación y así completar los déficits de micronutrientes. En ALC, la agricultura familiar tiene la capacidad de abastecer, a nivel de país, entre 27% y 67% del total de la producción alimentaria, por lo que se tiene que aprovechar (FAO, 2014b). En el contexto de la agricultura familiar, la educación nutricional tiene un amplio potencial para mejorar la alimentación y la nutrición de las familias productoras, así como de la población que consume sus productos.

La educación nutricional[1] ha sido reconocida a nivel internacional por su valor y alcance en la mejora de las prácticas alimentarias y prevención de la malnutrición, ya sea como catalizador en intervenciones de seguridad alimentaria, protección social, materno-infantiles y de salud; o como intervenciones independientes que promueven comportamientos y hábitos de alimentación saludables en los distintos grupos poblacionales.

  • “Es mejor prevenir la aparición de la malnutrición que tratarla una vez que ésta se ha consolidado, por este motivo la educación nutricional gana más importancia y ocupa cada vez más espacio en los programas de seguridad alimentaria y nutricional en el mundo”Ellen Muehlhoff, Oficial Superior del Grupo de Educación Nutricional y de Sensibilización del Consumidor de la División de Nutrición (ESN) de la FAO.

Las decisiones sobre el consumo, preparación y selección de alimentos, que afectan directamente las prácticas alimentarias y, a su vez, el estado nutricional de las personas, son influenciadas por muchos factores (tabús, influencia familiar, prácticas aceptadas por la sociedad, falta de conocimientos, influencia de la publicidad, etc.) que pueden ser modificadas mediante la educación. Por ejemplo, las estrategias de educación nutricional tienen gran potencial en promover la diversificación de la dieta (respetando la cultura alimentaria), mejorar las prácticas de alimentación complementaria en familias vulnerables, y en promover el consumo de alimentos locales de alto valor nutricional.

En el contexto de la reciente Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2), se ha reconocido también su importancia al incluirse en el Marco de Acción, documento que compromete a los líderes mundiales a establecer políticas y planes nacionales dirigidos a la mejora de la situación nutricional y alimentación de toda la población en cada país.

En el caso de ALC, en los últimos años se ha venido reconociendo cada vez más la necesidad de una educación nutricional efectiva. Es necesario aclarar que no se habla de una educación nutricional basada en la transmisión de información, probada inefectiva en el cambio sostenido de comportamientos; sino de un modelo participativo enfocado en la acción, basado en una mirada de estrategias multi-sectoriales que impacten los distintos niveles y factores que influencian la selección de alimentos y comportamientos alimentarias de las personas.

A pesar de la importancia de la educación nutricional y su reconocimiento, aún se requiere de un mayor apoyo y compromiso político, contar con una mayor integración en otros sectores (educación, agricultura, protección social) y mejorar las capacidades a niveles de los países para poder implementar una educación nutricional efectiva.

La Red ICEAN: Plataforma virtual para fortalecer capacidades en educación nutricional en América Latina y el Caribe

Reconociendo las brechas existentes en esta materia, en el 2011 se creó la Red ICEAN, una red de profesionales y técnicos de diversas disciplinas relacionadas con la información, educación, y comunicación en alimentación y nutrición principalmente de países de América Latina y el Caribe. La Red ICEAN fue creada como plataforma virtual (www.fao.org/red-icean/inicio/es/)  para fortalecer capacidades en la educación nutricional en la región, y tiene tres objetivos principales: 

  • El intercambio de información y conocimientos a través de un sitio web interactivo, proporcionando recursos y promoviendo la comunicación virtual. Específicamente se trata de favorecer la comunicación e intercambio de conocimientos, recursos y experiencias en educación alimentaria y nutricional entre los miembros de la Red ICEAN.  
  • El fortalecimiento de capacidades a través de la consolidación de aprendizaje y enriquecimiento de los miembros de la Red ICEAN en aspectos teóricos, prácticos y metodológicos para la aplicación de buenas prácticas en educación alimentaria y nutricional en el ámbito del diseño y ejecución de las intervenciones.  
  • La abogacía a favor de la educación alimentaria y nutricional a través la promoción y el apoyo a las iniciativas de educación alimentaria y nutricional a distintos niveles (gubernamental, institucional y académico) como herramienta imprescindible en las estrategias de promoción de hábitos alimentarios saludables para la prevención de la malnutrición. 

Los miembros de la Red ICEAN son nutricionistas, educadores, comunicadores, formuladores de políticas, profesionales y técnicos de salud y agricultura, que trabajan en universidades e institutos de investigación, agencias gubernamentales, organizaciones no gubernamentales, la industria alimentaria, asociaciones de consumidores y organismos internacionales. Ser miembro de la Red ICEAN permite:

 -   Establecer contacto con otros miembros de la Red;

-   Tener acceso a artículos y resúmenes por temas relacionados con la educación alimentaria y nutricional; 

-   Tener acceso a información sobre experiencias y lecciones aprendidas de otros miembros en el campo de la educación alimentaria y nutricional;

-   Acceder a la biblioteca virtual;

-   Consultar noticias de la región y obtener información sobre futuros eventos;

-   Participar en las actividades de capacitación y formación continua virtual que ofrezca la Red.

La Red ICEAN es coordinada por la Iniciativa América Latina y Caribe Sin Hambre (Oficina regional de la FAO, Santiago) y el Grupo de Educación Nutricional y de Sensibilización del Consumidor de División de Nutrición de la FAO (Sede de la FAO, Roma). A ello debe sumarse la contribución y participación activa de los miembros que se incorporen a la Red. 


  • La Red ICEAN es una excelente plataforma para compartir los avances en los conocimientos en educación alimentaria y nutricional en la Región, que ayuda al fortalecimiento y crecimiento de todos los que trabajamos en esta área. Además es una importante contribución para las universidades latinoamericanas y caribeñas que están realizando estudios e intervenciones en educación alimentaria y nutricional, cuyos resultados pueden ser compartidos a través de la Red”. Sonia OlivaresProfesora Titular del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) de la Universidad de Chile y miembro de la Red ICEAN. 


¿Es usted un profesional o estudiante trabajando en el área de la educación alimentaria y nutricional? Conviértanse en miembro de la Red ICEAN

http://www.fao.org/red-icean/registrese/unase-a-la-red-icean/es/#sthash.Ygf6e5cZ.dpuf


Para mayor información

-   Sitio web de la Red ICEAN: http://www.fao.org/red-icean/inicio/es/

-   Ser miembro de la Red ICEAN: http://www.fao.org/red-icean/registrese/unase-a-la-red-icean/es/#sthash.Ygf6e5cZ.dpuf


Referencias

FAO. 2013. El estado mundial de la agricultura y la alimentación – SOFA 2013. Roma, Italia: Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura:

http://www.fao.org/publications/sofa/2013/es/

FAO. 2014a. Estado de la inseguridad alimentaria- SOFI 2014. Roma, Italia: Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura: http://www.fao.org/publications/sofi/2014/es/

FAO.2014b.Agricultura Familiar en América Latina y el Caribe: Recomendaciones de Política. Santiago, Chile: Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura:

http://www.fao.org/docrep/019/i3788s/i3788s.pdf 

UNICEF, WHO, WB. 2013. Joint child malnutrition estimates - Global and regional trends by UN Regions, 1990-2025:http://apps.who.int/gho/data /node.main.NUTUNREGIONS?lang=en



[1] La educación nutricional en este artículo se refiere a una combinación de estrategias educativas, acompañadas por cambios en el ambiente alimentario, que conducen a la adopción voluntaria y sostenida de hábitos y prácticas alimentarias saludables en la población. La educación nutricional trabaja sobre los conocimientos, motivaciones habilidades, y prácticas de las personas.

    

Documentos sobre el tema editorial

No se hallaron datos.