AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

La agricultura en Colombia mira a la altillanura
Fecha de publicación:04/05/2011
País: Colombia
Fuente: El Colombiano

Los retos de productividad agrícola que plantea el mundo moderno, donde la población crece cada vez más, exige que Latinoamérica asuma retos, pues es una de las pocas zonas del mundo que puede seguir expandiéndose en cultivos.

Y en América Latina, Colombia, puede doblar su producción mirando hacia otros territorios inexplorados.

Según estadísticas del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, en el país están sembradas cuatro millones de hectáreas, pero con la incursión en la altillanura (que corresponde al territorio ocupado entre Vichada y Meta) se doblaría esa cifra.

"La altillanura y la Orinoquía son nuestra última ladera de agricultura, allá tenemos siete millones de hectáreas, pero les restamos tres que son humedales y reservas, allá está el futuro de la producción", sostuvo el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo Salazar, en el marco del IV Foro Internacional CropLife Latin América, que tuvo lugar la semana pasada en Bogotá.

El funcionario afirmó que en este momento el Gobierno Nacional está desarrollando proyectos para impulsar la economía en ese sector, que en otro tiempo no producía más que pasto, pero que gracias a la investigación y a la ciencia, le está dando esperanzas de expansión a la agricultura.

CropLife Latin América es una organización gremial que está integrada por ocho compañías y una red de asociaciones presentes en 18 países del continente. Las empresas que representa la agremiación son las líderes en semillas, biotecnología y productos fitosanitarios (insecticidas), pues el desarrollo de nuevas tecnologías es lo que permitiría que las semillas germinen en los terrenos más agrestes.

No obstante, en Colombia aún es necesario trabajar con el imaginario que tienen los agricultores y lo campesinos en cuanto a la biotecnología y las semillas modificadas genéticamente.

Para Carlos Buzio, presidente de CropLife Latin América, es momento de que en el país se olviden esos temores porque "la necesidad de alimentos está creciendo, en 40 años hay que tener un alza del 70 por ciento y eso solo se logra con las ayudas que está dando la biotecnología, por eso hay que derribar los temores".

Porque según Buzio, la única salida para que en la altillanura se puedan tener cultivos como arroz, soya y maíz, es usando la biotecnología, porque se requiere de nuevas técnicas para el manejo y cuidado de las plantaciones, porque están llegando a otras tierras que antes solo producían pasto.

Para Juan Lucas Restrepo, director de la Corporación Colombiana de Investigación Agrícola (Corpoica), el asunto va más allá de la sensibilización de la población, "tenemos que aprovechar que el Estado es consciente de que tiene que existir un cambio para aprovechar las oportunidades de exportación que se nos presentan".

Allysson Paulinelli, exministro de agricultura de Brasil, define el momento que atraviesa el país en una frase simple: "Colombia está madura para producir la evolución que genera posibilidades. Pero hay que integrarnos para no entregar todo lo que tenemos".

Palabras clave: biotecnología, semillas modificadas geneticamente, productos fitosanitarios, producctividad agrícola