AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Las energías altamente contaminantes dominan en América Latina y el Caribe
Fecha de publicación:02/05/2012
País: América Latina y el Caribe
Fuente: Elmundo.com.ve

El Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA), en el documento La Visión de la Economía Verde en América Latina y el Caribe (ALC), expresó que "en general, para ALC el uso de energías no renovables y altamente contaminantes por emisiones de CO2 alcanza 74,4% de la oferta energética primaria, en tanto que las renovables sólo representan 25,6%". En el escrito se explicó que "la oferta energética de ALC es aún poco sustentable desde el punto de vista ambiental y económico, dado que sólo 25,6% de las fuentes provienen de energías renovables y el impacto ambiental de las energías utilizadas es aún poco 'verde' o amigable con el medio ambiente, pues menos de 13% de las energías son limpias o bajas en emisiones de CO2".

Las energías renovables o limpias son hidroelectricidad, geoenergía, biomasa (leña y caña) y otras; las no renovables son hidrocarburos (petróleo y gas), carbón mineral y energía nuclear. 

Río+20. Considerar el origen de las fuentes de energía es una condición necesaria "para poder transitar hacia una economía verde", señaló el documento, cuya finalidad es "contribuir al debate actual que se lleva a cabo a nivel internacional", dado que los días del 20 al 22 de junio de este año se efectuará en Río de Janeiro, Brasil, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible 2012 (Río+20), veinte años después de la histórica Cumbre para la Tierra, efectuada en Río en 1992. El informe ofreció "una buena noticia: ALC tiene disponibilidad de energías renovables". No obstante, observa que ese "potencial está aún por aprovecharse".

Economía verde. Una economía verde es "baja en carbono y eficiente en el uso de los recursos naturales, además de los insumos tradicionales como trabajo, energía fósil y capital", y "es socialmente incluyente". El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) señaló que "en una economía verde, el aumento en los ingresos y la creación de empleos deben derivarse de inversiones públicas y privadas destinadas a: reducir las emisiones de carbono y la contaminación; promover la eficiencia energética así como el uso congruente de los recursos; y evitar la pérdida de diversidad biológica y de servicios de los ecosistemas".

Inversiones. "Resulta fundamental que como región ALC invierta en el desarrollo de energías renovables", consideró el SELA. "En 2010, las inversiones totales en energía renovable de ALC fueron de US$13,1 mil millones, es decir, alrededor de 9,2% mundial", agregó, lo que la ubica en cuarto lugar después de Asia y Oceanía, Europa y Norteamérica, cuyas inversiones ese año fueron de US$59,3 millardos, US$35,2 millardos y US$30,1 millardos, respectivamente.

Sin embargo, mencionó que "la tasa de crecimiento promedio anual de las inversiones en energía renovable de ALC de 2004-2010 fue de 72,3%, la más alta de todas las regiones del mundo". Recurso. La energía es un "recurso básico, fundamental e indispensable en cualquier función de producción", además de que "debe ser considerado en la instrumentación de cualquier política que busca enverdecer una economía marrón" o del carbono, que es la prevaleciente, indica el estudio.

La matriz energética de ALC está dominada por el carbono; es decir, el petróleo, gas natural (hidrocarburos) y carbón mineral, que son intensivos en emisiones de CO2 (dióxido de carbono), dominan 80,1% esa matriz. El SELA utilizó la estadística 2004-2009 de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade). Esa matriz se distribuye así por tipo de combustible: 50,24% petróleo; 23,9% gas y 6,0% carbón (las tres suman 80,1%); 10,85% biomasa (leña y caña con 5,4% cada uno); 6,6% hidroenergía; 1,3% otras energías (eólica, solar, entre otras); y energía geotérmica y nuclear con 0,6% cada una.

En el total de la producción de combustibles en ALC, siete países representan históricamente 92,5%: México (24,7%), Brasil (22,9%), Venezuela (20,4%), Colombia (9,8%), Argentina (7,7%), Trinidad y Tobago (4,2%) y Ecuador (2,8%). Venezuela es líder en energía a partir del petróleo con 31,17% de la producción total; siguen México y Brasil con 27,97% y 19,52%, respectivamente. Colombia encabeza en el carbón con 77,05% de la producción total de ALC.

En cuanto a la energía nuclear, la producción de Brasil y México en 2009 equivalía a 100% en ALC y se repartía así: 55,50% y 44,50%, respectivamente. En cuanto a hidroelectricidad, Brasil, Venezuela y Paraguay son los líderes en la producción de este tipo de energía en ALC, con 49,38%, 13,52% y 9,0% del total. 

Foro. En Miami, Estados Unidos, se efectuó la semana pasada el segundo foro anual de Financiación de Energía Renovable para América Latina y el Caribe. El objetivo fue "debatir acerca de la evolución de los mercados de energía renovable" en esa región. Participaron "empresas líderes de energía renovable, entidades de inversiones y organizaciones del gobierno enfocadas en transacciones e inversiones en la industria de la energía renovable".

Asistieron, además, delegados de 15 países de ALC y representantes de Estados Unidos y Europa. Algunos puntos importantes que se consideraron fueron: $9,4 millardos se invirtieron en 2011 en el mercado de energía renovable, la mayor parte en energía eólica; y "el gran crecimiento de las tazas económicas y los altos costos de la electricidad van a impulsar el desarrollo de la energía renovable, particularmente gracias a los abundantes recursos naturales que tiene ALC".

Palabras clave: América Latina, Caribe, SELA, energías contaminantes, energías renovables, medio ambiente, cambio climático
Publicado por: America Economia