AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Respuestas de Nicaragua ante la epidemia de roya
Fecha de publicación:04/02/2013
País: Nicaragua

Frente a la pandemia de roya en Mesoamérica, Nicaragua capacita de forma intensiva a técnicos en caficultura para contener la plaga en el país y propiciar la reconversión del sector, necesitado de suprimir rezagos productivos y tecnológicos. A juicio del ingeniero Telémaco Talavera, asesor presidencial para asuntos agrícolas, la proliferación del hongo puede representar una oportunidad de cara a impulsar el programa nacional de mejoramiento integral del cultivo.

Sería un error pensar que el problema es solo contener la propagación de la plaga, la meta fundamental radica en incrementar la productividad y asegurar el manejo sostenible de las plantaciones, comentó el académico. Actualmente el rendimiento resulta bajo, oscila de nueve a 11 quintales de café oro por manzana (0,7 hectáreas) como promedio; ello plantea retos económicos y técnicos, evaluó el también rector de la Universidad Nacional Agraria.

Para los objetivos propuestos, el país establecerá 95 fincas de referencia a fin de monitorear la incidencia de roya y otras enfermedades como antracnosis, ojo de gallo, mancha de hierro y broca, mientras en otras 22 funcionarán estaciones para el control de aspectos climáticos, explicó. Esas unidades medirán el comportamiento de temperatura, vientos, precipitaciones, actividad radioactiva, evaporación y otros indicadores que permitan conformar una visión integral, expuso el presidente del Consejo Nacional de Universidades.

Distintos estudios en curso deben aportar información más precisa sobre la edad de los cafetales, las prácticas fitosanitarias, el manejo de la fertilización, el ataque de plagas y la situación económica de los productores. Por la fácil propagación de la roya y los índices de infección a escala regional, gobiernos e instituciones especializadas refuerzan la cooperación, con la ayuda del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa). En opinión de especialistas, es prácticamente imposible exterminar el hongo debido a su arraigo por varias décadas, pero resulta factible aminorar la prevalencia hasta niveles manejables como ocurrió en años recientes.

A mediados de enero, Oirsa notificó que el contagio en cafetales mesoamericanos llegaba al 50 por ciento con tendencia al alza; de ahí el calificativo de pandemia empleado por profesionales en la materia. Entendidos en cuestiones fitosanitarias, como el doctor Carlos Urías, estiman que el fenómeno avanza por la combinación de cambios bruscos en las condiciones climáticas, envejecimiento de plantaciones, mal uso del sistema de sombra en los plantíos, de fertilizantes y fungicidas.

El Foro de Presidentes de Poderes Legislativos de Centroamérica (Foprel) también tomó cartas en el asunto y anunció el establecimiento de una comisión especial para apoyar la lucha contra las plagas que diezman los cafetales. "Como Foprel vamos a fortalecer el proceso de armonización de leyes en temas relevantes como es el caso de la roya y la antracnosis en la región", dijo el titular del organismo y presidente del Parlamento nicaragüense, René Núñez.

En este contexto la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua suspendió la edición anual del certamen "La Taza de la Excelencia" de cafés especiales o gourmet, dedicado a premiar la calidad del grano, confirmó el directivo de la entidad, Juan Carlos Munguía. Estadísticamente hay evaluaciones diferentes, pero de acuerdo con la Unión Nacional de Agricultores en Nicaragua, las hectáreas dañadas en el país suman más de 41 mil, equivalentes al 35 por ciento del área total y las pérdidas podrían llegar a 100 millones de dólares.

Mientras cálculos regionales también ofrecen porcentajes discordantes aunque ubican los mayores perjuicios en Guatemala (80 por ciento del área sembrada), seguidos por México y República Dominicana con alrededor del 70 por ciento, Nicaragua (35) y El Salvador (30).

ROYA Y CALENTAMIENTO GLOBAL 

Dentro del universo agrícola, como en otras esferas, el mundo sopesa cada vez más factores subvalorados en décadas precedentes, entre ellos los vinculados al cambio climático. En Nicaragua, por ejemplo, la roya generalmente afectó territorios situados a menos de mil metros del nivel del mar, pero en esta ocasión avanzó hasta sitios por encima de dos mil metros de altitud, explicó el ministro de Agricultura, Ariel Bucardo.

Ello demuestra que zonas, anteriormente frescas, ahora resultan más calientes y se vuelven hospederas de hongos como la roya; solo en los últimos 50 años la subida de temperatura en el país superó los 1,5 grados Celsius, detalló. Departamentos norteños, sobre todo Nueva Segovia, registran aumentos superiores a los dos grados y fue allí donde aparecieron los primeros focos del contagio con mayor intensidad, argumentó el ministro.

INVESTIGAR Y RESOLVER 

Plantaciones con más de 20 años de antigüedad son las que más sufren los perjuicios, pero las soluciones no pueden restringirse a demoler cultivos, resembrar e introducir variedades más resistentes a las enfermedades. Por lo menos para Nicaragua, está clara la necesidad de conjugar capacitación técnica, flujo de inversiones, desarrollo y aplicación de investigaciones científicas y buenas prácticas agrícolas que aseguren mayores rendimientos y cuidado del medio ambiente.

Al decir de Telémaco Talavera, de poco serviría gastar recursos en la reposición de plantaciones o en la introducción de mejores variedades, si luego los sembrados carecen de manejo correcto y se reproducen los errores. El mensaje está claro, hay una acción en marcha, todos tenemos un rol, aquí no se trata de ponernos a esperar, todos estamos trabajando, aseguró el especialista.

Talavera solicitó "no convertir esta situación en una solución para problemas de corto plazo, económicos o técnicos, o de matar la roya". Es preciso controlar la plaga, "pero sobre todo hay que resolver el problema de producción y productividad, que tiene mucho más matices que sólo el tema fitosanitario", insistió.

El Ministerio Agropecuario y Forestal, la Universidad Nacional Agraria y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria impulsan la capacitación de manera escalonada para llegar a miles de productores en el menor plazo posible. Entre las prioridades de investigación, definidas por el presidente Daniel Ortega, figura el combate a enfermedades que atacan al café, entre ellas roya, antracnosis, ojo de gallo y broca.

Similar importancia estableció el estadista para los estudios que buscan contrarrestar los efectos del cambio climático, principalmente en las regiones secas y en las productoras de maíz, frijol, hortalizas, café y papa. También llamó a la comunidad científica a reforzar los trabajos relacionados con calidad, siembra y manejo de las aguas, preservación de las cuencas hidrográficas y biodiversidad, entre otros temas claves para el desarrollo económico y social.

APOYO A PEQUEÑOS y MEDIANOS PRODUCTORES 

Cualquier medida en Nicaragua para combatir la roya y lograr la reconversión de la caficultura debe dirigir su mirada hacia pequeños y medianos productores. Ellos representan el 99 por ciento del total, aunque el restante uno por ciento concentra alrededor del 45 por ciento de las 180 mil manzanas (126 mil hectáreas) dedicadas al cultivo del grano.

Datos expuestos por Telémaco Talavera indican que la rama genera a escala nacional 200 mil puestos de trabajo temporales y 45 mil permanentes; es decir, entre 30 y 35 por ciento del empleo agrícola. Ofrecer asistencia técnica y facilitar el acceso a financiamiento constituyen prioridades del gobierno en la atención a pequeños y medianos cafetaleros, ratificó el asesor presidencial.

Nicaragua compite en el mercado internacional del café por la calidad de su oferta, no por el volumen que apenas representa el 1,5 por ciento de la producción mundial, sostienen datos del Ministerio Agropecuario y Forestal. Por ventas aduaneras, sin contar zonas francas, el café oro mantuvo en 2012 su condición de líder, al proporcionar ingresos por 519,43 millones de dólares, avaló el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex) en reporte emitido el 31 de diciembre.

Aunque el país diversifica sus ofertas de bienes y servicios al exterior y la presencia en mercados foráneos, este renglón conserva un importante peso específico; el año anterior aseguró el 18,86 del valor total de las exportaciones aduaneras, expuso el Cetrex. Hasta el momento las autoridades gubernamentales consideran innecesario decretar aquí emergencia fitosanitaria por la roya y llaman a reforzar el aporte de científicos, productores, exportadores y financieros para conseguir respuestas duraderas en beneficio de un sector fundamental en el empleo y la captación de divisas.

Palabras clave: Nicaragua, roya, café, epidemia, respuestas, acciones
Author: María Julia Mayoral
Publicado por: Prensa Latina