AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

“Democratizar la productividad”: Prioridad de México contra las desigualdades territoriales
Fecha de publicación:27/07/2013
País: México
Fuente: rimisp.org

Aumentar la productividad en México, como estrategia para lograr avances en el ámbito de las brechas sectoriales y regionales en el país, es una de las prioridades del gobierno nacional. Con ese objetivo es que se ha creado la Unidad de Productividad Económica, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México (SHCP) y liderada por el economista Abraham Zamora Torres.

La experiencia en otros países del orbe ha demostrado que el fortalecimiento de la productividad ha sido esencial para lograr mejoras en el aumento de los salarios reales, el crecimiento económico y para la reducción de los niveles de pobreza. En esa línea, la Unidad tiene como misiones incrementar el empleo en el sector formal; facilitar el acceso al financiamiento; promover el uso eficiente de la tierra; fortalecer el ambiente de negocios en el que se mueven las empresas mexicanas; y promover la productividad en sectores estratégicos. Todo ello, en paralelo mientras se progresa en la obtención de mejoras concretas en la calidad del trabajo, el potenciamiento de la inversión en innovación y avances en el desarrollo tecnológico.

El gobierno de México se ha referido a todas estas temáticas en su Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 (PND) bajo el concepto de ‘democratizar la productividad’, es decir, “que las oportunidades y el desarrollo lleguen a todas las regiones, territorios, sectores y grupos de la población de México”, explica Zamora.

“Lo que intentamos es que aquellas regiones y sectores de la población mexicana que están en rezago tengan acceso a tecnología, capacitación y a los elementos que los pueden hacer más productivos. Al mismo tiempo, significa implementar políticas públicas que eliminen obstáculos y que otorguen los estímulos correctos, como inducir a la formalidad en la economía e incentivar el uso eficiente de los recursos productivos. Democratizar la productividad es una de las más altas prioridades de este gobierno y, por eso, es el eje de la política económica del gobierno federal y uno de los tres ejes transversales del PND. El tema de la productividad está en lo más alto de la agenda económica 2013-2018”, agrega.

Por esto, los énfasis en la gestión de Zamora Torres estarán puestos en cuatro líneas de acción: uso eficiente de los factores de la producción; mejorar el entorno de negocios; elevar la productividad de las empresas y unidades de producción; e impulsar la productividad de regiones y sectores rezagados. “Esta Unidad es de reciente formación y, precisamente por la alta prioridad que el gobierno federal ha puesto en este tema de productividad, nuestro objetivo es alinear todos esos esfuerzos para que las distintas dependencias adopten políticas públicas, acciones, programas y proyectos relacionados con el aumento de la productividad. Nuestra tarea inmediata es diseñar el Programa Especial para Democratizar la Productividad -que tenemos que hacer público a más tardar el 30 de agosto- y que tendrá como columna vertebral la alineación de las acciones del gobierno en el tema de productividad”, indica Zamora Torres.

DEMOCRATIZAR LA PRODUCTIVIDAD EN LA DIMENSIÓN TERRITORIAL

El gran desafío de México es avanzar contra las desigualdades territoriales y que, como país, se logre generar un crecimiento que supere los bajos niveles históricos. Parte esencial de ese desafío significa también que todas las regiones y todos los habitantes de la nación puedan alcanzar más y mejor desarrollo.

Al respecto, el jefe de la Unidad de Productividad Económica manifiesta que “México ha tenido en los últimos 30 años, en promedio anual, un decrecimiento en productividad. Sin embargo, en las diferentes regiones del país esta situación no es uniforme: hay regiones que han presentado incrementos en productividad muy importantes, pero también sabemos que los 10 estados de la República menos productivos, son alrededor de 40% menos productivos que los que tienen mayores niveles de productividad. Estas diferencias observadas nos muestran una brecha muy importante. Si hablamos de lo sectorial, el sector manufacturero es mucho más productivo -hasta 10 veces más- que el sector de comercio minorista. A esas brechas nos referimos al hablar de la dimensión tanto regional como sectorial. México es un país extenso y los estados del norte son más productivos que los del sur. Las diferencias son muy notables”.

¿Cómo abordará su Unidad estas desigualdades territoriales en productividad?

“Queremos identificar proyectos concretos en las regiones más rezagadas que tengan que ver con las vocaciones productivas de estos territorios y con las ventajas competitivas que tengan, para así poder acercarles los insumos, la tecnología, los nuevos procesos y otros elementos que los puedan hacer más productivos. Además, queremos tomar acciones concretas y empaquetar recursos, de manera que los proyectos puedan desarrollarse con los más altos niveles de productividad”.

En México, el sector agropecuario y el forestal presentan un rezago importante en productividad y los pequeños productores y campesinos enfrentan condiciones aún más difíciles. ¿De qué forma proponen abordar esta problemática?

“En el campo hay un reto muy importante en materia de productividad. Este es un sector profundamente relevante en México y que tiene impactos considerables si hablamos de atacar la pobreza y la informalidad. Los programas que se orientan al sector agropecuario y forestal deben tener un enfoque productivo y por eso estamos cambiando la naturaleza de los programas, para que se vean desde una perspectiva más integral. Los programas tienen recursos muy atomizados, van a diferentes agentes económicos y no se ha visto hasta ahora el tema de manera integral para que los productores reciban algún paquete que permita que los recursos que se les otorgan se noten. Frente a eso, estamos trabajando con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), para reorientar la política de gasto agropecuario en acciones que permitan que los recursos se noten y se empaqueten, para que los productores puedan ser más productivos”.

Como parte de una asistencia técnica brindada por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA, de Naciones Unidas), la Unidad de Productividad Económica, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México (SHCP) se encuentra trabajando con un equipo de expertos coordinado por Rimisp-Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural.

 Sobre ello, el jefe de la Unidad explica que “en la reestructura que está haciendo el gobierno de México de los programas orientados al campo, necesitamos el apoyo de especialistas internacionales como lo son el FIDA y los expertos que coordina Rimisp, para que nos compartan las experiencias en otros países y así afinar los programas públicos dirigidos a pequeños productores rurales en el país”.

“Esperamos de este ejercicio que la intención de integrar los distintos apoyos gubernamentales en paquetes lo hagamos bajo los estándares internacionales y en relación a consideraciones muy particulares del campo mexicano. Queremos también recoger la mejor experiencia que tengan estos expertos para que logremos de manera efectiva elevar la producción y los ingresos de los pequeños productores, porque hoy el campo mexicano no sólo lo vemos como meramente agrícola o forestal o pecuario, sino de manera integral. Poder revisar esos programas y recibir la asistencia técnica que nos brinda el FIDA y los expertos que coordina Rimisp es muy valioso para nosotros”, agrega Zamora Torres.

¿Con qué políticas e instrumentos en concreto se trabajará para alcanzar el objetivo de democratizar la productividad?

“Como parte del Programa Especial para Democratizar la Productividad, lo que estamos haciendo en la Unidad es llevar adelante cuatro ejes de acciones: el primero, es abordar qué conjunto de acciones debemos realizar para promover el uso eficiente de los factores de la producción, es decir, que los factores de la producción se utilicen en aquellos sectores y regiones donde sean más productivos. Para eso estamos haciendo cosas concretas en materia de informalidad y del financiamiento de los sectores y estamos trabajando en aspectos relacionados con el uso eficiente de la tierra.

Un segundo eje es favorecer el entorno para los negocios en el país. Aquí estamos viendo desde tener un sistema tributario que agilice el cumplimiento, acciones de mejora regulatoria y otras para que el gobierno se vea como parte de la cadena de valor y sea más eficiente. Hay acciones en materia de competencia económica y en sectores estratégicos de insumos, como energía y telecomunicaciones.

Un tercer eje es elevar la productividad al interior de las empresas y unidades de producción. Tenemos aquí estrategias que tienen que ver con el ámbito de la formación para el trabajo, de innovación y tecnología, y también sobre cómo ayudamos a las empresas a ser parte de cadenas de valor en su proceso de integración y de formación de clusters.

El último eje tiene que ver con impulsar la productividad en las regiones y sectores del país. Lo estamos visualizando con programas y proyectos de infraestructura y logística y también de reconversión de los sectores tradicionales de la economía a sectores de mayor valor agregado”.

Palabras clave: México, políticas, territorio, agricultura, ganadería, productividad, impulso. iniciativas
Author: Redacción
Publicado por: rimisp.org