AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

La Secretaría de Comercio Interior autorizan subidas en los precios de los alimentos: los lácteos tendrán ajustes de hasta 18 por ciento.
Fecha de publicación:02/03/2011
País: Argentina
Fuente: Clarin

Desde la última semana de febrero hasta hoy, volvieron a acelerarse los pedidos de las empresas de consumo masivo -ante la secretaría de Comercio Interior- para autorizar nuevos aumentos de precios.

Entre esas firmas, deseosas de compensar sus mayores costos, las lácteas consiguieron el permiso para incrementar sus precios entre 2 y 6%, en una primera etapa para llegar hasta un 18% durante todo el año, en algunos de sus productos “premium” . Los próximos incrementos autorizados a partir de este mes por el secretario Guillermo Moreno en los productos de la canasta familiar, recaerán en vinos, yerbas, aguas, cosméticos y productos de higiene y tocador.

Como viene haciéndolo desde años anteriores, la Secretaría aplica una modalidad para autorizar las subas según el siguiente esquema: avala un máximo de tres subas anuales de entre 3 y 9,5% cada una, según las categorías “masivos”, “selectivos” y “premium”. De tal manera que, en el año, esas categorías pueden llegar a sumar alzas del 7, 14 y 18% respectivamente.

Después de un enero “muy tranquilo” en cuanto a los pedidos de aumentos, a fines de febrero, el engranaje inflacionario empezó a cobrar fuerza en el edificio de Diagonal Sur. Así, el lunes, otras cinco grandes empresas -entre ellas Colgate Palmolive, Pernod Ricard, Cepas Argentinas y Aguas Danone se sumaron a la movida para conseguir la venia para los aumentos.

Las subas que empiezan a regir a partir de marzo también alcanzan a las yerbas, a los vinos de Dellepiane y Bodegas Orfila y a los cosméticos de Revlon en un rango del 7 al 9%, según los productos.

También la multinacional Unilever se anotó con subas de entre 3,5% (para los artículos masivos) y 9%, en esta primera etapa. Y hubo autorizaciones también para los productos elaborados por Frigoríficos Calchaquí, que subirán entre 3,5 y 9%, los de Quickfood y los de San Ignacio.

El mayor movimiento de las empresas para conseguir subas en sus productos coincide con la apreciación de los economistas en cuanto a una posible aceleración de la inflación durante marzo . Es un mes estacionalmente propenso a la suba del costo de vida por el inicio de las clases, entre otros factores. Y también con el dinamismo que evidencia el consumo y que sigue avalando las subas.

Los alimentos, por su parte, suman presión todos los meses. En enero, por ejemplo, el informe de la Liga de Acción del Consumidor ADELCO, que sigue la evolución de los valores de productos de consumo básico en super e hipermercados, reveló un aumento del 4,82 % en los artículos de marcas líderes y del 3,18% en los de precio más barato de góndola.

Si bien los economistas advierten que esta cifra no puede ser tomada como un índice de inflación, es un indicio de los incrementos que afectan al rubro de la alimentación.

En febrero, aparentemente, las subas fueron más acotadas. Según el relevamiento de la asociación Consumidores Libres en un conjunto de 38 productos, se registraron un aumento promedio del 0,79%. Esta misma canasta acumula un 2,42% si se contempla el movimiento de los precios desde que comenzó el año.

Para el 2011, las consultoras privadas proyectan una inflación que oscila entre el 20 y el 28%. Un dato que fluctuará al ritmo de las paritarias, por un lado, y también del comportamiento de los precios del consumo masivo.

 

Author: Natalia Muscatelli