AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

En Argentina hoy se industrializa sólo el 50% de la oferta maderera de los bosques cultivados.
Fecha de publicación:28/03/2011
País: Argentina
La industria forestal argentina está desperdiciada, según evaluó el director de Celulosa Argentina, José Urtubey, hermano del gobernador salteño, que indicó que sólo se esta industrializando alrededor del 50% de la oferta maderera de los bosques cultivados argentinos.

Urtubey, que es vicepresidente de la Asociación Forestal Argentina (AFoA) y asesor en la materia para la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) expresó que para revertir la situación, la Argentina necesita recibir inversiones inmediatas por al menos u$s 3.000 millones, para poner en valor social y económico un recurso renovable”.
Las posibilidades de la industria nacional son enormes si se tiene en cuenta que existen 1,1 millón de hectáreas de bosques cultivados donde se puede desarrollar la actividad forestal –que hoy ocupa el 90% de ese espacio, según AFoA–. Las empresas que trabajan en la Argentina exportan por alrededor de u$s 1.000 millones y dan empleo a 500 mil trabajadores indicó a entidad.

Pero mientras el gran potencial nacional está desaprovechado, dos de las principales empresas del sector que operan en la argentina se repliegan en el país. Tanto CMPC como Alto Paraná, ambas de capitales chilenos, están recortando operaciones en la Argentina después de que la última crisis internacional que recortó la construcción en dos compradores claves de la Argentina: Estados Unidos y España.

En octubre de 2010, uno de los aserraderos más grandes de América latina, Bossetti, ubicado en la provincia de Misiones y propiedad de la empresa Alto Paraná, dejó de operar por la retracción de las exportaciones. Orientado casi exclusivamente a la exportación de pino, no logró superar la fuerte retracción de la demanda internacional de madera aserrada que se inició con la crisis de 2008.

En paralelo, en diciembre pasado se supo que la empresa CMPC, el segundo mayor productor chileno de celulosa, puso en venta su filial forestal argentina Bosques del Plata, que posee 65.000 hectáreas de bosque plantado, especialmente pinos, en la Argentina. Según pudo saber El Cronista, aún no hay comprador para esta unidad de negocios.
Con ocasión de la celebración del día forestal mundial, el presidente de AFoA, Adrián Lerer, apuntó a la necesidad de promover plantaciones forestales en forma sostenible para quitar presión al uso de bosques nativos. La Argentina cuenta con 30 millones de hectáreas de estos bosques, que capturan y almacenan agua y pueden desempeñar una función importante en el suministro de agua potable para millones de personas.

Según el último informe de la FAO, para el año 2025, unos 1.800 millones de personas vivirán en regiones donde hay escasez total de agua, y dos terceras partes de la población mundial podrán sufrir condiciones de falta de agua.

El informe concluye que los árboles contribuyen a reducir los riesgos asociados al agua, como los deslaves, las inundaciones locales y la sequía, y ayudan a prevenir la desertificación y la salinización.
La FAO llamó a promover industrias forestales sostenibles en su último informe de Situación de los Bosques en el Mundo.
Palabras clave: bosque, forestal, madera, industria