AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Importaciones generan pérdida a los agricultores peruanos
Fecha de publicación:30/03/2011
País: Perú
Fuente: La Primera

Asociación de Productores de Arroz afirmó que las pérdidas por las hectáreas no sembradas a raíz de las sequías pudieron prevenirse, también aseguró que las importaciones ocasionan enormes ganancias para los intermediarios.

Las 24 mil 528 hectáreas que se dejaron de sembrar en Lambayeque (17 mil has.), Piura (5 mil 328 has.) y Selva Alta (2 mil 200 has.) como consecuencia de las sequías de inicio del presente, produjeron pérdidas por S/. 226 millones, estimó la Asociación Peruana de Productores de Arroz (APEAR).

De dicho monto, S/.175 millones corresponden a pérdidas directas para el agricultor por la menor siembra, y S/.52 millones por los salarios que dejaron de percibir los hombres del campo.

El director general de APEAR, Víctor Vásquez Villanueva, afirmó que el Ministerio de Agricultura (Minag) no aplicó políticas de prevención ante las sequías. Coincide Reynaldo Trinidad, director de Agronoticias, quien sostiene que el Minag no ha tenido una planificación concertada con los productores.

“El ministro (Rafael Quevedo) sabía de la llegada del Fenómeno de la Niña y debía prever, pero solo se ha enfocado en lograr un crecimiento escandaloso de las agroexportaciones, de esta forma los únicos que ganan son los que exportan”, acusó Trinidad.

Importaciones perjudiciales
Si bien APEAR dice que las actuales reservas de arroz aseguran el abastecimiento de cereal al consumo local hasta los primeros cinco meses del 2012, afirmó que un grave problema para la producción nacional son las importaciones que para este año aumentaron en 34% en el primer trimestre respecto a similar período de 2010.

De acuerdo al gremio arrocero, el incremento de las importaciones está siendo alentado por la caída constante del dólar estadounidense y la irracional eliminación de los aranceles bajo el “argumento de la competitividad”. “La caída del dólar esta induciendo a mayores importaciones y lo seguirá haciendo y lo peor es que no existen medidad de contención a las importaciones”, advirtió.

Según Vásquez, los beneficiados con estas importaciones son los intermediarios y aseguró que los precios locales del arroz no tienen por qué elevarse.

De acuerdo al estudio de APEAR el costo neto por tonelada métrica (TM) de arroz importado es de S/ 1,756 (US$ 650), sin embargo la TM a los comerciantes (en los centros de abastos) se le vende a S/. 3,200 (US$ 1,185) casi el doble. Entonces, las empresas importadoras obtienen un margen de ganancia por TM de S/.1,444 (82% ganancia)

Para Trinidad, se debe disponer un mecanismo de control estricto de las importaciones de arroz procedente especialmente del Asia (Vietnam y Tailandia) ya que en muchos casos el cereal que se importa de esos países es de mala calidad y con riesgos sanitarios para los cultivos nacionales.

También planteó que, como mecanismo de defensa y soporte de este cultivo que involucra a 120 mil productores, se debe restituir los aranceles a la importación del cereal, pues liberado y con subsidios, hace competencia desleal a los arroceros nacionales.

Cultivos alternativos
Los especialistas proponen cultivos alternativos al arroz con el fin de subsanar las hectáreas que se pierden. Entre los comestibles que podrían sembrarse se encuentran el maíz, cuya importación es del 60% del consumo nacional, el trigo (90% es importado), entre otros.

El dirigente arrocero afirmó que el Minag debe reordenar el programa de importaciones para evitar la saturación del producto -arroz-, con lo que simplemente se afectaría a los productores que ya tienen mucho que afrontar por los efectos de la falta de agua para el riego.

“El Minag debe ejecutar la propuesta que Apear le envió hace cuatro meses, la que planteaba los beneficios de sembrar maíz y trigo, como cultivos alternos al arroz en aquellas zonas aptas para estos cultivos y así evitar que los arroceros sigan perdiendo recursos y capacidad para afrontar los riesgos”, subrayó.

Sin embargo, el director de promoción del Minag, Augusto Sayán, sostiene que las importaciones de arroz no representan ningún peligro para la producción nacional pues asegura que esta (compra de arroz del exterior) es mínima. Respecto al sembrado de productos alternativos al arroz dijo que antes se debe analizar si las tierras son aptas para el cultivo para evitar así que el productor pierda sus inversiones.

Frente a esto el especialista de Agronoticias aseguró que ya se tiene conocimiento de qué tierras son aptas para el sembrado de maíz, trigo, menestras y algodón.

Palabras clave: arancel, importación, cereal, arroz,sequía