AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Guatemala podría sufrir una nueva crisis alimentaria
Fecha de publicación:19/04/2011
País: Guatemala
Fuente: Acción contra el Hambre Internacional

Miles de familias se están quedado este mes sin maíz y frijol en sus hogares, lo que puede poner en peligro la salud nutricional de la población, según el primer Informe de Seguridad Alimentaria y Nutricional del Corredor Seco para el 2011 elaborado por Acción contra el Hambre
¿Culpables? Las lluvias y la sequía que han afectado los dos últimos años a la región han mermado las cosechas y han disparado el precio de los alimentos en los mercados locales

Más del 90% de las familias encuestadas en el Corredor Seco (zona que recorre Guatemala desde la capital hasta la frontera con Honduras, y que por el sur llega hasta Nicaragua) aseguran que apenas les queda frijol. La reducción drástica de las cosechas ha hecho subir un 35% los precios del maíz y el frijol en la región en los últimos meses. En Jalapa y Chiquimula cada persona está consumiendo 0,9 libras por persona al día, cuando el consumo promedio de la zona sería de 1,23 libras. Las propias comunidades han establecido en 0,75 libras al día el límite para asegurar que “se quedan con hambre después de comer”. Ya estamos cerca.

“Todos los años suele producirse un periodo de escasez de alimentos, antes de la siguiente cosecha, entre el mes de junio y agosto, pero este año este periodo se ha adelantado tres meses.”, explica María Bernárdez, técnica de seguridad alimentaria en Acción contra el Hambre. Sin embargo, la época de demanda de trabajadores temporales para el café concluyó este año en febrero, un mes antes de lo normal. El adelanto de tres meses del periodo de escasez de alimentos constituirá una dura prueba para las estrategias tradicionales de adaptación de las familias, como reducir el número de raciones diarias, comprar alimentos más baratos y menos nutritivos, la migración laboral o, solución de último recurso, descapitalizarse vendiendo sus bienes y enseres.

“Solucionar este problema repartiendo bolsas de comida no es lo más adecuado para este contexto. En Acción contra el Hambre preferimos apostar por opciones menos asistencialistas como los programas de Mano de Obra Intensiva, que permiten a los más vulnerables obtener ingresos a través de la realización de trabajos para la comunidad. Ofrecer empleo temporal no cualificado es más digno que regalar comida”, asegura José Luis Vivero, coordinador de Acción contra el Hambre en Centroamérica.

Acción contra el Hambre emplaza además a la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional guatemalteca (SESAN) a retomar la búsqueda activa de casos de desnutrición aguda en las comunidades, desplazando hasta ellas a los vigilantes nutricionales encargados de la medición de los niños menores de cinco años, los más vulnerables ante la escasez de alimentos. Según Naciones Unidas, América Latina y, Guatemala en concreto, están entre las zonas que no han logrado reducir el hambre en 2010.

Los sitios centinela promovidos por Acción contra el Hambre y otras organizaciones internacionales reportan regularmente sobre la disponibilidad, acceso y consumo de alimentos en 60 puntos del país. Acción contra el Hambre recoge esta información en los departamentos Chiquimula, Jalapa y El Progreso, y con ella ha sido posible la realización de este informe.

Palabras clave: Guatemala, crisis alimentaria, precios de los alimentos
Publicado por: Infoagro.com