AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

INTRODUCCIÓN al Seminario sobre vínculos para el comercio agrícola entre América Latina y China
Fecha de publicación:30/10/2011
País: América Latina y el Caribe
Fuente: AGRONoticias

El Contexto

América Latina está despuntando como la región con un mayor crecimiento agrícola y Brasil hace gala del sector agropecuario con un crecimiento más rápido. Por su parte, China ha pasado de ser un importador agrícola a pequeña escala (1,4 por ciento de las importaciones mundiales en 1990/2001),  para convertirse en el quinto exportador con un 5,4 por ciento de las importaciones mundiales en 2006/2007.

El total de la balanza comercial de China con América Latina ha aumentado sustancialmente durante las últimas dos décadas: su tasa de crecimiento ha sido mayor que la del resto de regiones del mundo desde 2005. La mayoría de los productos exportados de América Latina a China pertenecen al sector primario, mientras que las exportaciones de China a América Latina consisten en productos industriales. La demanda china de productos agrícolas se centra en productos alimentarios como semillas oleaginosas. Los países especializados en este tipo de productos (Brasil y Argentina, por ejemplo) muestran un gran interés en el mercado chino. Por otro lado, los crecientes subsectores chinos, como el de las frutas y hortalizas, compiten cada vez con más fuerza con otros proveedores mundiales ubicados en América Latina, como Chile y Perú.

China está promoviendo reformas estructurales en su sector agrícola con el fin de aumentar la productividad y mejorar la seguridad alimentaria, a la vez que amplía sus inversiones directas en el extranjero para asegurarse la provisión de materias primas.

El seminario

La División del Centro de Inversiones de la FAO, dentro del marco de programa de Cooperación Técnica de la FAO y el Banco Mundial, organizaron un Seminario sobre vínculos para el comercio agrícola entre América Latina y China. Este seminario tuvo como objetivo ofrecer un foro para el intercambio de conocimientos y la presentación de la última información de los estudios de caso sobre el desarrollo de vínculos para el comercio agrícola entre América Latina y China, además de las oportunidades y retos que presentan para las economías de América Latina.

El seminario contó con una gran participación de responsables de políticas, empresarios, académicos universitarios y personal de organizaciones de cooperación internacional. Los debates fueron muy abiertos y los participantes chinos, tanto de la esfera gubernamental como académica, expusieron claramente las políticas pública de China y expresaron su visión sobre las perspectivas de futuro para el comercio de productos agrícolas básicos. Por su parte, los expertos de América Latina reconocieron las oportunidades actuales que se le presentan a la región, especialmente con la influencia ejercida por la creciente demanda china en los mercados agrícolas mundiales. Todos los participantes coincidieron en que el futuro requerirá acciones políticas más contundentes e inversiones para apoyar los retos de crecimiento que se avecinan.

Los resultados y el seguimiento

En resumen, parece que el comercio de soja continuará creciendo a la par que la población china demande mayores cantidades de aceite de soja y productos animales (animales alimentados con piensos a base de soja), mientras para China la prioridad es la producción de cereales (trigo, arroz y maíz). El principal reto e medio plazo para países como Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, que son altamente competitivos en la producción de soja, es establecer la infraestructura necesaria y aprovechar las inversiones disponibles para asegurar un suministro que satisfaga la creciente demanda externa. Con referencia a los países especializados en frutas y hortalizas, principalmente Chile y Perú, el gran reto es mantener su competitividad en un contexto formado por cadenas de suministro dirigidas por la demanda y múltiples competidores nacionales que innovan en tecnología y mejores prácticas de gestión. Teniendo en cuenta lo anterior, los gobiernos de América Latina necesitan implementar políticas públicas a largo plazo que contribuyan a aprovechar la situación actual de los mercados, a la vez que aseguren la protección de los recursos naturales y mantengan la capacidad de producción y la diversidad agrícola intensificando la capacidad de exportación.

En práctica, durante el seminario se propuso trabajar en el establecimiento de asociaciones bilaterales y multilaterales entre países de América Latina y China, incluyendo la participación de organismos de Naciones Unidas e instituciones crediticias internacionales. Estas asociaciones sentarían las bases para un diálogo de intercambio de políticas más productivas que permitiría relaciones en un clima de mayor confianza, un comercio agrícola más transparente y previsible y, en última instancia, un uso más eficiente de los recursos de inversión.

El informe del seminario que se presentará próximamente incluirá conclusiones más detalladas de este evento. La FAO y el Banco Mundial trabajarán conjuntamente para identificar los perfiles adecuados y los medidas prácticas para impulsar las asociaciones recomendadas durante este seminario con vistas a desarrollar un marco mejorado que guíe las intervenciones en apoyo de proyectos de inversión mejor calibrados.

Palabras clave: vínculos, América Latina, China, comercio agrícola
Publicado por: AGRONoticias