AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Un virus de la yuca coloca a África oriental al borde de la epidemia
Fecha de publicación:16/11/2011
País: Mundial
Fuente: FAO - Centro de Prensa

Una nueva variedad de enfermedad de la yuca infesta una vasta zona de la región del África oriental, especialmente en la zona de los Grandes Lagos, y pone en peligro una fuente vital de alimentos e ingresos, informa la FAO.

Los expertos de la Organización afirman que  la raya marrón de la yuca está a punto de convertirse en epidemia, y pidieron un aumento urgente de la financiación, investigación, capacitación, vigilancia y otras medidas para ayudar a los agricultores y a los mejoradores.


La aparición de esta enfermedad en zonas antes intactas, y la falta de una financiación continua para investigación y desarrollo a fin de afrontar el CBSD en esta región, se suman a la amenaza que ya representa el mosaico de la yuca.

En Rwanda, un análisis de la vigilancia llevado a cabo por el Instituto Nacional de Investigación Agrícola en el año 2010 mostró una tasa de 15,7% de la infección en las variedades locales y 36,9% en las variedades mejoradas.

"Ninguna de las variedades de yuca que se están distribuyendo actualmente a los agricultores parece ser tolerante a los efectos de la raya marrón de la yuca. Es urgente obtener información del alcance y gravedad del brote, y apoyar las inversiones para determinar las variedades tolerantes a esta enfermedad y estrategias de adaptación para los agricultores", informa Jan Helsen, dirigente de la Iniciativa Regional para la Yuca en África oriental y central, financiada por la Unión Europea.

Signos ocultos

Uno de los retos que afrontan los que están tratando de frenar la propagación del CBSD es la detección oportuna de la enfermedad.

"La enfermedad se manifiesta de diferentes maneras, de acuerdo a las condiciones locales. En algunos casos sólo presenta síntomas en las raíces. Se pueden encontrar raíces podridas en una planta aparentemente sana al cosecharla, con consecuencias obvias para la seguridad alimentaria", explicó Helsen.

La yuca representa hasta un tercio del total de la ingesta de calorías de la población de países como Burundi, Rwanda, Uganda y la República Democrática del Congo.

"Gracias a la previsión y el apoyo científico del Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA), hay actividades en marcha para entender la epidemiología de esta enfermedad, pero hará falta más apoyo a esta actividad, así como la selección e introducción de variedades tolerantes al CBSD", añade Helsen.

Alimento básico

Entre las medidas a corto plazo necesarias para combatir la raya marrón de la yuca está incrementar la vigilancia de esta enfermedad y hacer inspecciones con regularidad; sensibilizar a las comunidades sobre el peligro de la raya marrón; y utilizar capacitación directa para los agricultores, como las escuelas de campo de la FAO, a fin de introducir prácticas comunitarias para prevenir la introducción y propagación de esta enfermedad, como la eliminación de las plantas infectadas.

Entre las medidas recomendadas también está prohibir la distribución de plantas infectadas entre distritos y zonas y, en caso de infección, utilizar estrategias de adaptación como la cosecha temprana de la yuca, antes de que aparezcan los síntomas y se puedan producir daños considerables.

Aumentar la resiliencia

Desde alrededor de 2006 la FAO y Catholic Relief Services (CRS) han ejecutado dos proyectos regionales para la yuca, financiados respectivamente por la Unión Europea y la Fundación Bill y Melinda Gates, de apoyo a agricultores vulnerables afectados primero por el mosaico de la yuca y ahora por la raya marrón. Los proyectos han proporcionado acceso material de siembra limpio o libre de virus. Los proyectos tienen como objetivo crear capacidad de prevención ante la enfermedad y fortalecer la resistencia de los agricultores ante los brotes de ambas enfermedades.

"Afortunadamente el IITA y sus asociados nacionales de la región actualmente están desarrollando ocho variedades resistentes a la enfermedad del mosaico de la yuca que muestran cierto grado de tolerancia ante la raya marrón. A través de los acuerdos del programa actual, estas variedades podrían estar disponibles en general en los próximos 18 a 24 meses, siempre que se encuentren recursos para contribuir a las actividades de multiplicación y distribución", indicó Helsen.

Helsen afirma que se han establecido comités directivos nacionales para la yuca a fin de coordinar la respuesta ante la enfermedad, pero necesitan más tiempo y recursos para asegurar que algunas de las variedades tolerantes a la raya marrón que se están produciendo se puedan multiplicar y ofrecer en toda la región.

Siguientes medidas

En este año se ejercerá de nuevo una vigilancia más extensa en Rwanda, Burundi y la República Democrática del Congo, lo que ofrecerá una imagen más completa de la aparición y propagación de la enfermedad.  Para ayudar a crear conciencia del impacto de esta enfermedad, la FAO y CRS están llevando a cabo un estudio rápido de los efectos de la raya marrón de la yuca en la seguridad alimentaria en toda la región.

Palabras clave: yuca, África, virus, FAO, Grandes Lagos