AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Emergencia fitosanitaria en Colombia
Fecha de publicación:07/12/2011
País: Colombia
Fuente: ElProductor.com

Las lluvias de las últimas semanas afectaron los cultivos de algodón, arroz y frutales de varias localidades huilenses. Tito Alberto Suárez, director del ICA-Huila, dijo que aumentó la presencia de plagas que afectan a 7.000 hectáreas. La entidad inició jornada para erradicar los daños en los sembrados.

La ola invernal que vive el Huila no solo deja inundaciones, casas averiadas, carreteras colapsadas, sino miles de hectáreas con cultivos afectadas.

Las lluvias caídas sobre todo el territorio departamental generó la presencia de plagas en los cultivos, especialmente en los de algodón, arroz y frutales, lo que conllevó a que las autoridades sanitarias de la región tomaran medidas urgentes, con el fin que la afectación aumente y haya pérdidas económicas en el gremio agrícola.

Según los reportes del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) seccional Huila, ante la emergencia comenzaron una campaña de la erradicación de socas en los sembrados de algodón, en los cultivos de frutas se erradican hongos en plantaciones de pitahaya, maracuyá, granadillo y gulupa, mientras que en las plantaciones de arroz se controla la presencia de ácaros en las semillas.

Para llevar a cabo estas campañas de erradicación de bacterias y plagas, el ICA invierte la suma de 687 millones de pesos. “Todo esto se ha presentado fruto de las altas precipitaciones de la ola invernal que afectó a los renglones algodonero, arrocero y frutales. Ante las pérdidas que pueden tener los cultivadores se decidió actuar rápidamente en los municipios donde más se siembran estos productos, a la vez, alivianar las cargas económicas que tienen los agricultores debido a los daños que les dejaron las lluvias”, indicó Tito Alberto Suárez, director del ICA-Huila.

Los daños

El reporte del ICA señala que los cultivos de arroz, especialmente del municipio de Campoalegre, son afectados actualmente por vaneamientos en las espigas, hay presencia de hongos y bacterias como la Burkholderia Glumae y el ácaro Steneotarsenemus Spinki.

“En el caso de los cultivos del arroz, se hace una labor conjunta con la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), donde se monitorean cerca de 1.700 hectáreas sembradas con el grano. Estos trabajos se realizarán en Campoalegre, Palermo y Villavieja. El objetivo es identificar cuáles son las enfermedades que atacan a los sembrados”, acotó Suárez.

Agregó, que para ejecutar los trabajos se crearon brigadas, manejos sanitarios y operativos de control, con el fin de proteger a los cultivos de arroz, del cual dependen 20.000 familias del departamento del Huila.

“Para mejorar los sembrados y evitar que las enfermedades afecten más arrozales, hoy se entregará en Campoalegre semilla certificada de arroz a 87 productores que fueron afectados por la ola invernal y que están registrados en los Clopad para entregarles a cada uno cuatro bultos por hectárea”, afirmó Tito Suárez.

De otro lado, la entidad también inició un proceso de control de enfermedades en 1.000 hectáreas cultivadas con algodón en las poblaciones de Aipe y Villavieja, sembrados que hoy se afectan con la plaga denominada picudo, Anthomus Grandis, con una incidencia del 60 por ciento, razón por la cual los funcionarios del ICA, iniciaron la erradicación de socas.

La presencia del picudo en los algodonales, junto con otras enfermedades como la ramularia y antracnosis han perjudicado a cerca de 240 agricultores de estas dos localidades, porque debido a la presencia de las plagas, la cosecha bajó un 30 por ciento en su producción.

“El plan de acción también contempla capacitaciones dirigidas a los algodoneros donde se les enseña la manera de destruir las socas afectadas, manejo y aplicación de los insumos”, acotó el director del ICA.

Quien además hizo un llamado a los agricultores de la región para que asistan a las jornadas de capacitación que el ente realiza, buscando propiciar un manejo adecuado del cultivo del algodón.

Frutales afectados

Otro renglón afectado por el invierno es el de los frutales, donde 2.864 hectáreas cultivadas con maracuyá, pitahaya, gulupa y granadilla se pierden en fincas de las poblaciones de Palestina, La Argentina, Suaza y La Plata.

Estos frutales, según los reportes del ICA, son atacados por el hongo Fusarium Sp, que provoca la pudrición de las raíces y tallos, como la muerte de la planta, a la vez la mosca del ovario, Dasio Sp, las afecta causando la caída de las flores.

Para esto, el ICA realiza el manejo integrado de estas plagas con la ayuda de 810 fruticultores.

Estas afectaciones en los cultivos de arroz, algodón y frutales han bajado los precios de estos productos, porque en el caso de las frutas, por culpa de las plagas, presentan manchas y esto desde el punto de vista de la presentación del alimento afecta y disminuye que se pague un mejor precio por él.

“Si un kilo de pitahaya se estaba pagando a 2.500 pesos el kilo, hoy se encuentra en el orden de los 600 pesos el kilo, por la situación fitosanitaria que han tenido. En cuanto a volúmenes de producción, en el caso del algodón, el picudo generó un bajonazo en el 20 por ciento de la producción, por eso, estos controles sanitarios pretenden que se mitigue el daño que tuvieron los sembrados”, explicó el director del ICA.

Otros cultivos

En cuanto a las afectaciones por plagas que puedan tener otros cultivos como el cacao o café, las directivas del ICA hicieron un convenio con Fedecacao, donde se ha monitoreado la presencia de plagas como la monilla que ataca los cultivos, a la vez, otra enfermedad conocida como la ‘escoba de la bruja’ que daña los tallos de las plantas y los frutos.

Mientras tanto, con la Federación y el Comité Nacional de Cafeteros, también se hizo un convenio con el fin de erradicar la roya y la broca, aunado al proceso de reconversión de cafetales, porque la meta es renovar el café caturra, por la variedad Castilla que es más resistente a las enfermedades que invaden a los cafetales.

Palabras clave: emergencia fitosanitaria, Colombia, Huila, algodón, arroz, frutales