AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

El Arazá, un frutal alternativo para la Amazonía Ecuatoriana
Fecha de publicación:12/12/2011
País: Ecuador
Fuente: ElProductor.com

La Región Amazónica es uno de los centros de origen de las especies alimenticias, entre las que se destacan los frutales amazónicos como el arazá, originario de esta región, que se encuentra en las seis provincias amazónicas de nuestro país y forma parte de las chakras de los pequeños productores.

El Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias, INIAP, a través de la Estación Experimental Central de la Amazonía, ubicada en la provincia de Orellana, está fomentando este cultivo dentro de los sistemas agroforestales, para que las familias que viven en el campo puedan adoptarla en beneficio de la comunidad.

Con este propósito, el Programa de Fruticultura, de la Estación Central de la Amazonía del INIAP, está difundiendo la tecnología para el manejo de este cultivo.

El arazá es un fruto que sigue el proceso de maduración después de la cosecha (climatérico) por lo tanto se puede cosechar a partir de los 38 días de cuajada la fruta, existiendo cuatro cosechas en el año, cada tres meses a partir de febrero.

El rendimiento es de 14 toneladas por hectárea al año. Es una fruta rica en magnesio, fósforo, sodio, hierro, zinc, entre otros minerales.

Con la fruta de arazá se puede elaborar jugos, batidos, cócteles, tortas, bolos, mermeladas, pulpas, deshidratados, confitería, vinos y perfumes pues es un fruto muy aromático.

Con el fin de promocionar este frutal, los técnicos del Programa de Fruticultura han elaborado un divulgativo en el cual explican la importancia de esta fruta, su taxonomía, los requerimientos climáticos y edáficos, la propagación, la plantación, fertilización, control de plagas y malezas, podas, cosecha, usos y composición química y nutricional de esta fruta.

Los autores de esta publicación son: La Ing. Yadira Vargas, el Ing. Patricio Jaramillo, el Agrónomo Wilson Alcívar del Programa de Fruticultura de la Estación Experimental Central de la Amazonía.

La fruta tropical del arazá se cultiva a escala artesanal, tanto en estas regiones como en América Central desde los años 80. El cultivo se lleva a cabo junto con otras frutas y árboles útiles. Este tipo de explotación es sostenible.

La pulpa amarilla y jugosa es ácida y, por tanto especialmente adecuada para bebidas refrescantes. Gracias al efecto estabilizante de las pectinas de su propia pulpa, el arazá es especialmente adecuado para la fabricación de productos lácteos exóticos. El arazá tiene un sabor propio entre el de piña y el de mango.

Palabras clave: arazá, INIAP, sistema agroforestal, Amazonas