AGRONoticias América Latina y el Caribe
 

Noticias: detalle

Ecuador impulsa la inversión de las petroleras en una reserva natural
Fecha de publicación:20/01/2012
País: Ecuador

La apertura a la inversión de petroleras transnacionales es parte de la estrategia que este año implementará el proyecto ecuatoriano Yasuní-ITT con el fin de lograr su meta de recaudar 291 millones de dólares anuales (224 millones de euros) de la comunidad internacional durante los siguientes 12 años a cambio de dejar petróleo bajo tierra en una de las zonas de mayor biodiversidad del planeta.

Para la jefa negociadora del proyecto, Ivonne Baki, no resulta contradictorio que el proyecto Yasuní-ITT, que promueve la preservación de los ecosistemas y el cambio de la matriz energética, reciba fondos de compañías petroleras extranjeras. “Ahora las petroleras también hablan de cuidado ambiental. Habrá empresas que pueden ser de las más contaminantes, y que no podemos aceptar. Pero la mayoría de las petroleras anuncian que quieren verdaderamente no dañar el medio ambiente”, asegura la funcionaria.

Baki asegura que hasta el momento no ha tenido contacto con ninguna empresa, pero espera que se puedan concretar inversiones. “No se han acercado a mí, pero he escuchado que quieren invertir, por ejemplo, British Petroleum y Shell", comenta Baki, quien se pregunta: "¿Por qué no hacer nosotros el acercamiento a otras compañías?”. Baki tampoco excluye de las inversiones en el proyecto Yasuní-ITT a la petrolera estadounidense Chevron. No obstante, diversos sectores sociales plantean reparos a la idea de que el mayor proyecto de protección ambiental de Ecuador reciba inversiones de petroleras acusadas de contaminación ambiental. Es el caso de Chevron, que ha tenido que afrontar, durante 18 años, una demanda judicial interpuesta por comunidades indígenas de la Amazonía ecuatoriana.

“A una empresa que genera un daño ambiental no se le puede decir que limpie su imagen aportando a una causa limpia”, señala Pablo Fajardo, abogado de las comunidades demandantes de Chevron, al recordar que a principios de este mes un tribunal ecuatoriano dictó una sentencia en segunda instancia que condena a la petrolera a pagar 8.641 millones de dólares (6.671 millones de euros), monto que podría duplicarse si la empresa estadounidense no pide disculpas públicas a las víctimas. En septiembre pasado, los tribunales de EE UU dictaron una sentencia que haría posible ejecutar la indemnización con los bienes que la empresa posee en Estados Unidos (en Ecuador no tiene bienes con los que responder). Ivonne Baki, sin embargo, no rechaza una aportación de Chevron, siempre que no se relacione con la demanda que por contaminación ambiental se tramita en su contra en Ecuador.

Discrepa de Baki el expresidente de la comisión técnica de la iniciativa Yasuní-ITT, Roque Sevilla. “En principio", afirma, "cualquier aporte para el proyecto sería positivo, pero el tema de una contribución de Chevron sería absolutamente polémico y una contradicción”. A juicio de Sevilla, otras empresas multinacionales podrían participar sin ningún problema porque “algunas tienen planes para sustituir la explotación de petróleo por otras energías distintas”.

En cualquier caso, Baki recalcó que no ha dialogado con Chevron, y negó la versión difundida el mes pasado por el ambientalista Mitch Anderson en el diario digital estadounidense The Huffington Post, en el sentido de que la funcionaria habría mantenido conversaciones con la petrolera para negociar una donación de 500 millones de dólares a la iniciativa ambiental a cambio del archivo de la demanda que se sigue contra la compañía en Ecuador.

El proyecto Yasuní-ITT ha recaudado hasta el momento 117 millones de dólares. Será a fines de 2013 cuando Ecuador evaluará si la estrategia de promoción internacional de la iniciativa y los acercamientos a Gobiernos, ciudadanos y empresas internacionales, entre ellas las petroleras, rinde los resultados esperados.

Palabras clave: ecosistema, Ecuador, matriz energética, inversión, desarrollo
Author: Paúl Mena Erazo
Publicado por: El País (España)